Finzi

Título:  Five Bagatelles Op. 23.

Autor: Gerald Finzi.

Editorial: Boosey & Hawkes.

Aunque de origen italiano y cuna judía, Finzi se convirtió en exponente del movimiento británico y compuso con frecuencia para la liturgia cristiana.

Nacido en 1901, comenzó de joven sus estudios musicales con Ernest Farrar, y cuando esté emigró por la Guerra, y cuyo fallecimiento en el frente afectó profundamente a Finzi, continuó estudiando con Edward Bairstow en York Minster.

Gran admirador de Thomas Hardy y de la tranquilidad que la belleza del paisaje inglés le transmitía,  en 1922 publicó su primer trabajo, un ciclo de canciones para barítono y cuerda inspirado en los texto de Hardy.

Más adelante, y cansado del aislamiento rural, se trasladó a Londres y estudió con RO Morris, y con Ralph Vaughan Williams, quién dirigió el concierto de Violín de Finzi.  En esta época entabló amistad con otros músicos, destacando Howard Ferguson, cuya amistad mantuvo a lo largo de su vida.  Terminó en esta época la Severn Rhapsody que mereció el premio Carnegie Award.

En 1930 consiguió un puesto en la Royal Academy of Music, puesto que abandonaría más adelante al contraer matrimonio con Joyce Back.  Junto a su esposa trabajó por el reconocimiento del poeta y compositor Ivor Gurney.  También estudiaron y catalogaron música tradicional inglesa.

La segunda guerra mundial impidió el estreno de Dies Natalis, que probablemente le hubiera colocado como compositor de primer nivel antes de lo que realmente sucedió.

5 Bagatelas de FinziEl fin de la guerra, permitió que le llegaran una serie de importantes encargos, entre los que se incluye el Concierto para Clarinete, quizá su obra más conocida, por encargo de Frederick Thurston in 1949.

En 1951 fue diagnosticado de leucemia, con un pronóstico de entre 5 y 10 años de vida, hecho que no afectó su ritmo de trabajo.  Murió un 27 de Septiembre de 1956.  Destaca de esta última época un concierto con su obra en el Royal Festival Hall en 1954.

Su amor por los libros, que influyó en su obra notablemente, componiendo música para muchos de los poemas que tanto admiraba, le permitió reunir a lo largo de su vida 6000 ejemplares de literatura inglesa, que quedó depositada a su muerte en la «Finzi Book Room», en la Biblioteca de la Universidad de Reading.

Gracias al trabajo de su hijo Christopher, y de asociaciones como la Finzi Trust y Finz Friends, la obra de Finzi ha adquirido gran popularidad en el siglo XX.

La música de Finzi es de caracter triste y otoñal, quizá característica del clima y paisaje Inglés que representa, y con una capacidad notable para ajustarse a los textos que acompaña;  quizá por ello las canciones sean tan representativas en la obra de Finzi.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: