Los tiempos que corren

abril 20, 2012

Título:  Eugenia Grandet

Autor:  Balzac

Editorial:  Club Internacional del Libro.

 

Eugenia Grandet.

Balzac hizo algo prodigioso:  narrar a lo largo de miles de páginas los caracteres y costumbres de la sociedad francesa de su tiempo.  Si Galdós fotografió el devenir de España en el XIX, en Francia fue Balzac, quien en su Comedia Humana -que parafrasea la Divina Comedia de Dante- nos describe la Francia y sus gentes de la misma época.

Esta componente de la serie, nos narra las desventuras de la familia Grandet, quién liderados por un avaro padre de familia, tonelero por más señas, sufre las estrecheces autioimpuestas por el gobernante de su casa.

Novela que puede servir para reflexionar sobre la correcta gestión de los bienes temporales, y como en toda ocasión hay quién puede sacar provecho de una situación turbulenta para progresar -ya sea por cambios de gobierno, revolución o guerra.  Mención aparte merece la condición de mujer y sus posibilidades de promoción en siglos pasados.

En fin, curiosa novela para los amantes del pasado y del análisis comparativo.

 

Anuncios

Economía de la Ciencia

abril 13, 2012

Título: Proceedings EvoApps.

Autor:  Cecilia et al (editores).

Editorial:  Springer.

 

Málaga es buen lugar hoy para hablar de economía:  los presupuestos de la Junta de Andalucía comienzan a dar guerra, economía de guerra dada la situación actual, arma arrojadiza de políticos enfrentados, sufrimiento del pueblo ante gestores manirotos.

También la ciencia sufre los recortes económicos, aunque con la habilidad de sus gestores, el que hoy se celebra en Málaga Evo* 2012 ha conseguido superar la prueba.

Los científicos tienen que hacer juegos malabares para gestionar unos presupuesto raquíticos, y poder aún asistir para dialogar con los colegas a eventos semejantes.

Comienza a ser habitual la retirada de artículos, una vez han sido aceptados por los comités, por falta de fondos para viajar.  Pero la situación se puede volver insostenible:  también las buenas revistas cobran cuotas de publicación, que en algunos casos alcanzan los gastos requeridos para asistir a congresos.

Y si las empresas ya de por sí desganadas para colaborar con la Universidad están sufriendo en sus carnes la crisis actual, que conduce en muchos casos al cierre irremediable, y las Universidades no reciben fondos para investigación, ¿a qué nos dedicaremos los científicos nacionales?

En fin, esperemos que escampe algún año próximo, y disfrutemos mientras tanto con los progresos científicos, alguno de los cuales no dejan indiferente a nadie:  La charla de Dario Floreano sobre robots voladores no tuvo desperdicio.  Algún día veremos bandadas de estos robots compitiendo con nuestras cigueñas en el cielo primaveral.

Robots Voladores.


Tiempo de búsqueda.

abril 1, 2012

Título:  Las Sandalias del Pescador.

Autor:  Morris West.

Editorial:  Círculo de Lectores.

 

Justo hoy entramos por la puerta grande de Semana Santa -Domingo de Ramos- cuya salida triunfal es la Vigilia Pascual del Sábado Santo, que nos conduce al glorioso domingo de resurreción.  Una época apropiada para la lectura que traemos:  Las Sandalias del Pescador.

Un libro que seguramente satisface a todos, creyentes y escépticos, porque muestra con naturalidad los entresijos de una institución milenaria.  Díficil escoger términos para no herir susceptibilidades en este comentario.  Pero vamos a intentarlo.

Cualquier institución gestionada por nuestros congéneres, manifestará todo tipo de muecas, vises y patrones característicos humanos.  Preferencias personales, ideas defendidas con subterfugios palaciegos, autores censurados, nepotismo indisimulado, etc.  Cualquiera de estos atributos podrían indicar que hablamos de … La Universidad, por ejemplo.  Y esto no impide, defender el bien común y la idea de fondo, como lugar de encuentro, discusión y compartición del conocimiento.  Que un determinado Rector, Catedrático, comité, departamento o escuela actúen con insensibilidad, maldad o indiferencia, no impiden reconocer la bondad del marco de actuación, corrompido a veces por la insana avaricia y orgullo de los que ostentan cargos.  Afortunadamente el ir y venir de personas mostrará luces y sombras en cualquier proyecto humano a lo largo de la historia.

Dicho esto, a nadie puede sorprender que también en la Iglesia encontremos ejemplos de todo tipo, de bondad suprema y lucha por el prójimo en las calles de Calcuta y a la vez corrupción intolerable en alguna ciudad occidental.  Ahora bien, este cristal empañado no debe permitir borrar la imagen última, y el origen de la institución y el mensaje que lo fundamenta debe prevalecer sobre cualquier distorsión ulterior.  Que no sirva a nadie pues el comportamiento de los miembros como excusa.  La Fe es un regalo, que puede buscarse “como busca la cierva corrientes de agua, así mi alma te busca a ti Dios mío”, que diría el Salmo.  Y la búsqueda debe ser independiente del mensajero de turno.  A Dios gracias, los malos maestros no impiden el progreso de los buenos discípulos, ni en la Universidad, ni en escuela alguna.

Sirva pues esta recomendable lectura para todos: creyentes y ateos, a los unos para entender la realidad, y a los otros, para discernir y separar grano y paja, pintura y marco.

Esperemos que esta semana de pasión que comenzamos, prologada en muchos lugares magníficamente por acontecimientos culturales y religiosos -suerte para los paisanos Extremeños que pudieron asistir este pasado jueves en Almendralejo al Requien de Mozart– se  estímulo para los que buscan.

Para los que no tuvieron la suerte de asistir al concierto, aquí dejamos una muestra de la filarmónica de viena.  Quizá está música inspire la búsqueda.