Los males presentes

Título: El Chancellor

Autor:  Julio Verne.

Editorial:  RBA.

Fortuna y desgracia son términos relativos.  Quizá por eso acostumbran los gobiernos a proyectar películas catastróficas en nochevieja.  Hace décadas, El Coloso en Llamas era habitualmente la elegida.  La meca del cine nos surte hoy de númerosos ejemplares de esta especie, que incluye elementos destructures diversos:  meteoritos, volcanes , agua…

Cuando el cine aún era ficción, la literatura proporcionaba consuelo:  la castátrofe de otros siempre fue analgésico efectivo contra el mal presente.  Y Julio Verne también cultivó el género.

El Chancellor

El Chancellor es una obra que se lee de un tirón, con desenlace feliz y preludio agónico.  Con el más profundo carácter Verniano, y prólogo ambientado en el negocio del Algodón en el siglo XIX, forma parte del conjunto de “Viajes Extraordinarios”.

Verne narra las desventuras de un barco, el Chancellor, con las bodegas atestadas de balas de algodón.  Enlaza la temática con parte del argumento del post previo:  la importancia del cultivo del Algodón en los estados Sureños de Norteamérica.

Repleto de términos náuticos, nos permite la obra oler la brea y la brisa del mar, sufrir el mareo de la navegación a vela, y finalmente, sentir el padecimiento de la tripulación.  Buena lectura para olvidar la crisis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: