Fantasía

marzo 21, 2020

Título:  Cuentos desde el reino peligroso.

Autor:  J.R.R. Tolkien.

Editorial:  Minotauro.

Captura de pantalla 2020-03-21 a las 19.15.26

Fantástica edición por partida doble.  De nuevo ilustrada por Lee, quién añade el epílogo a la obra, presenta este volumen una recopilación de varios cuentos de Tolkien, que se alejan en gran medida del mundo que creó, aunque transitan los territorios de la Fantasía, a la que dedica un magnífico ensayo final.

Y sirvan algunas palabras del ensayo para ilustra el pensamiento del autor:

“Aunque parezca increíble, no hace mucho tiempo que le oí comentar a un médico interno de Oxford que a él le satisfacía la proximidad de las fábricas de producción en serie y el estruendo del tráfico rodado en continuo embotellamiento porque ponía a la Universidad “en contacto con la vida real”.  Quizá quería indicar que el modo en que el hombre del siglo XX vive y trabaja aumenta en brutalidad a pasos alarmantse, y que la ruidosa prueba de ello en las calles de Oxford ha de servir de aviso a la imposibilidad de conservar durante mucho tiempo (…) un oasis de cordura en un desierto de irracionalidad (…). Es sorprendente que la idea de que los coches están más “vivos” que, pongamos por caso, los caballos es algo patéticamente absurdo (…)

Supongo que gran parte de lo que él y ciertamente otros muchos llamarían literatura “seria” no es más que un pasatiempo al borde de una piscina cubierta.  Los cuentos de hadas pueden crear monstruos que vuelan por los aires o moran en los abismos, (…). El castillo mas disparatado que haya podido salir nunca del talego de un gigante en una disparatada narración celta es mucho menos horroroso que una fábrica automatizada, (…) y muchísimo más real.”

Y en su epílogo, nos dice:

“Este gozo que yo he elegido como carácter o sello del auténtico cuento de hadas (y del de aventuras) merece mayor atención.

Probablemente, todo escritor, todo subcreador que elabora un mundo secundario, una fantasía, desea en cierta medida ser un verdadero creador.”

Y con estos mimbres, continúa tejiendo un repaso de la más fascinante historia (real) jamás contada.  Y hasta aquí puedo leer.