Otoño

octubre 30, 2011

Título:  Advances in Music Information Retrieval.

Autor: Ras, Zbigniew W.; Wieczorkowska, Alicja (Eds.)

Editorial:  Springer.

 

La información es moneda de cambio en nuestros días.  Nuevos nichos de negocio surgen  y algunas empresas tratan de recopilar y catalogar información pública para luego venderla.   Google sin ir más lejos, con sus famosos coches robots, ha puesto sobre la mesa información pública que nadie antes había capturado en una base de datos tan gigantesca.  Otros ponen sus ojos, y cámaras- en las estanterías de los supermercados, para ver la evolución de los productos;  o en las cadenas de televisión, para saber que se emite y qué ve la gente;  o en las radios comerciales, para averiguar lo que el personal escucha.

Precisamente cuando hablamos de escuchar y de contenido audio, los procesos de extracción automática de información se hacen imprescindibles.  Ya pasó la revolución industrial, cuando era barato y rentable colocar un batallón de trabajadores en tareas repetitivas y manuales.  Ahora la mano de obra es artículo de lujo, y los computadores pueden suplir al hombre.

El libro de hoy trata los modos y maneras en que puede extraerse información musical de modo automático, que será útil luego en procesos de clasificación, almacenamiento y recuperación posterior.

Los resultados que se incluyen son parte de los generados por la comunidad que anualmente se reúne con el fin de compartir los avances en estos menesteres.  Este año, el congreso de la International Society for Music Information Retrieval ha tenido lugar en Miami.  Miami es una particular ciudad Norteamericana que adoptó el Español-cubano como lengua.  Su buen clima general la ha convertido en destino de múltiples estratos sociales:  artistas adinerados, exiliados cubanos, jubilados en busca de calor, turistas ocasionales…  Pero hay algo que a finales de octubre iguala Miami a cualquier otro nucleo urbano del país:  Halloween.

Halloween

Halloween

USA celebra estos días -mañana precisamente- su particular Halloween, que en nuestros lares quieren algunos imponer con calzador.  Además de negocio tremendo, basta mirar las estanterías repletas de productos color calabaza en los grandes supermercados- quizá sirva hoy esta tradición para poner a los niños en contacto con la muerte.  En un mundo occidental donde el presente, consumo y materialismo es lo único que cuenta, quizá pueda servir de pretexto para que algún padre interesado hable a sus hijos de otros conceptos menos placenteros.

Música, Tecnología, Tradiciones, Cultura, Religión:  buenos ingredientes todos para apreciar las características de cada pueblo, y poder valorar así mejor nuestras propias tradiciones otoñales:  los santos inocentes, el día de los difuntos, los frutos de otoño…

 

 

 

Anuncios

El Destino

octubre 24, 2011

Título:  El retrato de Dorian Gray.

Autor:  Oscar Wilde.

Editorial:  Círculo de Lectores.

 

Mucho se ha escrito sobre el porvenir.  Algunos lo pronostican, otros lo rehuyen, todos lo esperan.

Esta obra de Wilde con lenguaje e historia romántico-gótica, nos muestra el temible sino de un degenerado personaje.  Con tintes, y pinturas, sobrenaturales, muestra los estragos de la disipación e inmoralidad del protagonista de un retrato fantástico.

Probablemente Wilde no quiso sólo hablar del alma y su reflejo en el rostro.  Bueno es recordar aquí aquella sentencia:  “El hombre al nacer tiene la cara que le da Dios, en la madurez la cara que le da la vida, y en la ancianidad, la cara que se merece”.  Más allá de la historia fantástica está la intención última del personaje de enmendar su vida y su incapacidad de conseguirlo, con el resultado fatal que sobreviene.

Buena historia para reflexionar sobre nuestro porvenir, nuestro pasado y nuestro presente, y no dejar para mañana, cuando ya quizá sea demasiado tarde, lo que debamos enmendar sin tardanza.  Después de todo, puede que nuestro destino tenga aún remedio.


España y América

octubre 17, 2011

Título:  Cuentos de la Alhambra.

Autor:  Washington Irvin

Editorial:  Club Internacional del Libro

Esta semana he tenido la oportunidad de disfrutar de 8 horas de lectura contínua, camino de Galveston Island, Houston.  Galveston es una turística ciudad costera en el Golfo de México, azotada por Huracanes una vez al siglo, y dispuesta a recuperarse como ave fénix.  El hotel de la conferencia PACT que nos alojaba, Hotel Gálvez es una joya de principios del siglo XX, con reminiscencias coloniales, y nombre del personaje Español en quién se inspiró.  Fue construido como respuesta al huracán que azotó la ciudad a principios de siglo, y con el objetivo de revitalizar el turismo de la zona.  Y lo consiguió.  Galveston está cerca de Houston, aunos 140$ en taxi, que ya está bien, y de la NASA (Hey, Houston, tenemos un problema), y quizá por eso también de la Luna, gracias a los Saturnos y Apolos, que tuvimos la ocasión de conocer en el Johnson Space Center.

Hotel Gálvez, Galveston.

Cada construcción tiene una historia.  Y si muchas construcciones Americanas presumen de tecnología o modernidad, las Españolas deslumbran por su historia.

Washington Irving, americano de pro, que ejerció como representante de su país en la vieja Europa, quedó maravillado por la Alhambra.  Y en una época de romántica inspiración, cuando la novela americana aún no se había vestido de largo, escribió unos cuentos ambientados en la primavera árabe andalusí, con un aroma a mil y una noches mezclado de leyendas Becquerianas.

Obra necesaria como nexo entre Norteamérica y España, de imprescindible y absorvente narrativa, que hará las delicias de cualquier lector.


Ciencias y Letras

octubre 9, 2011

Título:  El escarabajo sagrado.

Autor:  Martin Gardner

Editorial:  Salvat.

Ya lo hemos dicho en otras ocasiones:  ciencia y lieratura son actividades compatibles y necesarias.  Martin Gardner nos lo demuestra hoy seleccionando y comentando textos de otros autores, en los que se disecciona algún campo científico con herramientas literarias.  Wells, Huxley, Dos Pasos, Stevenson, Einstein, Bertrand Rusell… una plétora de escritores con estrella y científicos de renombre se unen en esta cuidada selección, comentada por uno de los divulgadores más conocidos.

Parece que el mundo laboral actual pide cada vez más técnicos y menos humanistas.  La economía del Siglo XX está arrinconando las humanidades en pro de la ciencia y la tecnología.  Pero el mundo que vivimos necesita de las artes y las letras para su comprensión profunda.

Suele suceder que los veteranos tecnólogos vuelven la vista hacia la historia y la literatura tras años de profesión.  Sienten un desequilibrio profundo en sus conocimientos, un escorbuto cultural que necesita una cura urgente a base de buenas dosis de letras.  Encuentran así el remedio a una carencia original del sistema educativo, que en su años mozos les presentó como opciones contrapuestas las Ciencias y las Letras.

No estará demás reflexionar sobre éste proceso inevitable en la juventud que pasa hoy por la enseñanza secundaria.  Una educación integradora necesita, como los buenos platos, una exitosa integración de sabores diversos:  arte y tecnología, Literatura y computación, historia y ciencia.  Un buen coctel de Ciencias y Letras quizá sea el remedio a muchos de los males presentes en la sociedad de hoy, y libros como el de Gardner un buen apoyo para la reflexión.


Autores y Traductores

octubre 3, 2011

Título:  Relatividad, Agujeros Negros y el Destino del Universo

Autor:  Eric Chaisson

Editorial:  RBA

Probablemente no sea buen momento para seguir leyendo sobre relatividad, cuando los físicos del mundo debante los últimos resultados del CERN, y se abre el abismo de una confirmación de resultados que rompería la Relatividad en pedazos.

No obstante, y siguiendo la serie última de lecturas, sirva este libro para reflexionar sobre dos colectivos imprescindibles en el mundo editorial, los autores y sus traductores.  Para el autor de hoy tenemos queja:  no es posible que olvide a Hawking en las muchas páginas que habla de agujeros negros, siendo éste uno de los principales estudiosos del fenómeno.

En cuanto al traductor de la obra tenemos también varapalo. Los traductores deben, si actúan, ser expertos en la materia que traducen.  No se explica así, y si Google no falla, que haya sido una experta en humanidades quién traduce un libro de física, produciendose la bochornosa situación de utilizar el término cadena para referirse a las cuerdas y su teoría asociada.

En fin, tiremos de cuerda y corramos el telón sobre el asunto de hoy, prescindamos de esta obra y su traducción, y disfrutemos de la música que en su día compuso Andrew Lloyd Weber y que hoy cumple 25 años en cartel ininterrumpido, en Brodway y Londres:  El fantasma de la Ópera, versión de la famosa obra de Gaston Leroux, que sigue haciendo las delicias del público un cuarto de siglo después de su estreno.

Esperemos que el telón siga levantado otros 25 años, para que la música, que afortunadamente no necesita traductores, siga llegando al público con la misma intensidad que en el estreno.