Superar el nombre

Título:  Modelos Meméticos cooperativos para la optimización de problemas combinatorios.

Autor:  Jhon Edgar Amaya Salazar

Editorial:  Universidad de Málaga.

 

Ayer discutí con Jhon.  Divergíamos en los nombres y convergíamos en las ideas de fondo:  Los algoritmos meméticos quizá no lo son,  aunque cumplen su misión.  La segunda parte de la afirmación estaba clara, y Jhon se ha asegurado en su Tesis Doctoral de mejorar propuestas anteriores.  La primera, sobre el nombre, es otra historia.  Vamos por partes.

Los Algoritmos Meméticos deben su bautizo a Pablo Moscato, que actuando como padre y padre (de la criatura y cura que oficia ceremonia del bautizo), eligió este nombre para su propuesta de hibridación de técnicas de búsqueda evolutivas + locales.  Y lo de memético lo tomó prestado del conceptó de Meme, oficialmente presentado a la comunidad en el famoso “Gen Egoista” de Dawkins.  No quiero gastar tiempo ni palabras en este Fundamentalista converso, que hizo de su bandera atea arma arrojadiza en estos últimos tiempos.

Jhon, y muchos otros, utilizan actualmente el término, y ahí estuvo la discusión, si el nombre describe la actividad del Algoritmo.  Particularmente pienso que el Algoritmo no hace justicia al nombre, aunque realiza su tarea, y gracias a trabajos como el de Jhon, van mejorando cada día.  Pero el Meme como concepto es otra cosa, su codificación no es genética, y su utilidad en la supervivencia cuestionable.  No obstante, ya algunos, como Yew-Soon en su reciente artículo de revisión para el número especial del IEEE TEC, reconoce que los hay intentando superar la técnica híbrida inicial y acercarse más a la propuesta de Dawkins.

Pero lo más interesante del trabajo de Jhon, en mi opinión, son los ejemplos.  Y no se trata de la elección de benchmarks adecuados -con la supervisión de sus directores y amigos Carlos y Antonio– lo importante aquí, aunque también.  El trabajo de Jhon es una muestra de la superación personal, del trabajo en equipo y de la importancia de la familia, tan cuestionada en la vieja europa.

Jhon es un estudiante que brilla en un ambiente oscuro, que ha sabido superar la evolución computacional y biológica.  Las leyes de Darwin le concedieron una posición de outlier.  La paradójica falta recursos de cómputo en un país rico -su Venezuela natal, fue  suplida por una enorme paciencia con los experimentos secuenciales.  Las capacidades que la naturaleza olvidó regalarle, fueron suplidas con la perseverancia de él y los suyo:  una familia unida en busca de un objetivo, una mente brillante desplegando ideas y unos padres y hermanos que anticipan cada pensamiento actuando en su nombre.

Enhorabuena Jhon y familia -y a los directores de la Tesis-, y que sirva tu trabajo a otros estudiantes en la “media” como ejemplo para superar nombres y capacidades.

 

 

Anuncios

One Response to Superar el nombre

  1. Eva Millan dice:

    Jhon es el mejor!!!. Ejemplo para muchos. Felicidades John!!! Y un besito para tú mamá que tan cariñosa fue conmigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: