Love for whale

febrero 23, 2019

Titulo:  Mobby Dick.

Autor:  Herman Melville.

Editorial:

440px-herman_melville

Hace unos años tuve oportunidad de ver en cine, por azar, la película “En el corazón del mar”.  Nada más de la cartelera atrajo mi atención, y ni siquiera el título auguraba cosa alguna.  Pero debo decir que quedé gratamente sorprendido por la historia que narraba, historia que tomó Melville prestada para construir su fastuoso Mobby Dick.

El desastre del Essex, argumento de la película, fue la espoleta que desencadenó lo que sería la primera gran novela americana, y una de las mayores creaciones de la literatura universal.  Melville, como refleja la película, tuvo la oportunidad de entrevistar a uno de los supervivientes del Essex.  Pero antes que eso, y buscando aventuras a la par que un mejor futuro, recorrió el mundo a bordo de un ballenero.  Tuvo así la oportunidad de conocer y bregar con el oficio, y la desgracia de caer en manos de la más afamada tribu caníval de Islas Marquesas: Los typee.

Su biografía no tiene desperdicio, y nos muestra que tras vicisitudes múltiples consiguió retornar a la patria.  El éxito de la obra en que describió sus avatares, Typee, le consagró y permitió dedicarse a la literatura.

Mobby Dick podría pasar por tesis doctoral sobre la ballena.  Además de novela, que lo es, la obra incluye cualquier aspecto inesperado sobre la vida y milagros de las ballenas del mundo:  desde el arte de su caza-pesca, estudio de anatomía, disección, aprovechamiento,…  Pero no sólo esto, también el autor se adentra en la psicología de la ballena, sus sentidos y órganos sensoriales, comportamiento social;  en fin, cualquier cosa imaginable que nos permita conocer al detalle la naturaleza del cetáceo.  Causa especial asombro la descripción que hace, y la hipótesis que plantea, sobre la “visión” de la ballena, en la que tiene en cuenta el tamaño y forma de su cabeza, la especial disposición de los ojos, y el necesario procesamiento simultáneo de dos imágenes que no interceptan en ningún punto.

En definitiva, esta tesis sobre la ballena, con el telón de fondo de la venganza de Ahab que lidera lo que aventura un desastroso encuentro con Mobby Dick muestra el amor del autor por la ballena y el mar, pero que impidió a la novela, por su formato y contenido, alcanzar el éxito en vida, y sólo con los años fue entendida y alzada a los altares de la literatura universal.

Un “Love for whale” que una vez más reinterpretamos para finalizar con el tema “Love for sale”, y que de modo parecido, por su letra y temática fue desechada sistemáticamente en sus comienzos, y sólo con el tiempo se ha convertido en un standard imprescindible.  Aquí dejamos una versión de Ella Fitzgerald para el disfrute de todos.

Anuncios

Evolución

febrero 9, 2019

Título:  The Structure of Evolutionary Computation.

Autor:  Stephen Jay Gould.

Editorial:  Belknap harvard.

220px-stephen_jay_gould_20152c_portrait_28unknown_date29

Son dos las razones que me condujeron a este libro, del que ya hablábamos en 2010, y que con motivo del fin de su lectura retomamos hoy.  En primer lugar la maestría de su autor como divulgador científico.  La editorial Crítica hoy del grupo planeta, y hace años perteneciente a Mondadori, incluye en su selecto catálogo muchos de los libros de Gould, libros que han permitido a lectores de todo el mundo introducirse en la paleontología, biología evolutiva y en definitiva historia natural, con una prosa magistral, y una trama a la altura de la mejor novela negra.  Baste un par de título:  “Las piedras falaces de Marrakech” ó “El pulgar del panda”.  Ahí lo dejo.

La segunda razón es el interés obvio de cualquier investigador cuyo campo de trabajo es la evolución, desde cualquiera de sus puntos de vista, incluido los menos ortodoxos – evolución artificial – por conocer la visión y propuestas de uno de los investigadores recientes más importantes, y que a la vez han hecho causa para promover el diálogo fe y razón, en lo que él denominaba:  “Non-overlapping magisterio” (Magisterios que no se superponen). Ya ven: nada que ver con otros científicos que se echan al monte para promover la lucha de guerrillas con la religión.  Y baste como ejemplo la última frase de este voluminoso ejemplar -unas mil quinientas páginas-, frase extraída del libro de Proverbios, concretamente en Proverbios 3,18: “Ella es árbol de vida a los que la abrazan, y bienaventurados son los que la retienen.”  El árbol de la vida como imagen de la diversidad natural y su proceso de ramificación.

Magnífica edición y contenido, que, todo hay que decirlo, me ha llevado casi 10 años de lectura intermitente, iniciada en la dehesa extremeña allá por el 2010, y concluida en este comienzo de 2019.  Casi 10 años para encontrar multitud de ideas que antes o después podremos probar en el contexto de la Inteligencia Artificial.  La principal, el “equilibrio puntuado” ha sido ya de algún modo explorada, aunque probablemente tenga recorrido pendiente.  Pero tras este término de algún modo extraño para los profanos, encontramos multitud de otras ideas basadas en, jerarquías, “spandrels”, capas, contingencias…  Quién sabe hasta dónde podremos llegar de la mano de Gould.