Europa también comienza en Tarso

Título:  Pablo, el Judío de Tarso.

Autor: César Vidal

Editorial: Algaba.

Si el boato de una onomástica debe ser proporcional a los años cumplidos, y la celebración de una aniversario ajustada a la influencia histórico-social y longevidad del personaje celebrado, este año 2009 deberían los medios haber hablado no sólo de Darwin y la evolución o Galileo y el año internacional de la Astronomía.  Un personaje surgió hace 2000 años que se hizo eco y transmisor de una noticia formidable, y que dio la vuelta a la Europa de su época, marcando el devenir de la sociedad occidental.  Pese al romano imperialista, o al coetáneo Judío ortodoxo, Saulo, ciudadano romano de nacimiento, judío de confesión, y reconvertido cristiano, nació hace la friolera de 2000 años, y este pasado lunes 29 de Junio celebrábamos el fin del año Paulino.

Pablo

Pablo

Este libro de Cesar Vidal, de cuyo estilo narrativo no quiero acordarme, habla del Pablo del Santoral cristiano, un personaje que merece un estudio de detalle, como el realizado por el autor, y que a la postre le reportó premio de Algaba a la mejor biografía publicada.

El autor entresaca citas bíblicas desconocidas para el gran público: como en todos los oficios y negocios, de cada sujeto nos vienen contando lo que a cada uno le interesa.  Echen un ojo al libro, y vayan después a los Hechos para corroborar las citas.  Se llevarán más de una sorpresa con el personaje.

El libro, con una marcada tendencia protestante, y con especial acento en la justificación por la fe, tema debatido fuertemente en la reforma y contrarreforma, pero cuya base es clara, presenta el carácter humano de San Pablo, su devenir histórico con citas precisas de diversas fuentes, y su talento e inteligencia en su hercúlea tarea evangelizadora.  Particularmente notable rasgo de su inteligencia fue el buen aprovechamiento de su cuna:  la ciudadanía romana más de una vez le salvó de algún descalabro.  Y su notable inteligencia le permitió salir indemne de algún tribunal apañado en su contra.  Su buen conocimiento de las escrituras, y del carácter de cada tendencia judía, le salvó en cierta ocasión en que Saduceos y Fariseos se aliaban en su contra.  Le bastó nombrar la vida eterna como tema de polémica, para que olvidándose del acusado, se enzarzaran los judíos en interna disputa que puso fin al proceso.

Fue San Pablo un convencido cristiano, como antes fuera ferviente judío.  Su  convencimiento y fe en el mensaje de la buena noticia -todavía discernible si uno abstrae, filtra y purifica de contaminación humana el mensaje presente en los medios de transmisión- le impulsó a trabajar por los demás.

El buen conocimiento de lenguas, permitió a Pablo realizar un viaje monumental.  Sin olvidar su oficio, antes bien utilizando su artesana industria de tiendas para sustento diario, evitando convertirse en costosa carga para otros, viajó a lo largo y ancho del imperio romano, hablando a los gentiles, mostrando un nuevo modo de vida, que cambiaría con el tiempo los modos y maneras de la Europa naciente -aunque pese a los modernos redactores de constituciones europeas.

Viajes de Pablo

Viajes de Pablo

El viaje de Pablo, recogido en sus cartas, presenta un itinerario de ida y vuelta con un objetivo preciso:  difundir un mensaje.  Sin periódicos, radios, televisión ni internet consiguió Pablo cambiar el rumbo de la historia.  La fe, empeño y esfuerzo en cumplir la misión personal de cada uno, es el mejor abono para la sazón del fruto del trabajo.  Una pena que la cultura del esfuerzo se haya volatilizado entre nuestros jóvenes.

Lo dicho, aunque el año Paulino acabó, buen momento para revisar quién fue este personaje, Pablo, y el porqué de su éxito evangelizador.  Y si les gusta aplicar tecnología a cualquier tema, vean los viajes de San Pablo en Google Maps.

Anuncios

2 Responses to Europa también comienza en Tarso

  1. Alexander dice:

    me fascina la historia y me parece que este personaje fue una pieza fundamental para el cambio de la humanidad. Creo que es tiempo de que se nombre mas. Tal ves este sea un ejemplo claro para que reflexionen los físicos. quisiera saber de una pagina en Internet donde pueda encontrar este libro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: