El libro de las luces

abril 23, 2015

Título:  El libro de las luces.

Autor:  Varios.

Editorial:  Universidad de Extremadura.

Coincidiendo con el día del libro, la Universidad de Extremadura edita un pequeño ejemplar dedicado este año a la luz, que incluye selecciones de la comunidad universitaria sobre la temática elegida, y que permite a los lectores tener una primera aproximación a un extenso conjunto de obras.

Esta publicación anual traslada a sus lectores extractos comentados de una serie de libros que han captado el interés de todos aquellos que han querido contribuir con la edición.

Sirva este post para incluir mi propuesta de este año, recogida en la página sexta.  Una pena que hayan confundido mi nombre, y atribuyan la propuesta a un tal Francisco García de la Vega.

Libro de Isaías, Capítulo 9.
(…)
El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos.
Multiplicaste la gente, y aumentaste la alegría. Se alegrarán delante de ti como se alegran en la siega, como se gozan cuando reparten despojos.
Porque tú quebraste su pesado yugo, y la vara de su hombro, y el cetro de su opresor, como en el día de Madián.
Porque todo calzado que lleva el guerrero en el tumulto de la batalla, y todo manto revolcado en sangre, serán quemados, pasto del fuego.
Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.
Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. (…)
____________________________________________________________________________
Isaías, además de profeta, fue un brillante poeta, que contribuyó a completar algunas de las páginas literarias más hermosas de la antigüedad, agrupadas enel conocido Antiguo Testamento.
Hoy que la religión se utiliza como arma opresora en otras latitudes, es necesario actualizar y recordar lo que solamente la convicción profunda de una fe auténtica puede discernir, que su autenticidad, como describe Isaías, será reconocida por sus frutos:  Paz y alegría que surgen de la luz que proporciona la verdad.
Anuncios

¿Y quién es mi prójimo?

abril 19, 2015

Título:  Cuentos.

Autor:  Leon Tolstoi.

Editorial: Club Internacional del Libro.

La parábola del prójimo debería ser conocida por cualquier europeo que se precie:  nuestras raíces cristianas, antes o después, serán reconocidas como parte de nuestra tradición continental, y los que no ha mucho quisieron borrar ese humanismo cristiano que impregna nuestros pueblos de la fallida constitución europea, serán quienes más agiten las banderas ante la reconquista imparable de occidente por el nuevo islam.  Lo que hoy se publica como política ficción (Francia eligiendo un presidente musulmán), pronto será una posibilidad que quizá preocupe a algunos.

Leon Tolstoi

Tolstoi sin embargo reconoce su tradición europea, y conscientemente impregna sus cuentos con un mensaje evangélico que busca el bien de nuestros semejantes.  Si hace unos años nos referíamos a su obra cumbre “guerra y paz”, hoy, sus cuentos nos sirven para repasar como el egoismo, la envidía, y otros males que anidan en el corazón del hombre nos impiden colaborar en el bien común.  Sus historias del rey Asiria Asarkadón, que se ve transformado de pronto en uno de sus cautivos condenados a muerte, o las Tres hachas de oro, son buenas historias para hacer examen de conciencia.

Y por cierto que la prosa de Tolstoi es un reclamo magnífico, literatura de muchos kilates, para acercarnos a este mensaje que hoy como siempre debería servirnos para reflexionar sobre la pregunta que hace mucho plantearon al Maestro en Jerusalén:  ¿Y quién es mi prójimo?


Original

abril 11, 2015

Título:  Thelonious Monk – The life and times of an American Original.

Autor:  Robin D. G. Kelly.

Editorial:  Free Press.

Libros como este permiten a los amantes del jazz descubrir anécdotas, datos y facetas ocultas del personaje al que describen.  Y para muestra un botón:  ¿Cuál es el nombre latino, o castellano correspondiente a nuestro querido Thelonious?  Dejo aquí la pregunta hasta el próximo post.  Espero vuestras respuestas.

Thelonious Monk.

El padre de este original pianista adivinó sin querer el destacado carácter creativo de su hijo, eligiendo un nombre poco común, y mostrando así la senda alternativa que transitaría Thelonious en su vida como pianista.

Una biografía bien documentada como la de hoy, nos permite acceder a un profuso conjunto de datos que hará las delicias de los amantes del jazz;  también nos permite entender el carácter de un músico que siempre actuó por principios, y fiel a su música no se dejó influir por tendencias del mercado.

Sólo un pero:  Una pena que el libro no venga acompañado de una edición digital en CD, que permitiría en cualquier momento la búsqueda rápida de cualquier dato de interés.


¿Y qué es la verdad?

abril 4, 2015

Título:  La agencia Thompson y Cía.

Autor:  Julio Verne.

Editorial: RBA.

En el largo proceso que condujo a Jesús a la cruz, hubo una pregunta que el incrédulo pero dubitativo Pilatos planteó a su reo: ¿Y qué es la verdad?

El reconocimiento de la verdad ahorraría muchos pesares a la sociedad en la que vivimos, como los hubiera ahorrado a aquellos turistas caza-gangas que nos presenta Verne como los sufridores de la baja de precios temeraria, resultado de la competencia atroz entre dos compañías navieras.  La agencia Thompson y Cía es la que finalmente se hace con el botín, e incumpliendo sus promesas lleva a sus viajeros a una situación límite, que en manos de otro escritor hubiera desencadenado la muerte de todos ellos.

El incumplimiento de promesas, una forma sublime de la más cruel de las mentiras, juega con los anhelos del pueblo, los exprime sin vacilar y con una palmada en la espalda fía su cumplimiento a una nueva promesa futura, que justifica así y ampara el desvío pasado en un futuro incierto.

Desempeña así quién promete el papel de la banca en la ruleta del casino, que con el beneplácito del jugador que confía en su futuro, gana cada vez que éste apuesta de nuevo esperando recuperar la pérdida de la jugada previa.

Quizá sea buen momento para recordar qué provocó la pregunta de Pilatos:  “Todo el que es de la verdad escucha mi voz” (Jn, 18:37).