Una de vaqueros

julio 30, 2015

Título:  Historias del Oeste, vol 2.

Autor: Varios.

Editorial: Acervo.

En ocasiones he escuchado historias sobre las lecturas de los años mozos de la generación de nuestros padres, en las que las jóvenes gastaban novelas románticas y los varones se decantaban por el Oeste.  Los autores patrios de las mismas no pasarán a la historia, ni ellos ni sus creaciones, aunque quizá sean objeto de estudios de economía de mercado sobre literatura de consumo en años de escasez.  El caso es que nunca pensé que en semejantes géneros pudieran hallarse relatos de calidad.  Y con esta selección de hoy descubrí mi error.

El compendio reúne autores de renombre como Mark Twain, Charles Dickens o Jack London.  Tengo que reconocer que su presencia es la que me impulsó a leer las historias cortas que contiene, y tengo que decir que he disfrutado con la lectura.

Son varias las sorpresas del volumen:  los autores nombrados en primer lugar;  la ausencia de tiros y muertos y presencia en su lugar de vidas aferradas al territorio, un territorio que actúa de paisaje en el que se tejen historias universales.  Basten algunos títulos:  “De cómo Santa Claus llegó a Simpson’s Bar”, “Los pastelillos de Pimienta”, o “El cañón de all gold”, esta última de Jack London, en la que con detenimiento nos cuenta el proceso para encontrar el filón de oro cuyas pistas sigue concienzudamente un buscador infatigable.

En fin, que éste y los otros dos volúmenes editados son una lectura perfecta para las horas de calor del verano, con historias que enganchan y literatura de alto nivel.

A disfrutarlo.


Caer en desgracia.

julio 19, 2015

Título:  Juan Antonio de Vera, I Conde de la Roca.

Autor:  Carmen Fernández-Daza Álvarez.

Editorial:  Biografías Extremeñas.

Conde de la Roca

Entre los muchos fines sociales que las administraciones públicas deben cuidar, se incluye la publicación de obras de interés para su ámbito territorial, y que de otro modo no alcanzarían nunca los estantes de las librerías.  La biografía del I Conde de la Roca cae en esta parcela, y permite al lector conocer la historia de un personaje que conquista la nobleza para caer luego en desgracia, historia por otra parte tan parcial y secundaria en su protagonismo, que le impide luchar por los focos alcanzados por otros extremeños mucho más notables.  Enhorabuena pues a la Diputación de Badajoz, y a la autora del trabajo, que nos permiten conocer un poco más de nuestra historia.

Atrajo mi atención la portada de este libro, cuya calidad editorial es bastante mediocre (libro de bolsillo, que diríamos), la iglesia que adorna el centro de la misma, que corresponde a la de la Roca de la Sierra, que tantas veces había ya visitado, y que por cierto en ningún momento me sugirió la existencia de un Condado.  Quizá el alcalde de la localidad debiera colocar alguna placa al respecto.

Esta investigación histórica se centra en los esfuerzos de un ciudadano para llegar a los círculos que le otorgaron su título, y que le permitieron llegar a Embajador de la corona en tierras Venecianas, para una vez alcanzado su destino, ver como éste se convirtió en destierro.

Curiosa historia que nos permiten una vez más entender las relaciones de poder, y como sus protagonistas pueden caer en desgracia y sucumbir con la misma facilidad que un día consiguieron llegar a la cima de sus esperanzas.


Verano en positivo

julio 4, 2015

Título:  El piloto del Danibuo.

Autor: Julio Verne.

Editorial:  RBA.

Interesante novela que consigue atrapar al lector en un juego de personalidades suplantadas, búsqueda del asesino, y aventura geopolítica en el Danubio.  Esta vez sí, la trama engancha, y la descripción de una región no es un mero pretexto para llenar páginas, que a veces sucede en la obra de Verne.  Porque en su amplio catálogo de autorías, podemos encontrar todas los colores disponibles entre las grandes obras y las perfectamente olvidables.

Si nos pidieran algunas características claves para la prosa de este prolífico autor, además de las Aventuras, la Geografía (pues pocos como Verne han recorrido el mapa terrestre de forma tan minuciosa), y los Inventos, me quedaría con el tono positivo de sus obras, el final feliz como apuesta segura.  Verne es un autor perfecto para levantar el ánimo, y comenzar el día con ilusión:  jóvenes prometidos que a través de las dificultades depuran su amor y llegan al altar;  asesinos en serie que acaban en el cadalso;  héroes cuyo sufrimiento aceptan con estoicismo para salvar a sus semejantes;  inventos para mejorar el mundo, ¿alguien da más?

Recomendable catálogo para vivir el verano en positivo.


Aviso de Bomba

julio 2, 2015

Título:  Crónica de una muerte anunciada.

Autor:  Gabriel García Márquez.

Editorial:  Mondadori.

El día de ayer corrió la noticia del cambio en el mercado editorial:  el libro de bolsillo -el barato y de poca calidad- pierde fuelle y deja paso al electrónico.  Como en otros ámbitos, la tecnología acabará asesinando a quién la engendró:  si un libro electrónico puede copiarse fácilmente, ¿Para qué gastar los cuartos en uno de bolsillo por muy barato que sea éste o su edición digital?  Se repetirá la historia sucedida en el negocio de la música,  que está provocando hoy la vuelta al disco de vinilo.  Afortunadamente los grandes lectores no han dejado nunca de valorar las ediciones de calidad, como esta de mondadori, y el libro-objeto sigue gozando de buena salud.

Crónica de una muerte anunciada.Pero a lo que vamos, asesinatos y víctimas.  La historia que nos cuenta García-Márquez está muy bien traída en las fechas que corren:  Los asesinos avisan al vecindario del crimen que perpetrarán, con la vana esperanza de que alguien avise a la víctima, y puedan así haber intentado con honor su encargo sin que llegue la sangre al río.  Pero hete aquí que no son creídos y el asesinato se culmina.  ¿Quién fue el culpable de la muerte?

Cambiando nombres, títulos, amenazas y desplantes, tendríamos una novela sobre Grecia y sus aliados, llámense rusos, europeos o chinos, que difícil está saber la situación.  La cosa se complica sobremanera y Grecía envía un aviso de bomba electoral, con un diabólico mecanismo:  el avisado no puede desactivarla en modo alguno, y de momento el artillero no piensa hacerlo tampoco.  Veremos si con el tiempo esta historia no es otra crónica de una muerte anunciada.