La Deriva de un pueblo.

Título:  El Imperio eres tú.

Autor:  Javier Moro.

Editorial:  Planeta.

 

Nunca miré con agrado los premios planeta, consiciente del negocio que los sustenta.  Pero un regalo inesperado, y un autor conocido me condujeron hasta el libro de hoy.

Javier Moro

Comencemos por el principio:  buena lectura para los amantes de la historia.  El trabajo extenso de documentación satisfará al más exigente lector.  Pertinente tema en tiempos de deriva soberanista, cuando la identidad de un pueblo se pone en entredicho.  Pero vamos hoy con otro tema para la polémica.

La mayor parte de las historias sobre Reyes, Caudillos, Emperadores, Calfias o Maharahás van acompañadas de una coherte de mujeres a su servicio.  Aún en las culturas occidentales con tradición cristiana, los líderes, incluso religiosos, han mostrado en períodos extensos de la historia una incapacidad manifiesta para cumplir las normas, un irrefrenable deseo de mantener amantes y concubinas.  Quizá el pueblo llano, fiel cumplidor y trabajador incansable, ha seguido con rigor el “haced lo que ellos digan, pero no hagáis lo que ellos hagan”, evitando así la caja de pandora que surge del comportamiento libertino.  Pero esto era antes.  Hoy día está al alcance de cualquiera vivir y emular las conquistas Reales.

Ciertamente, un matrimonio forzado puede suponer un infierno, más aún cuándo hay un maltratador en su seno -y por eso la permitida separación eclesiástica;  pero nadie cuestionará que el matrimonio feliz es el culmen de la vida en pareja, con derechos y protecciones  ante la sociedad regulados por contrato legal.  Por otro lado, desde el punto de vista genético y natural, como Richard Dawkins reconoce en su Gen Egoista, la mujer pierde ante una abandono, quedando como única responsable de la progenie.  El Imperio eres tú es un ejemplo más que nos muestra el lamentable destino de las diferentes amantes del Emperador Pedro.

Siendo así la mujer la principal beneficiaria del matrimonio que sigue el modelo católico occidental, en el que amor-sexo forman una indisoluble unión, ¿Cómo hemos llegado a la situación actual, en que el sexo por diversión se promociona desde las instituciones, el divorcio es más la norma que la excepción, y quizá por eso, el matrimonio ha dejado de tener sentido?

Si la filosofía occidental, a veces pregonada por sepulcros blanqueados, impulsa el amor hasta la eternidad y la fidelidad continua en pareja, ¿Quién está detrás de este cambio completo del modo de vivir las relaciones humanas que desampara a la mujer?

Creo yo que no deben ser necesarias muchas entendederas para intuir que no deben haber sido las mujeres las impulsoras del nuevo modelo.  Mirando el devenir de diferentes grupos sociales en los últimos siglos, quienes han estado en el poder, sus rezos y costumbres, quizá podamos también localizar la fuente de esta deriva social.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: