La educación polifacética

Título:  Clarinet Sonata, Op. 167.

Autor: Saint-Saëns.

Editorial:  G. Henle Verlag.

 

A cuento de esta sonata para clarinete y piano hablamos hoy del nuevo modelo educativo.   Saint Saëns, el autor, fue un tipo polifacético, que cultivó varias artes a lo largo de su vida.  Además de su actividad musical, por la que se le conoce, fue escritor, caricaturista y animado tertuliano científico, estudioso de escenografía teatral antigua y miembro de la sociedad astronómica francesa; y fue el primero entre los dedicados a la composición de bandas sonoras, justo cuando el cine daba sus primeros pasos.

Saint Säens

Nacido en pleno romanticismo musical de una familia campesina, pronto destacaron sus dotes intelectuales y naturales múltiples, que incluían entre otras un oído absoluto.

En París tomó contacto de niño con el piano, con sólo dos años ya aprendía de su tía-abuela;  a los 3 ya podía leer y escribir, y a los 4 mostró su prodigio incipiente en la composición.  Con 5 años conoció al pintor Ingres, a quién dedico un adagio compuesto con 7 años, época en que ya hablaba latín.

En 1846, con sólo 11 años, dió su primer recital, muy celebrado por un final memorable:  ofreció como “bis” tocar de memoria cualquiera de las 32 sonatas para piano de Beethoven, lo que fue calificado por la prensa Europea y Norteamericana como el nacimiento del nuevo Mozart.

Pasó dos años después al conservatorio de París, recibiendo clases como organista -disciplina en la que ganaría varios premios, y sintió aficción hacia la obra de Victor Hugo, a la que pondría música en diversas ocasiones.  Su precocidad en la composición, le hizo enviar en ocasiones obras bajo seudónimo para no ser rechazado por la edad.  Se dijo de él que lo sabía todo, y le faltaba “inexperiencia”.

Conoció a Listz con 18 años, y proyectó dar conciertos conjuntos, aunque no cuajó.  Listz diría de él ser el más grande organista del mundo.  Como profesor, formó entre otros a Gabriel Fauré.

Su capacidad creativa generó más de 400 obras, la admiración de todos, incluida la Reina Victoria de Inglaterra, que le invitó a palacio y cantó acompañada por él en una velada memorable.  Su carnaval de los animales inspiró un ballet que lanzarí a la bailarina Anna Pávlova.

Fue amigo del Español Sarasate a quién acompañó de gira por la península.

Amante de la astronomía y las ciencias en general, olvidó en cierta ocasión acudir a un concierto cuando con otro amigo astrónomo fue a observar las estrellas.    Hoy que de nuevo discutimos el modelo educativo en España, nos muestra Sanit Säens con su pasión por la botánica, matemáticas y astronomía que la música es complementaria a la ciencia, y que una educación apropiada debe incluir múltiples facetas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: