Los últimos serán los primeros

enero 28, 2020

Título:  La Princesa Prometida.

Autor:  William Goldman.

Editorial:  Ático de Libros.

Aún de resaca por tierras extremeñas tras la fiesta del cine Español, en una edición en que David vence a Goliat con el Goya a la mejor película de animación para “Buñuel en el Laberinto de las Tortugas“.  Película que producida desde Almendralejo, con un bajísimo presupuesto -comparado con las grandes producciones animadas que Disney o Netflix manejan- ha conseguido traerse a casa el Goya.  Así, unos estudios secundarios, The Glow, se han llevado el gato al agua.

La novela de hoy, una refrescante aventura para jóvenes -que el autor tejió para sus hijos-, y que con vicisitudes diversas fue conocida por el público a través de la película del mismo nombre con música inolvidable de Mark Knopfler, es presentada en esta magnífica edición acompañada de una bolsa de tela rotulada con frase inolvidable:  “Hola, me llamo Íñigo Montoya;  tú mataste a mi padre:  prepárate a morir”.  Frase grabada a fuego en los de mi generación, y que se ha convertido en una de las más célebres de la historia del cine, surgida de una novela y película con papel secundario, pero que a la postre ha triunfado entre el público.

Entre las sorpresas que depara el libro a los que vimos la película, está la historia de uno de los secundarios trascendentales:  Íñigo Montoya y su infancia en tierras Toledanas.  También podremos encontrar la historia de André el Gigante.  Y digo André, y no Fezzik, su nombre auténtico en el libro, porque fue André quien dio vida en el cine a este personaje inolvidable.  Fezzik, Íñigo:  personajes secundarios que se convierten en los protagonistas auténticos de la obra, y que superan con creces a Westley y Buttercup, de quienes pocos se acuerdan a estas alturas.

Sirva esta novela, sus personajes secundarios, y la eterna lucha de David contra Goliat para recordar una de las tantas máximas que se cumplen ante nuestros ojos “Los últimos serán los primeros…”.

Aquí os dejamos la inolvidable B.S.O. del líder de “Dire Straits“.

 


Viaje a ninguna parte.

enero 19, 2020

Título:   Maus.

Autor:  Art Spiegelman.

Editorial:  Random House.

Captura de pantalla 2020-01-19 a las 10.07.26

No es la primera obra que leo galardonada con un pulitzer.  Aunque sí es la primera y única novela gráfica que lo ha recibido en la historia.  Algo tendrá el agua cuando la bendicen.

Entronca Maus y se une a la temática narrativa del “Fateless” de Kertesz, y tal como ésta, las vivencias en primera persona inspiran el relato, aunque ahora, una presentación en formato “comic” la sitúa en las antípodas de Fateless.

Sirve Maus como ejercicio liberador catártico para su autor, Art Spiegelman, que narra de forma gráfica las vivencias de su padre como judío polaco en la Segunda Guerra Mundial: sus penurias, hambre, separación familiar, enfermedad, campos de concentración, Auschwitz… y la relación personal de sí mismo con su progenitor, quién sobrevivió a una experiencia demoledora.

Interesante uso de especies animales para representar los papeles del drama:  ratones -judíos polacos-, gatos -alemanes-, cerdos -polacos colaboradores-, ranas…

Éxito de crítica y ventas, una obra que no dejará indiferente a nadie.

 


Valle Inclán y Galdós.

enero 11, 2020

Título:  Valle-Inclán.  Narrativa Completa.  Vol I y II.

Autor:  Valle-Inclán.

Editorial:  Espasa – Clásicos.

Captura de pantalla 2020-01-11 a las 10.20.13

Hacía más de un mes que no visitaba el blog, aunque era una de las tareas objetivo para fin de año:  Terminar la Narrativa completa de Valle Inclán que los Reyes de 2019 me agraciaron; y reflejarlo en un nuevo post.  Y aquí estamos unas 4000 páginas después, y habiendo decidido dar cumplida cuenta en Diciembre a las 300 páginas pendientes.

Celebramos este año centenario de Galdós, el canario universal.  Bueno, quizá no tanto porque aún no ha recibido el reconocimiento que merece fuera de nuestras fronteras, y tal vez, ni siquiera dentro, habida cuenta de su papel de “hombre invisible” en las listas de lectura obligatoria para alumnos de secundaria.  Extraña circunstancia cuando es calificado por muchos como uno de los dos o tres mejores escritores patrios de la historia.  ¿Será que los profesores de literatura aún no lo conocen como debieran?

Y viene a cuento todo esto porque tendremos tiempo para escuchar en los medios opiniones diversas sobre Galdós y los de su generación.  Hace no muchos días, escuché en una tertulia radiofónica una comparativa entre el naturalismo de Galos, y las antípodas narrativas de Valle-Inclán, y cómo el primero ensombrece al segundo, y el segundo reconocía y admiraba la maestría y superioridad del primero.

Después de 4000 páginas llenas de una variedad tal que incluyen Tirano Banderas, el Ruedo Ibérico, escritos sobre la Natividad de Señor, ejercicios espirituales -un tanto diferentes, pero como tales titulados-, con una admiración profunda por San Francisco de Asís;  después de todo lo anterior, reconociendo el dominio absoluto del uso y costumbres de nuestra lengua en México, España, ciudad, pueblo… una variedad y diversidad tal que a veces hace cuestionar al lector si realmente conoce el español que habla; y después de haber devorado los Episodios Nacionales de Galdós; y si alguien me pregunta a estas alturas, no puedo más que coincidir con Valle Inclán declarando la maestría y liderazgo de Galdós, que junto a Delibes y Cervantes, probablemente formen mi triunvirato predilecto en cuanto al imperio de la narrativa Española.

Y aquí va una recomendación para aquellos que desean introducirse en la obra Galdosiana, y que fue mi primera lectura del autor, una obra que alguien me obsequió siendo aún adolescente, probablemente elegida por pertenecer a la colección “Grandes Aventuras de Anaya”:  TRAFALGAR.

A disfrutarla.