El Color del progreso

Título:  Genetic Programming, 14th European Conference

Autor:  Sara Silva et al (Eds).

Editorial:  Springer.

La programación genética es una divertida técnica que permite a los computadores evolucionar programas.  Tal cual dicho puede no parecer mucho ni poco.  Pero semejante afirmación encierra una profunda novedad:  los ordenadores pueden construir programas que resuelvan problemas (entre otras cosas) sin más ayuda que la inspiración Darwiniana, y los naturales fenómenos de cruce, mutación, reproducción, herencia, supervivencia de los más aptos, etc.

Llevamos más de dos décadas haciendo Programación Genética, y otra más si ampliamos el campo de visión a los Algoritmos Evolutivos.  La Inteligencia Artificial que un día surgió en el MIT, se ha visto enriquecida por un notable conjunto de coloridas técnicas que hoy forman parte del corpus de la Inteligencia Computacional.

De estos y otros más mundanos asuntos hemos venido hablando la pasada semana en el congreso EuroGP, que junto con el resto de parientes dan lugar el conocido Evo* y que durante tres días se ha desarrollado en el Centro de Biotecnología Molecular de Turín.

Turín

Turín es una ciudad notable, por muchas cuestiones, que celebra este año junto a sus vecinas localidades italianas, pero de modo prominente, el nacimiento de la moderna Italia.  Se viste así la ciudad de la bandera tricolor, y aprovechan este cromatismo para servirnos menús variados de pasta como aperitivo del Congreso: pesto -verde- carbonara -blanco- bolognesa -rojo.  También en la vieja Europa, los colores nacionales son utilizados con orgullo por sus ciudadanos.  El orgullo de lo propio, que hace reivindicar a cada investigador lo notable de su técnica, es en el fondo la base común de la naturaleza humana, que permite el progreso cimentando el porvenir en la satisfacción del trabajo bien hecho y la responsabilidad de defender el esfuerzo de los que vinieron antes.

Quizá algún día también en nuestros lares seamos más conscientes del esfuerzo de nuestros antepasados, y no nos averguence mostrar con orgullo, y a la vez respetar, los colores de nuestras banderas, ya sean nacionales, científicas o religiosas.

Anuncios

Una respuesta a El Color del progreso

  1. manuelcab19 dice:

    Estamos o estaremos “muy clasificados” por las computadoras,esperemos en el futuro no sobre nada ni nadie, ni ninguna raza como ya ocurrió antes,aprendamos de nuestra historia para bien.
    Si estas convencido crees en lo que haces trabajas con todos los colores de la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: