Título:  Vuelva usted mañana y otros artículos.

Autor:  Mariano José de Larra.

Editorial:  Salvat.

Captura de pantalla 2020-04-05 a las 10.31.06

No es edición para tránsfugas del ebook nostálgicos del papel.  Encuadernación mínima, papel de lija, que diríamos, y tipografía no apta para presbicia acusada, y en fin, perfecto ejemplo de lo que debe huir una edición decente.  Colección que diríamos por otro lado apta para todos los bolsillos:  25 pesetas de la época por ejemplar.  Nuevo engaño de la industria patria, que con la promesa de precios baratos -que las más esconden ganancias crecientes para los promotores- colocaron en los 70 libros, pisos, muebles y quien sabe cuanto más de ínfima calidad.

Pero en fin, edición que por contra ha permitido a una selección de autores imprescindibles, llegar a muchos rincones de la España profunda, y que quizá sea hoy refugio de la España confinada para horas de aburrimiento.

Fígaro presenta un recorrido por las costumbres de nuestro paisanos en la primera mitad del siglo XIX.  Y entre los muchos temas abordados, incluye “La Diligencia”.  No la refiere aquí al modo de proceder deseable en los asuntos de la vida diaria, sino al transporte que en la época permitía el turismo patrio e internacional.  Describe Larra los sucedidos típicos entre compañeros de viaje, y los destinos más deseados, que ya entonces incluían París.  Y narraba también como la generalización -decía él- del viaje de placer entre los más afortunados, convertía estos viajes turísticos en norma social.

Mucho ha llovido desde entonces, y España, hasta hace quince días, no sería la que es sin su turismo, gallina de los huevos de oro que cuidaban con esmero gobernantes, empresarios y trabajadores.  Hasta hace quince días.

Pero seamos optimistas.  El covid-19, y las nuevas actualizaciones que puedan venir del mismo, sean covid-21 o covid-35, que no sabemos cuando eclosionarán, probablemente hayan venido para quedarse, y tendremos que adaptar el modelo de negocios sabiendo de antemano, que tal como se suspende un partido de futbol cuando llueve a mares, y se reanuda cuando escampa, habrá que suspender en ocasiones la temporada turística, para retomarla con energía en cuanto pasan las nubes y el sol nos reclama.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: