Aprender Jugando 2

Título: How Computer Games Help children Learn.

Autor: David Williamso Shaffer.

Editorial: Palgrave McMillan.

No solo de novela y poesía vive el hombre. Conviene diversificar la lectura y cultivar otros géneros literarios, que aunque todo sea negro sobre blanco, el lenguaje y contenido que encontremos puede alimentar muy diversas sensibilidades de nuestro espíritu. La divulgación científica, por ejemplo, se convierte en vehículo fundamental para que todos podamos conocer y entender el mundo en que habitamos, y si  agradecemos a los genios de la ciencia su labor -sin ir más lejos, este año a toca Galileo– igualmente hay que tributar elogios a los que han sabido difundir el conocimiento en suaves dosis para que cale en todos los estratos sociales.   Ocasionalmente se funden en un mismo personaje la magia de la ciencia y la pasión por contarlos a los demás.  Carl Sagan supo unir una ciencia de primera con su vocación divulgadora.  Hablaremos otro día de Sagan y quizá de su colega Drake, y de Popper.   Pero eso será otro día.

Continuamos hoy devanando el ovillo de la línea técnica-divulgadora en un campo muy concreto, el de los videojuegos. Hace días discutíamos sobre niños y aprendizaje, y el valor de los videojuegos actuales. Hay un mar de fondo en nuestra sociedad que se agita y nos salpica con mensajes basados en la inutilidad y negatividad de los videojuegos. A veces, algunas ideas nacen y crecen como una ola que se propaga, y se convierte en fuerte marejada. Los mitos y leyendas urbanas conviene analizarlos y desmantelarlos en su origen, no sea que la tempestad haga embarrancar al mejor navío.

Barrio Sésamo

Barrio Sésamo

Ya dijimos que comienzan a surgir estudiosos que lidian  con los juegos y el aprendizaje y también las nuevas tecnologías, claro.  Resulta curioso constatar que las nuevas tecnologías de cada época nacen con vocación de bien social, y dirigen con frecuenca sus esfuerzos a mejorar la educación de nuestros niños.  Baste recordar como ejemplo el aclamado internacionalmente Barrio Sésamo (Sesame Street).  Qué pena dan algunos programas actuales autodenominados infantiles, y de los monigotes que convierten en estrellas televisivas.  Las comparaciones fueron siempre odiosas, pero ya me dirán lo que sucede cuando en el otro lado de la balanza está Jim Henson.

Las nuevas tecnologías de las últimas décadas son los computadores y videoconsolas.  Y decíamos que también los videojuegos y su utilidad en el aprendizaje han sido analizados recientemente. En esta segunda sesión, analizamos otro autor de interés: D. Williamson Schafer.

La educación y los videojuegos es un tema que siempre me interesó, el futuro de nuestra sociedad depende de lo que cultivemos en la fértil mente de nuestros hijos.  Aunque uno no sea pedagogo, la experiencia de la tecnología, y el contacto directo con alumnado, universitario, le hace considerar ciertos elementos interesantes del mundo de los videojuegos.  Allá por el 2000 ya comenzamos a darle vueltas al asunto en Extremadura.  Concursos como Arcathlon primero, y los Cursos Internacionales de Verano de la Uex han permitido que este otro punto de vista pueda ser también escuchado y repetido por otros, aunque a veces el que otros hablen de lo que uno cuenta, sobre todo cuando se trata de programas de opinión, puede ser un problema, que no fue el caso en esta ocasión (audio de La Linterna, 15/7/2005).

En su libro, D. Williamson Schafer analiza los videojuegos precisamente desde el punto de vista que nos interesa aquí.  Presenta el juego como elemento clave para conectar con los intereses de nuestros jóvenes, y aprovechar su pasión y entrega a las videoconsolas para que sus largas horas de vigilia ante las pantallas fluorescentes les sean devueltas con crece a en forma de aprendizaje y conocimiento.  Aprendizaje real y profundo, no mera lista de conceptos aprendidos.

SodaPlay

SodaPlay

Propone Schafer algunas ideas, y además suministra allá una serie de juegos desarrollados para adquirir determinados conocimientos/habilidades en temáticas tradicionalmente rechazadas por los estudiantes. Ahí van algunos links:

SodaPlay: Para construir y crear criaturas móviles bajo la fuerza de la gravedad.  SodaPlay

Escher’s World: Desarrollado por el autor en el MIT, permite crear diseños y aprender matemáticas mientras tanto.  (Escher’s world)

El propio ejército americano se ha dado cuenta del potencial  educativo de los videojuegos (http://www.fullspectrumwarrior.com/)

… (en el libro más, como siempre).

Contaba el laureado Feyman a sus lectores (ya hablaremos de algún libro suyo en otra ocasión) su decepción con el sistema educativo Brasileño en la época en que visitó el país; cómo los estudiantes eran capaces de recitar de memoria capítulos enteros de física, incluyendo su formulación exotérica para profanos, y sin embargo demostraban no comprender fenómenos básicos de nuestro mundo basados en aquellas complejas fórmulas que los modelaban, ni resolver problemas planteados en el dominio que manejaban. El problema se debía a la falta de inmersión y de conocimiento epistemológico de la ciencia. Otros autores han hablado de la motiviación como elemento fundamental del aprendizaje. Quizá esa motivación consista en interés en resolver un problema que asumimos como propio, y que nos empuja a quere conocer herramientas que nos ayuden. En Brasil, se explicaba la Física, o la Química, o quién sabe que otras temáticas, como lista de fórmulas y conceptos a memorizar y utilizar a discrección en test que medían el nivel de los estudiantes. ¿Le suena a alguien la Canción?

Pues este asunto es el que Schafer descubre en el sistema educativo actual, y cuya solución, según él, pasa por una revolución del sistema.

Quizá en el fondo, y a pesar de la polémica, el nuevo modelo de Bolonia merezca la pena intentarlo.  Y los videojuegos podrían ser una ayuda.

Anuncios

6 respuestas a Aprender Jugando 2

  1. XITO dice:

    pos yo tampoco e podio leer el blog pro me parece mu bien q expongas tus gustos literarios a los demas EGOCENTRISTA

  2. Juan Fdez dice:

    Otra herramienta quizá muy poderosa y aún poco explorada en nuestras escuelas es Squeak.

    En cualquier caso, es necesario primero, tener los ordenadores a punto en las aulas. Lean la opinión de una voz autorizada:

    http://www.hoy.es/20090202/opinion/ordenadores-escolares-20090202.html

  3. fcofdez dice:

    Ahí va otro recurso interesante:

    Escher’s world: http://epistemicgames.org/ew/start.html

  4. Ya funciona el Sodaplay. El primer juego muestra el funcionamiento de los muelles y la gravedad.

  5. Raul dice:

    Terminas el artículo con “Y los videojuegos podrían ser una ayuda.”. ¿Por qué los juegos tienen que ser en formato ‘video’? La inmersión-experimentación se puede hacer también con formatos ‘analógicos’. 😉 (creo Paco que ya sabes de qué te hablo)

    • fcofdez dice:

      Lo ideal sería combinar videojuegos y juegos de mesa. De hecho hemos apostado por esto en el videojuego chapas (http://vimeo.com/13386445), aunque de momento el juego de mesa correspondiente, que actúa como caja-regalo que contiene el videojuego, ha quedado en prototipo. Quién sabe si alguien se interese algún día por el formato, para que los videojuegos educativos puedan venderse también en otro tipo de establecimientos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: