Los límites del mar

Título: SHIP

Autor: Brian Lavery

Editorial: DK

Sao Pedro de Moel es un pequeño pueblito portugués, que vive rodeado de naturaleza.  Dicen que hace más de 500 años, el rey de turno mandó plantar pinos para evitar que las dunas de arena se extendieran tierra adentro.  Lo que entonces fue un intento de solución de un problema, se ha convertido hoy en un inmenso bosque de pinos, el Pinhal de Leiría, como dicen por aquí, repleto de especies arbustivas y plantas de todo tipo.  La buena gestión y aprovechamiento de recursos naturales, permiten hoy al turista recorrer cientos de kilómetros en bicicleta por las distintos carriles bicis que surcan los bosques, así como por las infinitas vías y carreteras secundarias, mientras el gobierno aprovecha la resina y madera generada por tan inmensa masa forestal.

Sao Pedro de Moel

Sao Pedro de Moel

Pero probablemente este pueblecito sea más conocido por su fachada al mar.  El eco profundo y constante de las olas azotando sus playas y acantilados crean una sintonía muy características de pueblos costeros.  Playas tempestuosas, no aptas para baños prolongados en días de bonanza, banderas rojas y calas entre riscos, además de un antiguo faro previniendo a navegantes foráneos, marcan el devenir veraniego de este enclave.
Corredores de madera recorren los tortuosos acantilados, y permiten a paseantes enfrentarse a un infinito océano de múltiples y oscilantes azules.  Las olas en el fondo traen ecos de muchos otros mares, personajes y ciudades de la literatura marítima:  el populoso Bristol de la Isla del Tesoro y la posada del Almirante Benbow en lo alto del acantilado; la gran novela americana con el capitán Ahab coprotagonizando las aventuras tras el monstruo blanco en Moby Dick, quizá protagonista auténtico de la obra;  el Nautilus y Nemo surcando los fondos oceánicos, con un prolijo detalle de la fauna y biología marina conocida en la época; el viejo y el mar….

Inabarcable, infinito, profundo, magnífico, terrible, sereno, tempestuoso, azul, pacífico, lejano, desconocido,  ¿Se le ocurre algún otro adjetivo para describir….?  Una mirada serena y lúcida a la inmensidad marítima permite atisbar el sentimiento de los primeros hombres que se aventuraron hacia lo desconocido.

Ship

Ship

No se pierda el libro de esta semana, SHIP, para conocer la historial del hombre en su afán de conquistar el infinito, para recorrer de manera visual el afán del hombre por dominar el imposible.  Embarcaciones, métodos de navegación, batallas navales, los grandes descubrimientos… todo sobre el mar en este magnífico libro.

Quizá sea buen momento de revisar la historia -y literatura- del hombre y el mar, hoy que la Nasa se enfrenta a dilemas profundos sobre el futuro de la conquista espacial.  Los mismos miedos, temores e ilusiones que en el pasado despertaba el mar y sus límites conocidos, se repiten hoy ante el universo que nos envuelve.

Anuncios

One Response to Los límites del mar

  1. Juan Carlos dice:

    Vaya Paco, no está nada bien esto que haces: incitarnos constantemente a descubrir nuevos mundos.
    Ahora tendremos que ir Sao Pedro de Moel
    Tendremos que recorrer con nuestras bicis el Pinhal de Leiria. Tendremos que subir hasta el faro y bajar hasta la cala y bañarnos en ese frío mar. Tendremos que leer ese libro, pero lo que es peor, tendremos que enrolarnos en un barco, forjar un buen arpón y salir a la caza de Moby Dick.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: