Crimen y castigo

Título:  Papillón.

Autor:  Henri Charrière.

Editorial:  Plaza y Janés.

 

Tuvo que esperar el final para reconocer su suerte:  la carcel injusta por un crimen no cometido fue fruto de su mala vida.  Porque nada bueno debía esperar quién se lucraba en los bajos fondos con actividades al límite de la ley, trata de blancas y otras lindezas.  Aunque no es pretexto para un castigo excesivo, probablemente una vida de trabajador incansable, padre y marido virtuoso y prácticas caritativas con el prójimo le hubieran alejado de escenarios de depravación y crimen.

Aún así, la experiencia de Charrière sirvió para llamar la atención sobre el sistema penitenciario francés y el respeto de los derechos humanos.   Cárceles infernales y fugas múltiples escritas en primera persona hacen cuestionarse al lector la verosimilitud de los hechos.

Dijo el autor que se decidió a escribir tras conocer el éxito de otras fábulas sobre presos, y pensó que si la ficción triunfaba, su verdad debería conocer éxito universal.  No se equivocó.  El ciudadano medio siente atracción pareja atracción ante el éxito de los afotunados y la desgracia del prójimo;  los primeros le inducen el sueño, los segundos el agradecimiento a Dios por su vida presente.

Papillón termina alabando a Dios y la oportunidad de una nueva vida tras una década en presidio.

Sirva esta novela para reflexionar sobre la infalibilidad de la justicia, las oportunidades que nos ofrecen Dios y la vida, y la necesaria diligencia para alejarse de compañías y ambientes poco recomendables.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: