Música Celestial

Título:  A-life for Music

Autor:  Eduardo R. Miranda

Editorial: A-R Editions

 

No hacen falta encuestas para conocer lo que el público considera propio de las Navidades:  música, cantos populares y villancicos.  También es verdad que desde que los Reyes Magos regalan i-Pads, Xbox y Nintendos, la tecnología intenta desplazar partituras y músicos.  Pero el rey de la Navidad sigue siendo el villancico popular, y basta asomarse a la calle para constatarlo.

Una periodista italiana se preguntaba recientemente sobre el origen humano o divino de la música.  Aunque la tecnología es un trabajo con mucho presente, la música tiene más futuro:  ¿alguien se imagina un cielo lleno de ángeles informáticos conectados a la gran nube?  No;  el cielo debe ser hogar de músicos y coros celestiales, y quizá el músico de oficio, pésimamente pagado aquí en la tierra, se esté labrando un currículo para la vida eterna.

En todo caso, esta temporada terrenal podemos transitarla uniendo música y tecnología, para vivir el presente con una profesión demandada y con la mirada puesta en el futuro.  Libros como el que Eduardo ha editado nos permiten vislumbrar posibilidades musicales que seguramente explotarán en este siglo XXI.  Si la música artesana ha dominado la historia, el futuro vendrá determinado por la mezcla de creatividad artificial y humana, y quién sabe si las nuevas tendencias musicales lleguen al paraiso.

Feliz Navidad Musical y disfruten este Jingle bells de con Sinatra y Crosby.

 

Anuncios

2 Responses to Música Celestial

  1. Jose Arnedo dice:

    Hola de nuevo,

    Respecto a “Si la música artesana ha dominado la historia, el futuro vendrá determinado por la mezcla de creatividad artificial y humana”, ¿no crees que actualmente la música se consume, no se escucha?

    http://josearnedo.blogspot.com/2011/12/claudio-casini-el-arte-de-escuchar-la.html

    Un saludo,

    Jose – http://josearnedo.blogspot.com

    • fcofdez dice:

      Ciértamente, casi todo hoy día se consume: se usa y se tira. Una pena que la industria haya ido en esta dirección.

      Es una labor de todos convertir a los consumidores en amantes: de la buena música, literatura, arte, para que lo auténtico sobreviva (y en términos evolutivos, se reproduzca, y progrese).

      Paco.,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: