Que Dios les bendiga

septiembre 25, 2009

Título:  La Paradoja

Autor: James C. Hunter

Editorial:  Ediciones Urano

14 horas, 840 minutos, 50400 segundos. Tortura inevitable para saltar el océano. Hablaba Stevenson en otro siglo de los insufribles viajes transoceánicos. Temblor continuo en barcos de vapor; terremoto mecánico transmitido con persistencia desde la sala de máquinas hasta la última recámara ocupada por desafortunados viajeros.

Ocean Liner

Ocean Liner

Diferencia extrema con el lujo y confort de los modernos Liners. Colmados de exquisitez, permiten a los viajeros disfrutar la navegación. Porque viajar en un moderno crucero permite convertir el trayecto en experiencia vital. Contemplar el océano en toda su magnitud, inabarcable, profundo, virtualmente infinito tras días de navegación, es una aventura prodigiosa, que solo los hombres de mar, conocen con precisión.

El avión de hoy, en su rápido desplazamiento, recuerda el barco de ayer. Incomodidad, frío mal disimulado por escuetas mantas, ruido de motores, turbulencias, noches en vela: una inevitable pesadilla para alcanzar un destino. Pero 50400 segundos dan para mucho leer.

El libro de hoy trata del liderazgo. Bonito tema para hombres de negocios o dirigentes varios. Porque el congreso causante de este viajes va dirigido a potenciales lectores: empresarios, universitarios y políticos; gente de toda condición con posibilidades del ejercicio del liderazgo. Pero no se engañen, el libro de hoy podría parecer a muchos políticamente incorrecto en España, no así en Panamá.

Autobús Panameño

Autobús Panameño

Panamá es un interesante país de contrastes cromáticos, meteorológicos y lingüísticos. A la multicolor cultura que inunda la capital panameña, con curiosos autobuses enemigos de Kioto y pintados de disonantes colores, carteles publicitarios que se mezclan en barroca confusión a ambos lados de unas vías atestadas de tráfico, se unen los monumentales aguaceros que en la estación húmeda vienen a permitir el tráfico interoceánico que nutre al País.

La reciente oficialidad de la lengua inglesa, junto con el clásico español, es algo natural y resultado del baño cultural que los hasta anteayer copropietarios norteamericanos están propiciando al sur de su frontera. Si hispanoamérica lleva su lengua y su cultura al norte, lo propio han venido practicando los incómodos y ruidosos vecinos del norte, con manifiesto afán colonizador.

En este pequeño y próspero País, en cuyos escaparates se anuncian sin pudor días de asueto por fiestas religiosas propias de los empresarios judíos, se ha celebrado el congreso.  Y un ministro de la nación, nada menos, acabó su discurso con una curiosa frase: “Que Dios les Bendiga”.

¿Se imaginan a algún político Español pronunciando tamaña osadía? Las revueltas de la historia han llevado a considerar cualquier referencia a Dios en la vida pública española como algo indeseable en una sociedad laica. Y es por esto que el libro de hoy, aunque escrito en un tono paternalista y no precisamente académico, con estereotipos forzados a veces, puede conducir a algunos a desechar la propuesta de uno de los gurús de la economía empresarial, parte de la lista Fortune 500. Inaceptables propuestas en la nueva sociedad de la Educación para la Ciudadanía.

Da la impresión, que algunas ideas y principios son solamente válidos hoy día si provienen de unas determinadas fuentes. Sino, mejor borrarlas del mapa. Esto me recuerda a una joven estudiante Erasmus, que en cierta ocasión me hablaba en Milán de su manifiesto desinterés en una posible visita a la Última Cena de Leonardo da Vinchi, porque ella, faltaría más, era atea. Creo que la apertura de miras y horizontes que persigue el programa Erasmus (orgasmus según otros, calificativo más certero del concepto), no se había consumado en semejante estudiante (¿o será estudianta, señora ministra?).

Pues eso, si Vd quiere ser un líder, quizá le convenga echar un ojo a este libro en su próximo viaje. No preste mucha atención al envoltorio estilístico, para olvidar, sino al fondo de la cuestión.

Y quién sabe, quizá le de que pensar.

Anuncios

April in Paris

septiembre 18, 2009

Título: Color and Texture Bible

Autor: Adrienne Chin

Editorial: Firefly Books

A estas alturas, los habituales del blog ya habrán descubierto que los libros de provecho pueden encontrarse en cualquier sección de una buena librería, incluyendo las de diseño y artes decorativos.

Y precisamente este libro, que algunos podrían considerar imprescindible para un proyecto de decoración, es curioso por varias razones, entre ellas la atinada selección del autor de títulos y descripciones, a veces casi poéticas, asociadas a esquemas de color y texturas propuestos. Entre ellos, el elegido como cabecera de hoy.

A los amantes de la buena música este título no puede dejarles indiferentes. Magnífica canción que Ella Fitzgeral hizo inolvidable. Si no la conocía, aquí la incluimos para que pueda degustarla como música de fondo.  Agradecemos a Youtube la disponibilidad del material.  Youtube es una herramienta tecnológica, que probablemente será más valorada en el futuro como archivo visual que como televisión por internet.

El primaveral mes de Abril y la ciudad de París son una buena combinación. El habitual entoldado gris parisino, filtro nuboso de rayo solares, arroja sobre monumentales fachadas de edificios históricos y bulevares populosos esas tonalidades difusas y colores pasteles, suavizados y difuminados, que tan gratos recuerdos provocan a los que alguna vez fueron efímeros visitantes de la ciudad de la luz y del amor.

Tal combinación y retrogusto, que dirían los del vino, permitió el autor del libro seleccionar dicho título como inspirador de un contraste colorístico, esquema de color, muy adecuado para una bonita decoración. Sí, este libro de hoy trata del color como elemento decorativo, además de materiales y texturas.

Ya se percataron los artistas de principios del siglo XX que decoración y arte pueden fundirse y convertirse en una sola cosa. El Art Nouveau y Deco abrieron una nueva senda en esta línea.

 

Calle de París, Día lluvioso

Calle de París, Día lluvioso

 

Calles plateadas por reflejos lluviosos, tan bien evocadas por pintores impresionistas como Caillebote; amarillos diluidos y azules grisaceos, conforman, entre otros, este particular esquema de color. Pero no se pierdan otros muchos -hasta 180- con nombres y descripciones tan sugerentes como: “Sunlight & Drewdrops”, “Chineese Lady”, “Gray Bouquets”, “Flower Shower”, “Strawberry Fields”…. y muchas, muchas,  decenas más.

Echen un ojo a este interesante libro, no se arrepentirán, y probablemente alguna de las habitaciones de su hogar cambie de tono aunque para ello tenga que romper sus esquemas (de color).


El agua y la literatura

septiembre 11, 2009

Título: Huckleberry Finn (The annotated Huckleberry Finn)

Autor: Mark Twain (Comentarios Michael Patrick Hearn).

Editorial: W. W. Norton & Company

Dicen que Samuel Clemens -cuyo nombre de guerra, que diríamos, fue Mark Twain desde que en su juventud navegaba el Misisipi dando medidas de profundidad a bordo de los steamer de la época- nunca perdió la compostura. Su fina ironía le ayudó a sortear las vicisitudes de la vida, incluyendo una bancarrota debida a una inversión nefasta.

Hoy que los inversores miran a los gobiernos buscando su protección cuando llueven chuzos de punta en el terreno económico, a costa por cierto del común mortal contribuyente -¿o acaso creían que los propios gobernantes aportarán su capital para enderezar entuertos?- bien podrían mirar cómo algunos aguantan y capean el temporal, para salir de atolladeros causados por decisiones incorrectas.

Porque Twain, además de ser un genio en la literatura, y origen en parte de la moderna novela americana con esta obra que hoy comentamos fue un monologuista de primera línea, y malaventurado inversor. Su malogrado negocio de editor en ciernes, con un nuevo modelo de imprenta que fracasó, le produjo un colosal agujero financiero. Pero lejos de amilanarse y buscar contactos con que coser tal roto, decidió embarcarse en una gira, llevando su ingenió y haciendo reír al respetable en inolvidables veladas por todo el mundo.

Tom y Huck

Tom y Huck

Y en parte lo hizo con la vida de Huckleberry Finn, amigo inseparable de Tom Sawyer. La vida de Huck y Tom, así como la de su autor nace y crece en el Misisipi, fuente y origen de una parte fundamental de la cultura del siglo XX, y a la vez, portador del agua, fuente de vida de la novela americana: si aquí es el agua dulce del Misisipi la portadora, en Mobby Dick es el mar. Ambas novelas, nacidas del agua, dan principio a la literatura americana moderna.

La edición que hoy traemos es de destacar por varias razones: su cuidada edición la convierten en objeto sino de culto, al menos de regalo, con un magnífico complemento de anotaciones. El libro forma parte de una fantástica serie comentada, cuyas noticias me llegaron a través de El Mago de Oz, adquirido en el Downtown Neoyorquino hace ya varios años.

Esta edición de lujo es el contrapunto perfecto para el innombrable libro que pasó por estos tierras dos semanas atrás, y que por cierto trataba de una música, el Jazz, nacidad de las mismas tierras que Huck y Tom. Cualquier lector ante esta obra comprenderá porqué al libro en papel le quedan largos años de vida.

Volviendo a la novela, es probable que los pertenecientes al baby boom español, conozcan al protagonista por sus peripecias como compañero de Tom Sawyer en la serie de animación que tres décadas atrás compartía las mediodías con los niños de entonces. Tom recorrió mucho mundo, pero fue Huck con su compañero Jim, quienes dibujaron un panorama nuevo en la literatura americana.

Twain demuestra en el libro su dominio de diferentes dialectos del lenguaje. El contemporáneo de Galdós, llega aún más lejos que este cuando en su novela Misericordia daba voz a los desheredados de la sociedad. Si el dialecto del pobre era allí utilizado para hacer literatura, Twain juega hasta con 5 versiones diferentes extraídas de grupos sociales diversos, incluidos los del pobre esclavo de color.

Son Huck y Jim una pareja curiosa, que nos traen a la memoria otra pareja simétrica en cierta medida, compuesta por un idealista y un práctico: Don quijote y Sancho. Huck, aunque paria y desheredado, ha recibido en los últimos años cierto cultivo educativo y espiritual, y pretende trasladar al pobre Jim el mal digerido producto cultural. Y es Jim, como en tantas ocasiones Sancho, quién realmente alerta y protege a su compañero de aventuras, en la búsqueda de un bien supremo: la libertad.

La obra, densa en sus reflexiones, está sin embargo llena de aventuras desternillantes. Buena obra ésta -junto con Tom Sawyer- para jóvenes lectores -y sus familiares- con hambre de sustancia educativa en sus lecturas. Y especialmente memorable edición la aquí presente, para zambullirnos en el Misisipi, en el agua, en la literatura y en una época pintoresca, en la que la lucha por la libertad daba sus primeros pasos en la tierra de las ilusiones.


El milagro de la vida

septiembre 4, 2009

Título: The 5th Miracle.

Autor: Paul Davis.

Editorial: Simon & Schuster

Tiempo ha, las vidas de santos y sus milagros, además de los clásicos bíblicos, eran utilizados semanalmente por las escuelas dominicales al abrigo de parroquias de medio mundo. Así recordaba Samuel Clemens, más conocido como Mark Twain, y del que hablaremos la semana próxima, sus andanzas juveniles reflejadas en la aventura de Tom Sawyer, compañero del paria Huck (el increíble es otro).  Los milagros, eran entonces materia habitual de la cultura colectiva, y servían sus autores de modelos ejemplares en que los jóvenes y adolescentes tomaban sus medidas. Jóvenes de la época, capaces de ceder un sitio a sus mayores, hablar con cortesía, y trabajar duro desde su tierna infancia haciendo florecer la economía de su tierra, lo que a la postre permitiría dotar a las nuevas generaciones de un sistema educativo universal, general y laico, que ellos en su día no pudieron disfrutar.

El milagro de la vida

El milagro de la vida

Otro milagro, el de la vida, era también entonces temática habitual, aunque privada, entre madres e hijas en edad de merecer. Lo que entonces era dialogado con absoluta reserva, decoro, respeto y admiración, conscientes de la delicadeza y fragilidad con que el tema debía tratarse, se ha convertido hoy en asunto manido, relativizado, a veces despreciado, y carente del significado profundo que conlleva como elemento fundamental de relación entre compañeros de viaje vital. Afortunadamente, todavía quedan algunos que siguen admirándose y venerando tan profundo misterio, aunque desde una perspectiva bien diferente.

Algunos científicos, siguen contemplando maravillados el milagro de la vida en el Universo. El estudio teológico y análisis generalizado de los milagros religiosos se ha transformado en empeño científico para descubrir el fundamente de otros milagros igualmente grandes. El milagro de la vida sigue aún pendiente de resolución, y Paul Davies en este libro, lo trata desde varios puntos de vista, uno de ellos casi desconocidos hasta ahora: el de las leyes de la generación, almacenamiento y uso de la información.

Información Fractal

Información Fractal

Plantea Davis la cuestión fundamental de la cantidad de información contenida en un genoma, y simultáneamente estudia el posible origen de dicha información y su codificación.  Dos puntos de vista se enfrentan aquí:  ¿Está implícito en las leyes del universo la gestación necesaria de la vida o ha sido un accidente improbable?  Relaciona además ambos puntos de vista, con las dos propuesta que se enfrentaron en el siglo XX por dominar la cosmología:  Un universo estacionario infinito en el tiempo, que irremisiblemente debe generar vida en algún momento y en algún lugar si las leyes de física no asignan probabilidad 0 a la misma (basta una cantidad cualquiera, por infinitesimal que sea, distinta de 0, para que un evento asociado a dicha probabilidad tenga necesariamente que producirse en un tiempo infinito).  La alternativa, y parece ser que opción ganadora, un universo con origen en el tiempo, y en el que la vida sucedió por accidente, quizá, o por que las propias leyes física incluían la desembocadura hacia la vida.

¿Qué opción le gusta más?  Parece que en los tiempo que corren, la visión romántica de una leyes predestinadas hacia la vida es políticamente incorrecta en el mundo científico, pues parece alude a un diseño finalista.  Sin embargo, la opción del accidente vital, que colocaría al hombre en una posición única en el Universo, tampoco parece contentar mucho a los que han desplazado al ser humano durante los últimos siglos de su posición central en el Universo hacia una periferia cualquiera.  Además, programas científicos como SETI y SETI@Home implícitamente reconocen la necesidad de la vida en la física del universo.

Bonitas reflexiones, y muy interesante libro para tomar una postura ante el milagro de la vida.