Decodificando la igualdad.

noviembre 9, 2018

Título:  Code Girls.  The untold story of the American women code breakers of world war II.

Autora: Liza Mundy.

Editorial: Hachette Books.

71ppz7r2btcl

Camino de California, compré este libro para tener lectura de viaje en un tránsito aeroportuario.  Editado en pasta blanda, unas jóvenes sonrientes en blanco y negro ilustran lo que la autora nos desvela en la obra:  que tan importantes para la victoria final en las II Guerra Mundial, fueron los ejércitos de hombres, como la multitud de jovencitas que fueron reclutadas para romper los códigos del enemigo.

Mucho se ha hablado de la máquina Enigma, del papel de Alan Turing en su análisis y en general de la ciencia británica para conseguir desentrañar los mensajes utilizados por el ejército alemán durante este oscuro periodo de la historia.  Pero desde el ataque de Pearl Harbour, los Estados Unidos tomaron un papel primordial en la lucha contra el fascismo.  Si los británicos miraban al atlántico, los norteamericanos se enfocaron primero en el pacífico y el problema japonés, siendo su primer objetivo la máquina “purple”, encargada de cifrar los mensajes del ejército nipón.  Y dada la carestía de cerebros masculinos, que eran sistemáticamente alistados y enviados a luchar, no tuvo más remedio el gobierno, a pesar de las desigualdades de la época, de confiar la inteligencia a un batallón de mujeres con aptitudes en las matemáticas.

Fueron varios miles de mujeres las encargadas de desentrañar el significado de las órdenes del ejército japonés primero,  y posteriormente de “romper” la máquina enigma y sus mensajes con un éxito indiscutible.  Éxito sin el cual, el resultado de la guerra probablemente hubiera sido otro.  Mujeres brillantes que tras la guerra tuvieron que volver a casa ante la falta de oportunidades, y las recomendaciones del gobierno para que se dedicaran a lo que más necesitaba el país, recuperar la población perdida.

Interesante obra para tener una imagen más completa de la historia y del relevante papel de la mujer en momentos clave de la humanidad, y que sirve de nuevo para mostrar que el camino hacia la igualdad está cada vez más cerca.

Anuncios

Sueños

noviembre 3, 2018

Título:  ¿Sueñan los Androides con ovejas eléctricas?

Autor: Philip K. Dick.

Editorial:  Edhasa.

10c16defe20c45da6aac1957516065f6

De entre los muchos libros que cito a propósito de la reflexión sobre el futuro de la Inteligencia Artificial, este imprescindible de P. K. Dick es uno de los pocos que no había leído hasta la fecha.

Son varias las razones por las que la nombro en el contexto de las ciencias de la computación y que van mas allá de su aportación a la ciencia ficción, que definiríamos como aquella ciencia pendiente de materializarse.

En primer lugar, esta obra fundamental del género, que podríamos tildar como distópica, y que dio lugar a la Blade Runner que Ridley Scott dirigió en 1982, no lo es tanto.  Quizá se deba a que esa distancia hacia el futuro se va acortando a pasos agigantados, y desde que Dick la publicó hasta hoy, mucho ha avanzado la Inteligencia Artificial (IA).  Así, el lector de hoy tiene presente el mundo digital que nos invade, mientras que para el lector de ayer, aquel al que iba dirigida en 1968, cuando fue publicada,  la IA no era más que un juego de palabras de futuro incierto.

Cabe destacar que los fundadores de Apple, visto el éxito de Blade Runner, eligieron a Ridley Scott para la promoción de su Macintosh en 1984.  El anuncio se estrenó en la final de la XVIII Super Bowl, pasó luego por todas las televisiones, y se considera hoy día un hito de la publicidad.  Tanto, como el propio Macintosh en la historia de los computadores personales.  Segunda razón para hablar del libro a jóvenes programadores.

Pero además, la Inteligencia Artificial de hoy está bastantes pasos más cerca de la Inteligencia humana que en los setenta, y para algunos investigadores de la IA, es sólo cuestión de tiempo que ésta nos alcance y supere en todos los aspectos, incluidos el de la consciencia personal.

Creo, sin embargo, que Dick da en el clavo al utilizar el famoso test de empatía para separar androides y humanos, porque más allá de si será la empatía, la consciencia o las propias capacidades mentales, son muchos, incluido Roger Penrose en sus destacables “La nueva mente del emperador”, y “Las sombras de la mente”, los que cuestionan que la mente artificial pueda igualar a la mente humana.

Un buen libro para amantes de la ciencia ficción, la inteligencia artificial, la computación, o simplemente las novelas policiacas.