Hermoso

febrero 18, 2018

Título:  Pero Hermoso.

Autor:  Geoff Dyer.

Editorial:  Random House.

erh28733

Dicen que es uno de los escritores de no-ficción más importantes en la actualidad.  Ganador de múltiples galardones literarios, diría yo que el lector se encuentra en esta sucesión de relatos, que más parecen bolos de sus protagonistas que historias con desenlace, con un amante del jazz, pues no habría podido de otro modo componer este libro que novela episodios, conocidos unos más que otros, de la vida de los artistas que retrata.

Imagina Dyer qué pudo suceder a Young, Monk, Ellington, Pepper … en su peregrinaje musical y existencial, poniendo en manos del lector historias plausibles, experiencias vitales de los grandes del jazz, tamizadas por una prosa exquisita y veraz que permite al lector sumergirse en la vida de estos músicos y su época, décadas de los 40, 50 y 60, y que recuerdan al modo en que Scott Fitzgerald con sus historias nos zambulle en los locos años 20.

Siendo escasa la literatura de ficción en torno al Jazz, “Pero Hermoso” será un clásico en las décadas venideras, y figurará en la biblioteca de cualquier interesado por el género.

 

Anuncios

Actos de fe

febrero 13, 2018

Título:  How to create a mind.

Autor:  Ray Kurzweil.

Editorial:  Viking

cover_of_how_to_create_a_mind_by_ray_kurzweil

Es difícil encontrar hoy día en el mercado una contraportada con más halagos de personas relevante en su ámbito, en este caso la inteligencia artificial (IA).  Ray Kurzweil es un reconocido “futurista”, dícese del que predice con acierto lo que sucederá en décadas venideras.  Pero más allá de esto, hay que destacar su éxito en el desarrollo de tecnologías tan importantes como las que permiten a los humanos hablar naturalmente con los computadores (Siri por ejemplo).

Kurzweil propone un modelo simple y a la vez complejo, ese tipo de complejidad emergente que surge de sistemas sencillos, para el funcionamiento del cerebro, basado en reconocedores de patrones simples, y que de modo jerárquico se van uniendo hasta conseguir la capacidad de la inteligencia humana.

El libro hace una amplio recorrido por la inteligencia, desde el punto de vista formal, funcional y filosófico.  Repasa las teorías más conocidas sobre la IA, y propone modelos que llevan hasta los campos más discutidos:  mente, consciencia e identidad personal.

Pero si tuviera que destacar el elemento que me parezca de mayor mérito en el autor, sería su sinceridad;  porque al contrario que otros muchos de su estirpe, reconoce sin pudor que en algunas de sus propuesta no le queda más remedio que realizar un “acto de fe” o “leap of faith” literalmente.  Es el caso particular sobre su discusión de la consciencia, de cuándo y cómo surge en sistemas inteligentes, el yo personal del “pienso luego existo” de Descartes, y su relación profunda con los procesos cognitivos, la mecánica de su procesamiento y la consciencia que se le asocia.  Porque cuando otros dicen que los robots inteligentes del futuro serán conscientes, él dice que aunque cree que serán conscientes, no habrá modo de demostrarlo, ni será posible establecer un “test de Turing” para la consciencia, por lo que asume que está haciendo un “acto de fe”.

Plantea del mismo modo un experimento mental interesante, relacionado con el Yo o identidad personal que todos decimos sentir.  Y digo decimos sentir, porque cada uno solamente puede estar seguro del suyo propio.  Este yo tan personal, dice el autor que puede duplicarse:  si en el futuro dispusiéramos de tecnología suficiente para hacer una copia de todas las conexiones cerebrales de una persona y transplantarlas a un cerebro artificial, según el autor, nuestro yo personal surgiría simultáneamente en esa máquina, y sería tan yo como yo mismo.  Para ello recurre a un experimento mental:  Supongamos que sustituimos una neurona de nuestro cerebro por otra artificial.  ¿Seguiríamos siendo YO?  Seguramente todos diríamos que sí.  El lleva el caso al extremo, repitiendo el experimento neurona tras neurona, y realizando a cada paso la pregunta.  Como la respuesta siempre es la misma, al final del proceso, seguiríamos siendo nosotros mismos pero con un cerebro artificial.  A partir de ahí, el dice que una copia del mismo, por ser artificial y fácil de copiar, crearía el mismo YO personal que ahora tenemos, y él manifiesta de nuevo su “acto de fe” diciendo que ese YO no sería una identidad diferente si no la misma que tenemos.  Ya digo, lo bueno es que manifiesta su humildad por no poder demostrar aquello en que cree.  Y esto es importante porque en muchas ocasiones se pone en cuestión la fe de las personas en lo que no puede demostrarse.

También la ciencia está llegando cada vez más a ese punto, en el que manifiesta con humildad su incapacidad para llegar más lejos, y deposita su confianza en la fe.  Y sino pregunten a Gödel, Chaitin, y ahora a Kurzweil.

 

 

 


No sólo Jazz

febrero 2, 2018

Título:  El Jazz de la Física.

Autor:  Stephon Alexander,

Editorial:  Tusquets.

En el famoso documental sobre la historia del jazz que Ken Burns filmó con tanto éxito, y que a fuerza de verlo permite a uno disimular la ignorancia sobre el devenir de esta música a lo largo del siglo XX, aparece algún colega de Charlie Parker, hablando de su inteligencia e interés por disciplinas bastante alejadas de lo que se supone debe interesar a un intérprete de jazz.  Y nos cuenta como se podía mantener una conversación con Bird, no ya sobre Bach o Beethoven, sino sobre partículas elementales y la incompresibre física cuántica.

Francamente, creo que es más fácil que un físico entienda el jazz, que un asiduo a las jam sesion llegue a entender nunca algunas áreas de la física, incluida la cuántica.  Y no precisamente por incapacidad de los que se dedican al jazz.  Todo lo contrario:  por la hasta ahora incapacidad de los físicos de desarrollar una teoría comprensible del mundo en que vivimos.  El propio Richard Feyman, uno de sus máximos exponentes, expresaba su creencia firme, ciega diríamos, en los modelos matemáticos que la sustentan, y a la vez su incomprensión profunda de la realidad física que describen.

Qué curioso que el propio Feyman sea ejemplo de creyente en algo que escapa a la comprensión.

Dicho todo lo anterior, no hay excusa para ignorar lo que mueve el mundo.  Música, ciencia, literatura, arte…  todos deben ser elementos que formen parte de un menú intelectual equilibrado. Y el libro de hoy, permite de algún modo, acercar la física a la otra orilla.

El autor, Stephon Alexander, utiliza su experiencia vital como músico de jazz y físico teórico, para mostrar como se inspiró en el jazz para trazar su investigación, y con multitud de anécdotas, hila una historia que pretende acercar la física más abstracta al público general;  bueno, digamos mejor al músico de jazz general.

No obstante, creo que para adentrarse en cualquier terreno resbaladizo de la física, hay otras obras más recomendables.  El libro hace un largo recorrido, pero con no demasiada profundidad, en muchas áreas de la física, desde la cosmología, unificación, cuántica, relatividad, etc.  Un recorrido tan rápido y a tal altura que producirá vértigo al visitante casual, y dejará insatisfecho al que ya conozca algo de cada temática.

Así y todo, es una buena ocasión para ver que el que se dedique al jazz, también puede desarrollarse profesionalmente en otras disciplinas.

Acabemos este principio de año con un temita clásico, que está haciendo disfrutar a los alumnos de combo del instituto de jazz  y música moderna de extremadura.  Ojalá que también aquí podamos pronto mezclar el jazz con alguna otra disciplina, aunque no sea la física;  las nuevas tecnolgías, por ejemplo, por las que pasa el futuro de la sociedad que conocemos.

 

 

 

 


Una buena historia

febrero 2, 2018

Título:  Chamán.

Autor: Noah Gordon.

Editorial:  Roca editores.

161b9d505b5d2ecb37259b11a942a2ad

Hace pocos días se hizo viral la respuesta que un jovencito dio a su dedicada profesora tras una pregunta de examen referida al descubridor de América;  el lenguaraz y deshinbido pulilo le respondió con altanería indicando que todo el mundo sabe que América la descubrieron los indios americanos.

Más allá del trasfondo del asunto, viene a colacción el tema porque el libro de hoy fue premiado por la asociación de historiadores americanos, y recoge hechos notables, costumbres y maneras de los nativos en su relación con la clase dominante recién llegada;  la guerra civil norteamericana, las vivencias de los soldados presos, y, por supuesto detalles del quehacer diario de los médicos en la época, la enfermedades que trataban, las operaciones que practicaban, el avance de los métodos de anestesia, y un sinfin de detalles más, resultado del arduo trabajo de investigación del autor.

Sólo un pero:  el historia bien podría haber dado lugar a dos novelas, no sólo por el número de páginas, que también, sino por su comienzo con la historia Rob J. Cole, padre, como protagonista, y su posterior salto malabar con Chamán, su hijo, cuando el autor decide que es tiempo de mudanza en el protagonismo de la historia, de modo que en  su ecuador, siente el lector que cambia de camisa, como diría aquel.

Sirva esta novela como buen ejemplo para escritores amateurs:  es mucho el trabajo que requiere trazar una buena historia, y más aún recibir el premio que Chamán mereció.


Conversión

diciembre 31, 2017

Título:  John Henry Newman, crónica de un amor a la verdad.

Autora:  Meriol Trevor.

Editorial:  Ediciones sígueme.

newmanpicture

Conversión, transformación y cambio pueden ser sinónimos.  La vida que conocemos es materia de cambio.  El planeta que habitamos ha experimentado transformaciones notables en sus 4500 millones de años de existencia, cambios que han permitido el desarrollo de la vida en la tierra.  La teoría de la evolución de Darwin, y su versión de Síntesis evolutiva moderna, nos hablan de evolución y cambio, de especies que van y vienen, y de transformación hacia formas de inteligencia superiores.  El éxito de la vida en la tierra radica en su capacidad de convertirse y adaptarse a nuevas circunstancias.  No habrá sido un camino fácil;  un discurrir  lleno de piedras y obstáculos, con especies que se extinguen, y otras que se levantan;  Un camino tortuoso nos ha conducido a lo que somos.

También Adviento y Navidad son épocas propicias para el cambio.  Y el libro de hoy nos relata el discurrir de una pastor anglicano, en su transformación y conversión hacia la orilla del catolicismo.  Descubrimiento y transformación llena de ignorancias de los que ven alejarse a un hermano, y de los que reciben con desagrado a un extraño.

No es fácil alejarse del refugio de las convicciones previas y adentrase en la intemperie de lo nuevo.  Pero no hay crecimiento sin crisis;  No hay camino a la verdad que evite la duda.

J. Henry Newman buscó, estudió, cuestionó, y fue capaz de transitar ese camino tortuoso, como el del emigrante que deja su patria buscando nuevos horizontes, para encontrar su verdad;  una verdad compartida por muchos.

Sirva su ejemplo para los que siguen buscando la verdad.  Y para los que desde su refugio, contemplan la posible existencia de un horizonte inexplorado.


Dónde escuchar jazz

noviembre 18, 2017

Título:  Cómo escuchar jazz.

Autor:  Ted Gioia.

Editorial:  Turner noema.

cartel2017-5

Aunque es triste escuchar que la trompeta es una “madera”, o que Charlie Parker tocaba la trompeta, y todo esto hay que agradecerlo a la traductora de este libro, que lo mismo se atreve a traducir libros de jazz que de inteligencia artificial;  a pesar de todo, digo, este libro tiene su interés. Informaremos al autor de los desmanes cometidos en la traducción al español y vaya por delante entonces mi recomendación para leer la edición original en inglés.  La ignorancia es muy atrevida.  Para traducir, hay que dominar primero el área de conocimiento.  Que para traducciones mecánicas son muchas las herramientas online disponibles.

Dicho lo anterior, y aunque otros conocidos libros de Gioia van más dirigidos a público experto, el de hoy propone al neófito varias estrategias de escucha que permitirán apreciar los principales elementos del buen jazz:  desde el misterio del ritmo, tono y timbre, fraseo, pasando por la armonía, descrita todo ello en términos inteligibles.  Además, hace un repaso de los 150 nombres del Hall of Fame actual del Jazz, para que además de los clásicos, sepa el lector dónde buscar buen jazz.

Y puestos a buscar y escuchar jazz, afortunadamente va calando este género musical en la sociedad, como el buen vino, y crece la oferta en nuestro entorno más cercano.  Sirva de muestra el festival Badejazz en tierras extremeñas, que durante una semana y de forma intensiva, nos está permitiendo poner en práctica los consejos ofrecidos por Ted Gioia en el libro.

A disfrutar.

 


Una de romanos.

noviembre 11, 2017

Título:  SPQR.  Una historia de la antigua roma.

Autor:  Mary Beard.

Editorial:  Crítica.

9788498929553

Desde su fundación, hasta el 212.  Este es el período histórico que de forma magistral nos describe la autora Mary Beard sobre el imperio romano.  Y digo magistral no ya por la abundancia de datos y anécdotas, que son muchas, sobre los personajes que poblaron y gobernaron el imperio, sino por la forma que la doctora Beard, Premio Príncipe de Asturias, entre otros muchos galardones, es capaz de atrapar el lector en lo que en manos menos hábiles hubiera sido un espartano ejercicio de árida descripción histórica.

Este relato académico-divulgador de la autora nos permite adentrarnos en territorio romano, crearnos una imagen completa de su historia; conocer de cerca a sus más insignes figuras, míticas unas y de carne y hueso otras; y trazar un mapa de la europa de entonces que confluyó y dio origen a la que hoy conocemos.

El final del camino, el año 212, es elegido por Beard por las implicaciones sociales que tuvo:  ciudadanía romana extensiva a todos los habitantes del imperio, y religión oficial amenazada por un cambio de rumbo.  Puntos críticos que, queramos o no, han marcado el devenir de nuestro continente, y son causa y origen de nuestra cultura romana-judeo-cristiana.

No estaría de más que algunos dirigentes actuales tomaran este libro como medicina, para poder abrir los ojos a esta realidad innegable que es la europa de hoy, y sus raíces profundas en la de ayer.