Otoño

Título:  Advances in Music Information Retrieval.

Autor: Ras, Zbigniew W.; Wieczorkowska, Alicja (Eds.)

Editorial:  Springer.

 

La información es moneda de cambio en nuestros días.  Nuevos nichos de negocio surgen  y algunas empresas tratan de recopilar y catalogar información pública para luego venderla.   Google sin ir más lejos, con sus famosos coches robots, ha puesto sobre la mesa información pública que nadie antes había capturado en una base de datos tan gigantesca.  Otros ponen sus ojos, y cámaras- en las estanterías de los supermercados, para ver la evolución de los productos;  o en las cadenas de televisión, para saber que se emite y qué ve la gente;  o en las radios comerciales, para averiguar lo que el personal escucha.

Precisamente cuando hablamos de escuchar y de contenido audio, los procesos de extracción automática de información se hacen imprescindibles.  Ya pasó la revolución industrial, cuando era barato y rentable colocar un batallón de trabajadores en tareas repetitivas y manuales.  Ahora la mano de obra es artículo de lujo, y los computadores pueden suplir al hombre.

El libro de hoy trata los modos y maneras en que puede extraerse información musical de modo automático, que será útil luego en procesos de clasificación, almacenamiento y recuperación posterior.

Los resultados que se incluyen son parte de los generados por la comunidad que anualmente se reúne con el fin de compartir los avances en estos menesteres.  Este año, el congreso de la International Society for Music Information Retrieval ha tenido lugar en Miami.  Miami es una particular ciudad Norteamericana que adoptó el Español-cubano como lengua.  Su buen clima general la ha convertido en destino de múltiples estratos sociales:  artistas adinerados, exiliados cubanos, jubilados en busca de calor, turistas ocasionales…  Pero hay algo que a finales de octubre iguala Miami a cualquier otro nucleo urbano del país:  Halloween.

Halloween

Halloween

USA celebra estos días -mañana precisamente- su particular Halloween, que en nuestros lares quieren algunos imponer con calzador.  Además de negocio tremendo, basta mirar las estanterías repletas de productos color calabaza en los grandes supermercados- quizá sirva hoy esta tradición para poner a los niños en contacto con la muerte.  En un mundo occidental donde el presente, consumo y materialismo es lo único que cuenta, quizá pueda servir de pretexto para que algún padre interesado hable a sus hijos de otros conceptos menos placenteros.

Música, Tecnología, Tradiciones, Cultura, Religión:  buenos ingredientes todos para apreciar las características de cada pueblo, y poder valorar así mejor nuestras propias tradiciones otoñales:  los santos inocentes, el día de los difuntos, los frutos de otoño…

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: