¿A cómo está la música, oiga?

Título:  Advances in Music Information Retrieval

Autor:  Z. Rás, A. Wieczorkowska (Eds).

Editorial:  Springer.

 

Vamos aprisa que llevamos retraso.  Éste es buen mantra para un director de escena en los ensayos, y también para nosotros que debemos recuperar posts de dos semanas.

Unos colegas míos, músicos ellos, han sido llamados a colaborar en una función teatral del Festival clásico de Mérida.  Unos 7 ensayo + 4 funciones:  350€.

Echemos cuentas: 5 horas de ensayo diario, y 2 horas de representación, equivalen a unas 40 horas de trabajo.  Con el estipendio convenido, ya me dirán que sale a unos 9€ la hora.  Es decir, que estos colegas míos, algunos de los cuales tienen estudios superiores de música a sus espaldas (estudios universitarios, para que nos entendamos), después de miles de horas de esfuerzo y ensayo vienen a cobrar menos que la limpiadora de hogar contratada por horas.  Perdonen la comparación los del gremio de la limpieza, pero esto es el mundo al revés.

No se si el problema es que los beneficios se los reparten los actores de la obra, y consideran a los músicos figurantes, o simplemente, que la música en este País, digo la de verdad, y sus músicos, ha sido arrinconada por los advenedizos aporreadores de guitarras y tambores, que ya ni eso desde que el midi se inventó.

No es que la culpa la tengan los de mi gremio, con sus inventos y artilugios  ¿A cuento de qué sacar el libro de hoy que busca nuevos métodos, modos y maneras para automatizar lo que el compositor lleva siglos pergueñando?  Yo creo que el problema es de educación.  Los gestores diversos, empezando por la SGAE, ministerios de turno, y acabando por los presidentes de asociaciones de vecinos, han conseguido vender una moto al respetable:  que esas parejas que orquestan sus actuaciones a base de teclados y música midi-enlatada, y esos grupos de embaucadores aupados por las grandes compañías son el culmen de la cultura musical.  Porque verán, cuanto más Midi con música enlatada se use, más cobrará la SGAE y menos serán a repartir.

Así, dificilmente puede hoy una orquesta como Dios manda vivir de su trabajo, ni un músico de formación dedicarse a lo suyo.  ¿Tendremos que renegar del Midi y de la madre que lo trajo al mundo?.

Espero que no.  Y espero que la investigación en tecnologías, Inteligencia Artificial y música pueda seguir produciendo abundantes frutos, mientras vamos educando al personal, para que pueda distinguir el grano de la paja, y de paso los músicos puedan ganarse honradamente la vida de su trabajo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: