La naturaleza humana

enero 30, 2012

Título:  El cementerio de Praga.

Autor:  Humberto Eco.

Editorial:  Lumen.

 

Rescatar la historia y estudiarla siempre fue buen ejercicio;  pero no tengo claro hasta que punto es positivo novelar los aspectos más siniestros de todo un pueblo.

Que en España haya chorizos no significa que todos los españoles deban acabar en colgaderos de tan típico producto ibérico.

¿Existió o existe una conspiración judeo-masónica?  ¿Puede todo un pueblo hacerse depositario de los males económicos y morales de nuestra sociedad?  ¿Es particularmente pertinente recordar las costumbres usureras y perversiones de ciertos negociantes del pasado, hoy que el público siente repulsa tan notoria hacia la banca mundial?  ¿Quiere quizá el autor justo lo contrario, exhimiendo a un pueblo de los embustes de una época?  Tanto da:  calumnias, mentiras, complots, perversión, usura…

El Cementerio de Praga

Creo que la técnica narrativa y la capacidad intelectual del autor deleitaron más al público con su primera obra, y es una pena que las posteriores se hayan alejado tanto en temática y finalidad (y conste que también leí “La isla del día de antes”, con esfuerzo).

En fin, que corrupción y podredumbre es parte de la humana naturaleza, y y cada día noticias, y novelas como ésta nos lo recuerdan.  Suerte que haya otros escritores que también hacen arte con la bondad, el altruismo y otras caras positivas del hombre, que también las tiene.

Anuncios

Lo fundamental

enero 15, 2012

Título:  Eloisa está debajo de un Almendro.

Autor:  Enrique Jardiel Poncela.

Editorial:  Salvat.

 

Interesante obra de teatro para pasar una tarde de lectura -a falta de compañía que la represente.

Esta jaula de grillos o psiquiátrico de barrio, está adornada con castizos personajes, de modos y maneras que recuerdan décadas pasadas en los barrios de la capital.  La escena inicial en el cine, cuando los descansos se insertaban para propiciar el cambio de rollo y venta de chucherías, hará reir a cualquier lector nostálgico.

Eloisa Está debajo de un Almendro

Cines de verano y sesiones doble, tarzán, musicales, westerns:  eran otros tiempos.  Hoy el 3D quiere repescar a espectadores que huyen de precios inflaccionistas.  ¿Es realmente necesario el 3D en el cine?  ¿Aporta algo fundamental?  ¿No será que la industria mata en la taquilla la gallina de los huevos de oro?

El cine seguirá siendo cine:  buenas historias, guiones, fotografía;  y el 3D, como ya dijo Delibes de aquellos incipientes experimentos de su época, no será más que una anécdota.  Hay quienes reconocen ya que la tecnología, en muchos casos, esclaviza, y que atrapados  por lo accesorio, estamos perdiendo lo fundamental.

Bien están unas buenas carcajadas a costa del pasado de la mano de Eloisa, para recuperar, al menos por un rato, lo fundamental del teatro y la literatura.


Hincar el diente

enero 9, 2012

Título:  Crónica Escandalosa.

Autor:  Pío Baroja.

Editorial:  Planeta.

Nuestro siglo XIX fue rico en tramas, corrupciones, complots, escándalos, liberales, monárquicos, republicanos, Cristinos, Esparteros…  Y Pío Baroja recoge aquí lo que en su día sería voz pópuli, leyenda urbana o radio macuto:  las libertades de reyes, hijos apócrifos, naturales, herederos bastardos y caterva múltiple de progenies posibles.

Es mi primera lectura de Baroja, y espero que no sea el modelo.  Más parece que Baroja disfruta difundiendo chismes que escribiendo buena prosa.  En fin, ya se verá.

Pero hoy es buen día para acordarse de otro personaje del siglo XIX, celebrado en google por la efeméride:  Luis Coloma, Jesuita, periodista y escritor, y autor del famoso Ratoncito Pérez, cuento destinado al futuro monarca Alfonso XIII, con ocasión de una pérdida dental. España y Latinoamérica celebra al Ratón Pérez desde entonces, convirtiendo al personaje en héroe popular colector de dientes y dispensador de regalos.

Una pena que también pervivan en nuestro fondo social y cultural actitudes poco edificantes de nuestros antepasados gobernantes.  Esperemos que las nuevas generaciones sean capaces de tomar préstamos del ratón pérez -que en los bancos está difícil-, para hincar el diente a los problemas que nos ahogan.


El frío

enero 5, 2012

Título:  El país de las pieles.

Autor:  Julio Verne.

Editorial:  RBA.

 

Las aventuras de Verne discurren a menudo por paisajes lejanos y territorios exóticos;  recorren biologías marinas, antediluvianas, geografías remotas y países imaginarios.  Pero siempre nos permiten visitar parajes del espíritu humano.

El País de las Pieles

La novela de hoy, junto con otras como “Las aventuras del capitán Hatteras” nos muestra el espíritu de superación humano cuando hace frente a condiciones extremas.  Repasando en ocasiones expediciones notables, ambienta la acción en latitudes heladas, y con una acción inverosimil -una isla flotante- presenta al lector unos protagonistas que desafían lo imposible.

A lo que vamos:  Julio Verne, como muchos otros pensadores de cualquier rincón del mundo, sabe que el hombre puede superar con su esfuerzo condiciones de lo más adversas.  Ni el frío y sus consecuencias, ni la soledad,  son argumentos para que los protagonistas abandonen la esperanza.  El trabajo y la fe son los recursos únicos de un grupo abandonado a su suerte.

Bueno momento para que en este periodo invernal de ventiscas y turbulencias económicas sepamos ver que nuestro esfuerzo colectivo será el único que nos permita superar este clima adverso.

Ánimos para el 2012.