Los límites de nuestra comprensión

noviembre 17, 2019

Título:  Próxima estación Futuro.

Autor: Ranga Yogeshwar.

Editorial:  Arpa.

futuro

Título adecuado para quienes no siendo aún lectores proclives a la divulgación científica quieran avistar los nuevos territorios que nos depara el avance de la ciencia actual.

La obra se quedará corta sin duda para lectores habituales de ciencia y tecnología, con pocas novedades sobre lo ya publicado, pero al menos plantea una cuestión que hace converger la ciencia, la razón y la teología:  ¿Habremos llegado ya a nuestro límite sobre el entendimiento de las leyes que rigen la naturaleza?  Aunque no menciona los principios de incertidumbre, ni el teorema de Gödel, elementos ambos que dejaron asombrados a los más acérrimos defensores del poder todopoderoso del razonamiento humano, mostrando nuestra incapacidad para conocer con precisión la naturaleza del universo, o las incompletitud demostrada de las matemáticas, sí presenta la física cuántica como ejemplo notable de teoría desarrollada por el intelecto humano, que aún siendo capaz de predecir resultados experimentales impide al homo sapiens entender realmente el “tejido” del universo. Ya lo dijo Richard Feynman.

Así pues llegamos a que la ciencia nos dice lo que hace mucho nos recuerda la teología:  que por naturaleza seremos incapaces de entender algunos misterios profundos del universo en que vivimos.  Y esto nos lo recuerda R. Yogeshwar.

Dicho lo cual, si eres lector habitual de divulgación científica, puedes pasar por alto esta obra.  En caso contrario,  y aunque recomendaría las “100 preguntas básicas sobre la ciencia” de Isaac Asimov para un aterrizaje en primera clase en esta disciplina, quizá este libro pueda servirte como punto de entrada actualizado a un tipo de literatura que no debería faltar en ninguna biblioteca.


Nobel

noviembre 1, 2019

Título:  Fateless.

Autor:  Imre Kertész.

Editorial:  Vintage.

Captura de pantalla 2019-11-01 a las 10.35.52

Supe hace pocos días leyendo las noticias, y coincidiendo con mi visita a Mulhousse,  su impresionante museo del automóviles, donado y creado por los Schlumpf, familia multimillonaria cuya afición a la colección de automóviles no tuvo rival, y al congreso Evolution Artificiel que en definitiva fue el motivo del viaje, que Buñuel declaraba a Galdós como una de las pocas influencias que tuvo en su obra.  Es buen momento de fijarnos en Buñuel ahora que su película de animación está en la carrera hacia las nominaciones del Óscar para 2020.  Decía del interés de Buñuel por Galdós, aunque olvidó -o quizá no tanto- incluirle en los créditos de sus películas basadas en obras del autor.  A pesar de todo, en sus entrevistas declaraba su admiración por el novelista, quizá el más importante del siglo XIX español, de quien decía que de haber escrito en inglés hubiera sido acreedor del Nobel de literatura.

Tengo que reconocer que mi acuerdo con Buñuel en este asunto es total.  Y también con quienes dicen que aunque se olvidara la historia de España en el XIX, la obra de Galdós serviría para componer y recuperar una fiel estampa de la época.

Reconozco a Galdós como uno de los grandes de la literatura Española, y si Cela mereció el Nobel, por nombrar alguno, Galdós merecería no ya uno, sino quizá dos premios de tal envergadura.

Dicho todo esto y sin desmerecer a los premiados por tan prestigiosa academia, que en años recientes hizo méritos para dilapidar tal prestigio, el libro de hoy sirve para traer a la palestra a Imre Kertész, autor que desconocía hasta que una visita veraniega a Budapest me llevó a buscar autores locales premiados.  La obra, encaja bien con la visita que a la Gran Sinagoga y su cementerio hacen los turistas, visita y libro que permiten conocer de primera mano los avatares y sufrimientos del pueblo judío en la Segunda Guerra Mundial.

El libro, en cierto modo autobiográfico, permite echar una mirada a la situación de los campos de exterminio desde dentro, narrado en primera persona, a la naturaleza humana y al sufrimiento de las víctimas.  Nunca están de más libros y autores como el de hoy, que no sólo destilan literatura de calidad, sino que muestran retazos de la historia que no debemos olvidar.


Símbolos

octubre 14, 2019

Título:  The Symbolic Species.

Autor:  Terrence W. Deacon.

Editorial:  Norton.

Captura de pantalla 2019-10-14 a las 10.18.06

Un interesante repaso a lo que sobre el cerebro conocemos, y la experiencia del autor para proponer una teoría de la evolución de la inteligencia basada en la comprensión simbólica.

El punto de vista evolutivo, las dificultades en el aprendizaje, el habla humana, el habla en otras especies, el león marino parlante… Una prolija información, llena de casos sorprendentes, que sirven al autor para argumentar cómo la inteligencia humana llegó a ser lo que es.

Interesante lectura para todos los que se dedican hoy a la Inteligencia, natural o artificial, inspiración que puede ser útil para nuevas propuestas, particularmente para los que se apoyan en la programación simbólica como base de la IA.


Inversión de futuro.

agosto 18, 2019

Título:  Hombres en la Luna.

Autor:  Takashi Yorimitsu.

Editorial:  Sigmar-Buenos Aires.

dav

Dos recientes aniversarios traen a la memoria este librito destinado a los más jóvenes, que con copyright de 1970, hacía del alunizaje del año previo el argumento para motivar mentes inquietas.

Quizá fuera este mi primer libro de ciencias, recibido como regalo hace ya muchos años. Desempolvado para recordar el 50 aniversario del Apolo XI, recientemente celebrado en los medios, sirve hoy como reflexión sobre el futuro, no tanto por las posibilidades que el libro plantea sobre la conquista lunar en décadas venideras, sino por la posible influencia en el camino que los jóvenes lectores pudieran tomar.

Recordamos así que recientemente celebrábamos el 90 aniversario del nacimiento de Ana Frank, y por tanto de su imprescindible diario y su triste desenlace.  Un reciente documental de National Geographic nos habla de la niña que soñó con ser escritora;  y de tantos otros niños que como ella vieron truncados sus anhelos.  Si ya es un drama la pérdida de vidas que cualquier guerra produce, el sufrimiento de los más jóvenes y a la postre su desaparición es el más triste desenlace para la esperanza de la humanidad.  Cuántos potenciales escritores, músicos y compositores, humanistas, historiadores, científicos, premios Nobel, descubridores de nuevas vacunas para enfermedades incurables… habremos perdido en las guerras.

Y aunque las guerras son la punta del iceberg, la falta de oportunidades, de recursos económicos, de materiales motivadores -como el libro de hoy- de profesores con vocación, el subdesarrollo y el hambre en el tercer mundo, y en definitiva todo aquello que roba oportunidades a los más jóvenes, son el mayor pecado de nuestro mundo moderno.

Sirva este documental sobre los últimos días de Ana Frank para recordar que cualquier esfuerzo que brinde oportunidades a los más jóvenes es una inversión para su futuro y el nuestro.


Digital drugs.

julio 28, 2019

Título:  Reclaiming conversation:  The power of talk in digital age.

Autor: Sherry Turkle.

Editorial: Penguin Books.

41tawfr2rhl

Profesora de estudios sociales en ciencia y tecnología del MIT, los obras de Sherry Turkle son indispensables para los que hoy día trabajan con los llamados “nativos digitales”.  Su C.V es meritorio, pero más aún lo es el certero análisis que en su “Reclamando la conversación” hace de esta nueva droga digital que habiendo prometido llevar la conexión entre personas a su máximo potencial, de la mano de herramientas como las redes sociales, whatsups y en definitiva de los dispositivos móviles inteligente que todo joven “integrado” en su entorno posee, nos ha conducido justo a lo contrario:  pandillas de amigos que en lugar de mirarse a los ojos para hablar de lo que les preocupa, fijan su mirada en las hipnóticas pantallas de los teléfonos móviles que han recibido como regalo en alguna fiesta familiar.

Basten dos ejemplos, tomados de los capítulos iniciales y finales, para entender a qué nos enfrentamos, y la dificultad para eludir este canto de sirena del siglo XXI que impide el diálogo efectivo, la conversación, para la comunicación sincera.

En los primeros compases de libro, nos presenta un padre que pasea con su hijo.  El padre, camina hacia el parque mirando la pantalla de su móvil, y su hijo, aún pequeño para disponer de tal artilugio, y que siente la lejanía emocional de su padre en ese momento le pregunta:  ¿Porqué traes el teléfono si vamos a jugar al parque?  La respuesta del padre parece razonable:  Por si surge una urgencia.  Y concluye la autora:  ¿Hay mayor urgencia en la sociedad actual que dedicar nuestro tiempo a la cercanía emocional y atención de nuestros hijos, a jugar en el parque con ellos concentrados en esta etapa fundamental de su aprendizaje?

Aunque son muchas las entrevistas y puntos de vista descritos, siento yo que se agrava lo que en su día provocó la televisión atrayendo de forma inevitable a la generación del baby boom, con alerta creciente de educadores; inevitable atracción debida, entre otros muchos factores, al modo en que el sistema visual animal funciona ante el objeto en movimiento -basta pensar en lo molestos titulares de noticias de actualidad que se desplazan sobre la parte inferior de la pantalla sin descanso en los modernos informativos y que inevitablemente obligan al espectador a perder la atención sobre la parte central y acudir de forma reiterada a leer dichos titulares, y por la facilidad del cerebro a convertirse en receptor pasivo, con un gasto energético muy inferior al requerido por el diálogo y razonamiento activo;  creo que el problema se acentúa con los medios actuales, que consiguen atar al usuario de forma tan efectiva, en muchos casos, como una droga, de modo que la atracción del dispositivo, la necesidad de recibir realimentación continua a través de las redes sociales, y la variedad tal de aplicaciones tratando de enganchar de forma activa al usuario -fuente fundamental de sus ingresos- nos lleva a la desconexión de éste con su entorno físico más cercano.

En fin, son muchas las reflexiones ofrecidas por la doctora Turkle, que requieren atención, incluido un capítulo final sobre el futuro de los robots y su papel no sólo en el mercado laboral, sino también en el emocional.  Cuenta así el caso de los supermercados que comienzan a sustituir a los “cajeros” humanos, por cajeros autónomos “robotizados”;  y lo compara con el cajero humano que tratando de conversar con los clientes a medida que pasa sus productos para el cobro, recibe como respuesta un:  “no me moleste, que estoy conversando por el móvil”.  Recuerda Turkle la época en que vendedores y clientes creaban una comunidad “afectiva y efectiva” en el barrio, y cómo basta mirar la cola de un supermercado hoy día para entender que, si no ponemos remedio, la conversación en la tienda habrá muerto, y el comportamiento inducido por los dispositivos móviles, que reclaman continuamente de forma egoísta nuestra atención, ayudará en el proceso de sustitución de trabajadores humanos por robots.

Libro imprescindible para cualquier trabajador del ámbito educativo.

 

 


La intrahistoria del jazz.

julio 7, 2019

Título:  The Story of Jazz.

Autor:  Marshall Stearns.

Editorial:  Mentor.

Cuando nos cuentan historias sucedidas en la noche de los tiempos, corremos el riesgo de perder los detalles.  Observar un hecho en la distancia, es como mirar al cielo una noche estrellada: solo podremos distinguir el brillo de los astros más brillantes del firmamento.

Algo parecido sucede con la historia del jazz y los libros actuales, que repasan una y mil veces los hechos mejor conocidos, las estrellas de relumbrón, pero a los que cuesta llegar a detalles que se han evaporado en los más de 100 años de historia del género.

Tuve ocasión en un reciente viaje a Wellington (NZ) de visitar una libraría de esas que llaman de “viejo”.  Y entre el mucho material disponible, encontré esta historia del jazz escrito en los años 50.  No miré más, ni me fijé en el autor.  La cercanía de su edición con los acontecimientos que narraba fue suficiente.  Y ciertamente encontré detalles que no había leído previamente:  por ejemplo, que el famoso “One o’clock jump” proviene un riff muy conocido y que utilizó con éxito Count Basie para este tejer este memorable título;  o cómo uno de los probables orígenes de la palabra “bebop” o “bop” es el término español “Arriba”, ó “riba”, y la forma de pronunciarlo de la época.  Historias de la historia, intrahistoria del jazz.

En fin, mucho material de interés recopilado por un autor, que luego he descubierto, tiene una importancia notable en la preservación del Jazz:  Marshall Stearns fue el fundador del Institute of Jazz studies en Nueva York, la organización con el archivo y biblioteca más grande del jazz del mundo.

Buen día hoy para hablar de jazz, y terminar recordando, a una de las figuras de la Bossa Nova que justo ayer nos dejó:  Joäo Gilberto.


Tener la negra

mayo 29, 2019

Título:  The black swan.

Autor:  Nassim Nicholas Taleb.

Editorial:  Random House.

712b3wqvoopl

La suerte es relativa.  Las leyes de probabilidad no.  Las curvas normales y gausianas son  lo más anormal del mundo, si hacemos un balance de fenómenos que lo cumplen.  Quizá no tanto. Pero mucho cuidado.

Un error en un proceso que sigue una curva normal causará un daño controlable.  Un error de diagnóstico o predicción en un proceso del que no conocemos bien su distribución es fatal.  Crisis del 29, 87, 2008.  Muestra pequeña pero suficiente

En este libro se hace un recorrido por dos territorios: “Mediocristán” y “Extremistán”.  Y el autor nos muestra como el natural desconocimiento que tenemos sobre el futuro causa problemas de una magnitud inimaginable en Extremistan.  Siendo la economía uno de los más notables ejemplos dónde tan funestas consecuencias pueden encontrarse, carga el autor sobre economistas “Nobeles” (que no “noveles”), que a pesar de ganar tan preciado “Nobel” galardón, siguen sin ser capaces de distinguir el territorio que transitan, y con sus eruditos diagnósticos han provocado negra suerte a quienes les escuchan y siguen.

En fin, libro imprescindible para ahondar un poco más en la naturaleza inevitable del desconocimiento humano.