El secreto de Lello

abril 3, 2016

Título:  Cuentos Portugueses.

Autor:  Castelo Branco, Eça de Queirós, Pessoa, Sá-Carneiro.

Editorial:  Gadir.

190px-a_livraria_lello_e_irmc3a3o-a_ponte_de_encanto

La librería Lello es visita obligada para los amantes del vino y los buenos libros.  Situada en la vitivinícola ciudad de Oporto, cuyos vinos dulces son fruto de la interrupción de la fermentación del mosto con alcohol de alta graduación,  forma parte del selecto top 3 de librerías más bonitas del mundo, y también es reconocida por los amantes de la saga Harry Potter:  un simple rumor urbano que la sitúa como escenario de grabación, la ha catapultado a la fama.   Aunque el hecho no es cierto, ha servido para multiplicar sus visitas.  Así, para evitar la avalancha de turistas, cobran desde agosto pasado 3€ por la visita, que amablemente canjean por descuento a aquellos que deciden invertir en cultura.  Cuentos portugueses ha sido mi contribución personal a la empresa, y canje del ticket de entrada.  Siempre es buen momento para saber que Castelo Branco no es sólo una ciudad portuguesa, y que a caballo entre el XIX y XX varios autores notables prodigaron cuentos y narraciones que conviene conocer.

La librería Lello, que abrió sus puertas en 1906, está ubicada muy cerca de la torre de los clérigos,  con fachada de estilo neogótico y detalles modernistas en el interior, ofrece al visitante una impresionante escalera de doble recorrido que permite el acceso a la planta superior. Ahora bien, no todo es lo que parece en esta curiosa librería:  quién quiera conocer el secreto deberá visitar el Palacio de la Bosa, otro edificio insigne en la pintoresca ciudad de Oporto.  Mantengamos por ahora el secreto de Lello.

Otros edificios modernistas y decó dan pinceladas a la ciudad de Oporto, que con sus vinos aromáticos, sus callejuelas coloristas y empinada y sus puentes sobre el Duero no necesita carta de presentación y es destino obligado para quienes visitan Portugal.

Sirvan estos cuento portugueses para unir literatura, viajes y arquitectura de una época, principios del siglo XX, que serán hilo conductor hacia nuestro próximo post.

 

Anuncios

Aterrizando en el presente

octubre 26, 2015

Título:  El alma se apaga.

Autor:  Lajos Zilahy.

Editorial: Círculo de lectores.

Este título perfectamente olvidable, busca su trama narrativa en el encuentro del presente con el pasado, y en aquello que el protagonista experimenta al recordar sus vivencias en un lugar de encuentro.  Aunque no recomendaría el libro a nadie, sirve hoy para recordar una efeméride que ha sido mundialmente celebrada este mes de Octubre:  el viaje del Delorean al 21 de Octubre del presente.

Han sido muchos los artículos comentando las similitudes y diferencias entre lo que los guionistas pronosticaron a finales de los ochenta y el mundo de hoy.  Pero hay que agradecer al director, Robert Zemeckis, oscarizado por Forrest Gump, su intento por describir del modo más científico posible, consultando a Carl Sagan incluso, lo que entonces y hoy sigue siendo sólo ficción:  el viaje en el tiempo.

Viajar al pasado tiene su intríngulis, y no son pocas las paradojas temporales que pueden surgir. Múltiples soluciones han sido propuestas para evitarlas, como la de universos paralelos que van surgiendo y ramificándose cada vez que se produce un viaje al pasado, impidiendo así imposibilidades manifiestas en la historia; también hay científicos como Hawkins que han planteado conjeturas que evitan estos problemas, y que plantean que el viaje al pasado tiene un límite:  nunca se podrá ir más atrás del momento en que se inventa la máquina, razón demás por la que no hemos recibido aún visitas del futuro.

Pero quizá, y tal como sucede en otras áreas de la ciencia, los viajes en el tiempo pudieran clasificarse:  1.- aquellos que habiéndose producido ya forman parte de la historia que conocemos, y que permitirá el viaje hacia atrás provocando la historia que ya conocemos…  En definitiva, un ciclo estable. 2.- aquellos viajes que al producirse provocan un cambio en el hilo único de la historia que haría que nuestra memoria recordara algo diferente a lo que se ha producido, y que haría que nuestro presente no es en el que vivimos, y que los cambios producto del viaje provoquen un futuro diferente con un viaje al pasado que vuelve a cambiarlo, ad infinitum:  una historia inestable e imposible.  3.- viajes que hacen que el hilo de la historia se ramifique creando presentes alternativos infinitos.  El principio de economía de Occam parece estar en contra de esta posibilidad.  4.- La imposibilidad física de los viajes hace que el única historia posible es la que vivimos.   ¿Habrá alguna relación entre estos 4 modelos y los ya descritos para clasificar la complejidad de otros fenómenos físicos, como los que surgen en los autómatas celulares?

Aunque bien mirado, tan increíble como el viaje en el tiempo es la física cuántica, con sus múltiples historias simultáneas, y su gato vivo y muerto a la vez, inexplicable pero aceptado como mal menor.

No obstante, quien realmente se ha llevado esta pasada semana el gato al agua ha sido el presentador Jimmy Kimmel, en cuyo programa y en directo aterrizó el Delorean proveniente del pasado y aterrizando en el presente.  Para todos los amantes de la saga aquí está el vídeo que lo demuestra.


Traducciones mediocres.

abril 2, 2014

Título:  La Maga de la Montaña.

Autor:  Walter Scott.

Editorial:  Círculo de Lectores.

 

Walter Scott fue un escritor de talento que aplicó su arte a la defensa de un pueblo:  su querida Escocia.   Su prosa fluida y el manejo de la trama personalmente me recuerda a nuestro inolvidable Galdós, aunque la ambientación, temática y época de su obra marcan una distancia notable.   Quizá fuera porque también Galdós se centró en las vicisitudes de su pueblo:  nuestra querida España.  Aunque diferente en los estilos, siendo Scott un referente en la prosa romática,  la temática histórica que domina sus novelas le acercan también a nuestro genio.

Podría servir esta novela, en otras manos, para justificar cualquier tipo de Nacionalismo.   Hay sin embargo una cuestión técnica que justifica este post:  La edición que tengo en mis manos incurre en problemas de traducción.  A un hablante del sur pocas cosas chocan más en el mal uso del español que el generalizado “laismo” de ciertas partes de España.  Aunque podamos entender su uso, nada justifica esta variedad no admitida como correcta por la academia en la traducción de un clásico.  Bien está que un Madrileño se dedique a la traducción, pero su dominio del lenguaje debe evitar deslices inadmisibles.

Hubo una época en que los provincianos eran tildados de catetos por sus modos, hablas y maneras.  ¿Cómo deberíamos calificar al traductor de esta edición, cuyo nombre ni siquiera aparece impreso en la misma?

No quiero pensar que otro tipo de problemas oculto en la traducción nos impiden gozar plenamente del genio de Scott.  Una pena que la lamentable enseñanza de las lenguas en los ochenta impida a muchos hoy acudir al original de la obra.  Esperemos que los actuales esfuerzos en el ámbito educativo permitan a los lectores futuros prescindir de traductores mediocres.

 


Body and Soul

enero 11, 2014

Título:  Jazz, Body and Soul.

Autor:  Bob Willughby.

Editorial:  Blume.

Bob Willoughby fue afortunado.  Vivió un importante periodo de la era de jazz;  pudo ver y escuchar entre bambalinas a las más destacadas estrellas, y tuvo la capacidad de transmitirnos con su cámara todo lo que le deslumbró.

La cámara de Bob se alimentó en el cine de Hollywood, y fue testigo del paso por el Shrine Auditorium o The Tiffany en Los Ángeles de leyendas del Jazz:  Billy Hollyday, Dave Brubeck, Mile Davis, Lionel Hampton, Louis Amstrong, Ella Fitzgerald, Dizzy Gillespie, Coleman Hawkins, Frank Sinatra, Stan Kenton, Duke Ellington, Ellis y Winton Marsalis, Gerry Mulligan, Benny Goodman, Pat Metheny….  la lista no acaba, y es difícil no encontrar algún favorito en ella.

Difícil transmitir la emoción que el jazz generó desde sus orígenes de otro modo que como el autor lo hace:  emocionándonos con las instantáneas de su cámara.

Este nos un libro al uso de la historia del jazz, escrito por un experto.  Es la obra de alguien que, como muchos hoy, se deslumbra con este arte y se enamora de él, y que con una metáfora visual en esta ocasión quieren que también nosotros sintamos la fuerza del Jazz.  Una obra gráfica de una calidad soberbia en una encuadernación delicatessen que no debemos prescindir.  Una nueva oportunidad para seguir aprendiendo.

Body and Soul, no dejen de echarle un ojo.  Y tampoco dejen de escuchar este clásico en el saxo de uno de los protagonistas de la obra:  Coleman Hawkins.  Disfrútenlo.

http://www.youtube.com/watch?v=0Q7J4PgrRsY

PD:  Cualquier oportunidad para adentrarnos en el mundo del Jazz siempre es bienvenida.  Destaquemos una nueva iniciativa en tierra Extremeñas:  el nuevo y flamante Instituto de Música Moderna y Jazz.


Historia de América

agosto 14, 2013

Título:  Jazz. A History of America’s Music.

Autor:  G. C. Wards, K. Burns.

Editorial:  KNOPF

 

Ken Burns es un muy conocido realizador documental.  Cambió el modo y manera de concebir los documentales creados a partir de fotografías antiguas.  Y el éxito de alguno de sus trabajos le llevó a transferir su material al soporte más antiguo, el papel.

Aunque siempre gozaron de mala fama y peor fortuna los libros generados a rebufo de los éxitos taquilleros, el libro de hoy no sigue la norma.

En gran formato, papel satinado, y fotografías a todo color, nos ofrecen los autores la historia de América a través de su música.  Dicen que Estados Unidos ha contribuido al mundo con tren grandes aportaciones:  su constitución, el beisbol y la música Jazz.  Personalmente creo que el beisbol -muy valorado allí- es una aportación menor.  Pero el Jazz sí es otra historia, y modificó la historia de la música.

El libro ofrece vidas y hechos.  Todos los grandes personajes, sus tribulaciones, sus éxitos y sus miserias los encontrará el lector en esta magnífica obra.  Perfecta introducción para los amantes de la música.

Y nada mejor para acabar este post veraniego que una versión de un clásico en la voz de Ella y Louis.  A disfrutar.

Ella and Louis


Demanda social

febrero 7, 2012

Título: El Poder y la Gloria.

Autor:  Graham Greene.

Editorial:  Círculo de Lectores.

Tenemos aniversario:  Dickens celebraría hoy sus 200 años, y Google lo festeja.  El que padeció en su infancia, denunció la cruel sociedad Victoriana de la mano de personajes infantiles.  Como las actuales series de ficción para la televisión, Dickens narró por entregas las aventuras de Oliver Twist en los bajos fondos londinenses, mostrando las desigualdades y sus consecuencias.

Hoy, traemos a Greene, que narra los bajos fondos de la civilización desde otra perspectiva:  gobernantes que galopan sobre la libertad, perseguidores de la fe de los pueblos, y representantes de la libertad y la religión que huyen de su vocación.

Graham Greene

Aunque la novela engendró un personajes de ficción universal, el fugitivo, una vez más cualquier parecido con el original es mera coincidencia.  Greene denuncia la represión de un pueblo para lanzar a la vez una crítica hacia un estamento que deja de cumplir su cometido:  la iglesia.   Buena medicina para que progresistas anticlericales y acomodados prelados, reflexionen sobre sus posiciones, ventajas, dones y distingos,  y lo que una sociedad justa les demanda.

Seguiremos informando.


La naturaleza de la tecnología

enero 30, 2011

Título:  Miguel Delibes, Periodista y Ensayista

Autor: Miguel Delibes

Editorial:  Galaxia Gutemberg

Repetimos hoy autor y libro, saltando normas del blog, pero es que 1000 páginas dan para mucho.

¿Sabían que Delibes fue Doctor en Biología por la Universidad de Salamanca?  Honoris Causa, por su defensa de la naturaleza en los tiempos en que nadie en España se preocupaba del tema.  Reconocieron así su pasión ecologista, que transmitió a alguno de sus vástagos.

Delibes

Predica Delibes en sus obras y ensayos, que la tecnología no puede ser fin, sino medio.  El desbocado interés por el progreso, y la tecnología pueden llevarnos al fin de nuestros días.  Dice Delibes que “el hombre de hoy usa y abusa de la naturaleza, como si hubiera de ser el último inquilino de este desgraciado planeta…  La naturaleza se convierte así en el chivo expiatorio del progreso”.

El consumo desmedido de recursos ha producido en el último siglo una explosión de prosperidad desbocada:  formidable traca pirotécnica de sobreabundancia y dilapidación.   Quizá esta crisis económica que atravesamos sea la punta del iceberg que se nos avecina:  cuando ya no quede pólvora que quemar para fuegos de artificio, recordaremos la importancia del ahorro, el consumo respondable, y el crecimiento sosegado al ritmo que la naturaleza nos marca.  Quizá entonces volvamos los ojos al campo y percibamos como la gran ciudad, cuyas medidas han sido dictadas por la producción en cadena de automóviles, enguye vidas anónimas, que transitan y discurren al ritmo de un reloj de precisión.  Vida opuesta a la descrita por Delibes en libros como El Camino, dónde el amanecer, la primavera, o la lluvia, moldean las vidas de los auténticamente libres.  Quizá por eso nunca renuncio Delibes a su Valladolid natal, ni a sus caminatas en el monte, ni a sus madrugones de caza o pesca.

Ya es hora de que la tecnología se ponga al servicio de la naturaleza.