El alma de la música

Título:  Composing Music with Computers.

Autor:  Eduardo R. Miranda.

Editorial: Focal Press

Dice Pamuk en sus memorias de Estambul, que Huzün es un sentimiento propio de la ciudad, que sus habitantes experimentan, mezcla de nostalgia de tiempos mejores, resignación y a la vez satisfacción por ser ciudadanos de esta magnífica y occidentalizada orbe.

Estambul

Es quizá el sentimiento que transmiten los músicos callejeros, que a diferencia de los que pueblan las capitales más occidentales, hacen surgir lamentos y quejas de sus instrumentos.  Es curioso escuchar el llanto del clarinete en manos del músico ambulante que trata de ganarse la vida en Pera, arteria fundamental de la ciudad. Quizá ese Huzün sea el alma de la música que suena mezclada con las llamadas del Imán.

Pero música, alma, sentimientos, y arte son conceptos no del todo bien llevados, y la polémica sobre sus relaciones viene de lejos.  ¿Serán los nuevos tiempos capaces de encontrar la respuesta adecuada?

Libros como el de hoy, nos muestran que es posible aplicar la tecnología y algoritmos variopintos al problema de la composición.  ¿Será la música así generada tan popular como las obras sinfónicas de los más grandes?  ¿Quizá  un mero artificio carente de significado?  ¿Es imprescindible el alma para que una composición llegue a lo más profundo del oyente?

El tiempo lo dirá.  Pero sirva este libro para tratar de armonizar arte y tecnología, tan divorciadas en las últimas décadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: