La libertad en nuestras manos

noviembre 21, 2011

Título:  Diseñando con las manos.

Autor:  Cayetano Cruz, Jesús Ángel Prieto (eds).

Editorial:  Fundación Española para la Innovación de la Artesanía.

 

El problema de la patente software estriba en su propio origen:  la falta de tangibilidad del producto, que se inscribe en el dominio de las ideas.

Y aunque las ideas están muy bien, y son muy necesarias, la historia de los computadores personales y su software nos han conducido a un callejón sin salida, en el que el ancho de banda y la conectividad entre máquinas se ha producido a costa de la reducción perceptiva del usuario.  El hombre se encuentra atado hoy a una pantalla-teclado-ratón que le permite y le obliga a resolver su vida de un modo único.

El tablet es más de lo mismo, y seguimos encarcelados en el modelo dictatorial que rompe con nuestras capacidades perceptivas y expresivas:  el usuario enjaulado en la celda de su computador personal no encuentra liberación, antes al contrario extiende  esta carcel virtual, cuando explota su modelo de trabajo con smartphone o tableta.  Veinticuatro horas al día conectado, vigilado, sin capacidad de escape.

 

El libro de hoy es un viento fresco para romper con este modelo.  La Artesanía como producto delicatesen, y que hace añicos el modelo productivo actual, para volver al trabajo manual, la tradición, el producto único y los materiales ancestrales.

Artesanos con pedigrí, diseñadores artesanos, genealogía de la calidad, materiales naturales, creatividad, productos individuales, tiempo, tiempo y más tiempo, antítesis del modelo de masas del siglo XX, opuesto a la unificación de tareas y productos, y ajeno al computador impersonal.

Ahora bien, todo tiene su punto, y también la artesanía y el diseño pueden llegar un pacto con el diablo:  el computador como medio para mejorar la creatividad y el diseño productivo.  Algunos artistas lo saben, y algunos investigadores lo desarrollan.

Quizá no esté lejos el día de los productos artesanos “conectados”, y los diseños evolutivos artesanos basados en computador.  El futuro y La libertad aún está en nuestras manos.

Anuncios

Jobs

noviembre 13, 2011

Título:  Steve Jobs

Autor:  Walter Issacson

Editorial:  Simon & Schuster

Una de las tareas marcadas en mi agenda en el reciente viaje a USA era la compra el libro de Isaacson, sobre Steve Jobs.  Lanzado el 24 de Octubre cayó en mis manos el 28 en una tienda Target, con un 25% de oferta, y después de haber resistido sistemáticamente a la compra sin descuento en todos los aeropuertos que visité durante mi estancia.

Voy a plantear aquí un punto de vista políticamente incorrecto y poco convencional, para acabar hortodoxamente:  Jobs fue un cabronazo, y el mundo y la tecnología no se hubiera resentido un ápice sin él.

Toy Story

Algunos de nuestros sabios más conocidos dijeron en su día que caminaban a hombros de gigante, apuntando así humildemente que sus avances eran fruto del trabajo de otros.   La humildad es una cualidad humana valorada proporcionalmente a la posición social del que la exhibe.

El caso de Jobs es diametralmente opuesto:  su prepotencia y arrogancia, así como capacidad para humillar el prójimo, han sido cualidades bien conocidas en su entorno, y que aplicó sistemáticamente para lograr sus objetivos.  La cuestión es si el fin justifica los medios.

Dicho esto, todo personaje tiene sus facetas, y en el caso de Jobs, su sentido visionario, capacidad de innovación, búsqueda perfeccionista de resultados y pasión por el diseño hizo de sus productos y compañías marcas de éxito.  La pregunta es qué hubiera sucedido si Jobs no hubiera existido:  Nada.

La época de Jobs, mostraba una nerviosa agitación pre-parto en el mundo de la tecnología y los computadores.  Bill Gates con Microsoft, IBM, Xerox, … todos se movían buscando una nueva gama de productos que ofrecer al público.  La historia sin Jobs o sin Gates hubiera sido diferente, pero no diametralmente distinta.  La género humano, con su dotación genética y su capacidad de adaptación, tenía que llegar y llegó al computador personal, y a las videoconsolas y a la animación por ordenador.  Si no hubiera sido Jobs, quizá los propios fundadores de Pixar lo hubieran hecho con fondos de otras personas, o tal vez otra compañía hubiera marcado tendencias con una alternativa a Toy Story.  Pero entre los miles de millones de personas que habitan el mundo, no podemos pensar que la historia sería diferente sin uno particular: diferente sí, aunque no genéricamente diferente.  Si no hubiera habido Stalin, probablemente otro habría ocupado su puesto en la conyuntura social Rusa de la época.  Las personas somos como somos, y producimos lo que producimos.  Este es nuestro sino, y nuestra penitencia.

En todo caso, tuvo que ser Jobs quién encarnó un modo de vida, tuvo una visión y participó en una era de revolución tecnológica.  Reconozcamos la parte positiva del personaje, y apliquemos el cuento en nuestro ámbito:  cualquiera puede provocar una revolución de esta índole si se encuentra un medio propicio.  Moraleja:  (i) La tecnología llega cuando la sociedad está madura;  (ii) un entorno dinámico e innovador es el caldo de cultivo idóneo para el nacimiento de una nueva tecnología.


El futuro y la tecnología

noviembre 5, 2011

Título:  Emocionantes aventuras de la misión Barsac.

Autor:  Julio Verne.

Editorial:  RBA.

 

Alguien decía, y Steve Jobs -del que hablaremos próximamente- adoptó, que la mejor forma de predecir el futuro es inventarlo.  Los políticos Europeos se han dado cuenta de varias cosas:  (i) que las políticas de natalidad hay que cambiarlas si no queremos una vieja europa en términos demográficos; (ii) que el avance tecnológico es fundamental para el liderazgo internacional y económico.  Algún progresista ha reconocido en público su conflicto interno al tener que admitir el primer punto, pero en términos tecnológicos y económicos, las alas este y oeste, norte y sur, azul y rojas, están todas de acuerdo, aunque haya diferencias estéticas.

Esto viene a cuento del título que hoy presentamos, y que como siempre, argumento y detalles mantenemos al margen invitando a los lectores a descubrirlos autónomamente:  La tecnología es el elemento clave para que la ciudad en que se desarrolla la historia, lidereda por un paranoico criminal, haya triunfado en un medio adverso, el desierto.  Como tantas otras veces, presta Verne su pluma a la tarea de ensalzar la importancia de la tecnología, y no repara en presentar artilugios que el futuro desvelaría.

La tecnología y la ciencia son piezas claves en el rompecabezas de la política internacional.  El progreso de un país necesita de varios elementos:  población convencida de la necesidad de esforzarse, y tamaño suficiente para tener impacto, y desarrollo científico tecnológico.  Basta examinar estos elementos para hacer un pronóstico más o menos certero de lo que el devenir proporcionará a cualquier nación moderna.

Independientemente de lo que pensemos de nuestro modelo actual de país, cada uno tenemos en nuestras manos un porcentaje de participación -stock options- en nuestro éxito futuro, y dependerá de cómo gestionemos nuestra actividad para lograr entre todos un buen rendimiento.

Quizá convenga de nuevo mirar a las generaciones del futuro, nuestros adolescentes de hoy, para transmitirles una serie de actitudes y valores que permitan un cambio generacional.  Nosotros vamos a intentarlo, y el School of Computing pretende esto en parte:  despertar el interés por la ciencia y la tecnología.  El futuro tecnológico está en nuestras manos.