El Divino

Título:  Miguel Ángel.

Autor:  Gilles Néret.

Editorial:  Taschen.

El genio de Miguel Ángel es indiscutible.  Su perfección artística se consumó igualmente en su arte predilecto, la escultura, y en el que se le impuso, considerado por él como menor, la pintura.  Su modo de ver y entender la vida y las relaciones humanas influyó su obra notablemente.

La lectura de un libro como el de hoy, puede bien servir para reflexionar sobre un par de hechos notables:  los grandes hombres renacentistas eran polifacéticos, y una verdadera formación actual -justo cuando nos acaban de refregar de nuevo los informes sobre el fracaso escolar en España- implica un conocimiento profundo de ciencias, artes y letras.

Por otro lado y no menos importante:  las grandes obras de hoy, fueron inversiones del pasado.  Si España, Italia, Francia y otros países Europeos tienen un PIB grandemente influido por el turismo, es en parte gracias a los grandes mecenas del renacimiento, nobles, iglesia, reyes o burguesía posterior.  Las grandes fortunas invertidas -que en su tiempo quizá fuera considerado un derroche- fue una herencia que nos dejaron, y un apoyo a los genios de la época.

Hoy son los gobiernos, a través de nuestros impuestos, fundaciones, bancos y grandes fortunas las que invierten en arte.  No pongamos en duda la necesidad de invertir, pero sí exijamos que se apoye a los artistas verdaderos, y no a los mequetrefes embaucadores y promotores de las burbujas artísticas de la decadencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: