Ave Fénix

Título:  Por una causa justa

Autor:  Vasili Grossman

Editorial:  Galaxia Gutemberg

La naturaleza maravillosa del Ave Fénix ha permitido a la mitología deslumbrar el imaginario colectivo:  muerte y vida, fuego y aire, cenizas y resurrección.  No existe otro ave con moraleja más suculenta, y viene al caso hoy para hablar de la guerra y la prosperidad del pueblo que se recupera de la misma.

Por una causa justaGrossman va al corazón del hombre, y nos habla de la naturaleza humana, sus pasiones, intereses y anhelos, y como la guerra a veces se interpone entre el hombre y su destino.  Pero sirve también el escenario de la novela, Stalingrado, para recordar que las Guerras Mundiales son resultados de situaciones sociales previas.

Hay quién se refiere a la II Guerra Mundial como la respuesta a la crisis del 29, y como solución y salida para la misma.  Pero leyendo autores como Grossman, uno más bien concluye que quizá la guerra, sea el único vínculo que permitió a un pueblo unirse en la búsqueda de su destino.

Las democracias modernoas asientan su mecánica en la lucha ideológica fratricida, dónde la discusión y el enojo, el enfrentamiento y las envidias son las cartas del juego en el día a día político, y en el que los ciudadanos se enfrentan con palabras haciendo suyos los mensajes de unos cuestionables líderes.  Pocos son los países modernos, civilizados y democráticos que en tiempo de necesidad llegan a una unión completa, más allá de la política o religión, para solventar de manera colectiva los problemas que enfrenta.  Antes bien, prefieren el hundimiento conjunto frente a un éxito del oponente.

No fue la Guerra la solución, sino el reactivo que impulsó la unión del pueblo en una causa común:  el interés nacional.

¿Sería posible prescidir de esta encima tóxica y conseguir sus frutos sin la catástrofe?   Esperemos que los políticos lo entiendan, se entiendan, y nos animen a todos a empujar en una dirección común.  No se si será mucho esperar, o si necesitaremos que se consuman en el incendio que han provocado para abonar la tierra en un nuevo resurgir.  Quizá sea Grecia quien marca el vuelo del Ave Fénix.

Anuncios

One Response to Ave Fénix

  1. […] a la Tolstoi tras asistir a la batalla de Stalingrado de la mano de Grossman.  Allá por Mayo terminé otra obra de largo recorrido, y asistí a la victoria del pueblo Ruso […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: