Tiempo de búsqueda.

Título:  Las Sandalias del Pescador.

Autor:  Morris West.

Editorial:  Círculo de Lectores.

 

Justo hoy entramos por la puerta grande de Semana Santa -Domingo de Ramos- cuya salida triunfal es la Vigilia Pascual del Sábado Santo, que nos conduce al glorioso domingo de resurreción.  Una época apropiada para la lectura que traemos:  Las Sandalias del Pescador.

Un libro que seguramente satisface a todos, creyentes y escépticos, porque muestra con naturalidad los entresijos de una institución milenaria.  Díficil escoger términos para no herir susceptibilidades en este comentario.  Pero vamos a intentarlo.

Cualquier institución gestionada por nuestros congéneres, manifestará todo tipo de muecas, vises y patrones característicos humanos.  Preferencias personales, ideas defendidas con subterfugios palaciegos, autores censurados, nepotismo indisimulado, etc.  Cualquiera de estos atributos podrían indicar que hablamos de … La Universidad, por ejemplo.  Y esto no impide, defender el bien común y la idea de fondo, como lugar de encuentro, discusión y compartición del conocimiento.  Que un determinado Rector, Catedrático, comité, departamento o escuela actúen con insensibilidad, maldad o indiferencia, no impiden reconocer la bondad del marco de actuación, corrompido a veces por la insana avaricia y orgullo de los que ostentan cargos.  Afortunadamente el ir y venir de personas mostrará luces y sombras en cualquier proyecto humano a lo largo de la historia.

Dicho esto, a nadie puede sorprender que también en la Iglesia encontremos ejemplos de todo tipo, de bondad suprema y lucha por el prójimo en las calles de Calcuta y a la vez corrupción intolerable en alguna ciudad occidental.  Ahora bien, este cristal empañado no debe permitir borrar la imagen última, y el origen de la institución y el mensaje que lo fundamenta debe prevalecer sobre cualquier distorsión ulterior.  Que no sirva a nadie pues el comportamiento de los miembros como excusa.  La Fe es un regalo, que puede buscarse “como busca la cierva corrientes de agua, así mi alma te busca a ti Dios mío”, que diría el Salmo.  Y la búsqueda debe ser independiente del mensajero de turno.  A Dios gracias, los malos maestros no impiden el progreso de los buenos discípulos, ni en la Universidad, ni en escuela alguna.

Sirva pues esta recomendable lectura para todos: creyentes y ateos, a los unos para entender la realidad, y a los otros, para discernir y separar grano y paja, pintura y marco.

Esperemos que esta semana de pasión que comenzamos, prologada en muchos lugares magníficamente por acontecimientos culturales y religiosos -suerte para los paisanos Extremeños que pudieron asistir este pasado jueves en Almendralejo al Requien de Mozart– se  estímulo para los que buscan.

Para los que no tuvieron la suerte de asistir al concierto, aquí dejamos una muestra de la filarmónica de viena.  Quizá está música inspire la búsqueda.

 

Anuncios

2 respuestas a Tiempo de búsqueda.

  1. Maria dice:

    precioso el Requiem de Mozart, felicidades por el blog, me encanta el titulo del mismo. Estaría de acuerdo con Carl Sagan en su serie Cosmos, si pudiera escoger un lugar para viajar al pasado, escogería la biblioteca de Alejandria,

    saludos!

    • fcofdez dice:

      Una buena notica para los Extremeños: habrá más proyectos como el Requiem en los próximos años en la región. Y pronto estará disponible la grabación que se hizo en directo en la Parroquia de la Purificación de Almendralejo. Avisaremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: