Valle Inclán y Galdós.

enero 11, 2020

Título:  Valle-Inclán.  Narrativa Completa.  Vol I y II.

Autor:  Valle-Inclán.

Editorial:  Espasa – Clásicos.

Captura de pantalla 2020-01-11 a las 10.20.13

Hacía más de un mes que no visitaba el blog, aunque era una de las tareas objetivo para fin de año:  Terminar la Narrativa completa de Valle Inclán que los Reyes de 2019 me agraciaron; y reflejarlo en un nuevo post.  Y aquí estamos unas 4000 páginas después, y habiendo decidido dar cumplida cuenta en Diciembre a las 300 páginas pendientes.

Celebramos este año centenario de Galdós, el canario universal.  Bueno, quizá no tanto porque aún no ha recibido el reconocimiento que merece fuera de nuestras fronteras, y tal vez, ni siquiera dentro, habida cuenta de su papel de “hombre invisible” en las listas de lectura obligatoria para alumnos de secundaria.  Extraña circunstancia cuando es calificado por muchos como uno de los dos o tres mejores escritores patrios de la historia.  ¿Será que los profesores de literatura aún no lo conocen como debieran?

Y viene a cuento todo esto porque tendremos tiempo para escuchar en los medios opiniones diversas sobre Galdós y los de su generación.  Hace no muchos días, escuché en una tertulia radiofónica una comparativa entre el naturalismo de Galos, y las antípodas narrativas de Valle-Inclán, y cómo el primero ensombrece al segundo, y el segundo reconocía y admiraba la maestría y superioridad del primero.

Después de 4000 páginas llenas de una variedad tal que incluyen Tirano Banderas, el Ruedo Ibérico, escritos sobre la Natividad de Señor, ejercicios espirituales -un tanto diferentes, pero como tales titulados-, con una admiración profunda por San Francisco de Asís;  después de todo lo anterior, reconociendo el dominio absoluto del uso y costumbres de nuestra lengua en México, España, ciudad, pueblo… una variedad y diversidad tal que a veces hace cuestionar al lector si realmente conoce el español que habla; y después de haber devorado los Episodios Nacionales de Galdós; y si alguien me pregunta a estas alturas, no puedo más que coincidir con Valle Inclán declarando la maestría y liderazgo de Galdós, que junto a Delibes y Cervantes, probablemente formen mi triunvirato predilecto en cuanto al imperio de la narrativa Española.

Y aquí va una recomendación para aquellos que desean introducirse en la obra Galdosiana, y que fue mi primera lectura del autor, una obra que alguien me obsequió siendo aún adolescente, probablemente elegida por pertenecer a la colección “Grandes Aventuras de Anaya”:  TRAFALGAR.

A disfrutarla.


Nobel

noviembre 1, 2019

Título:  Fateless.

Autor:  Imre Kertész.

Editorial:  Vintage.

Captura de pantalla 2019-11-01 a las 10.35.52

Supe hace pocos días leyendo las noticias, y coincidiendo con mi visita a Mulhousse,  su impresionante museo del automóviles, donado y creado por los Schlumpf, familia multimillonaria cuya afición a la colección de automóviles no tuvo rival, y al congreso Evolution Artificiel que en definitiva fue el motivo del viaje, que Buñuel declaraba a Galdós como una de las pocas influencias que tuvo en su obra.  Es buen momento de fijarnos en Buñuel ahora que su película de animación está en la carrera hacia las nominaciones del Óscar para 2020.  Decía del interés de Buñuel por Galdós, aunque olvidó -o quizá no tanto- incluirle en los créditos de sus películas basadas en obras del autor.  A pesar de todo, en sus entrevistas declaraba su admiración por el novelista, quizá el más importante del siglo XIX español, de quien decía que de haber escrito en inglés hubiera sido acreedor del Nobel de literatura.

Tengo que reconocer que mi acuerdo con Buñuel en este asunto es total.  Y también con quienes dicen que aunque se olvidara la historia de España en el XIX, la obra de Galdós serviría para componer y recuperar una fiel estampa de la época.

Reconozco a Galdós como uno de los grandes de la literatura Española, y si Cela mereció el Nobel, por nombrar alguno, Galdós merecería no ya uno, sino quizá dos premios de tal envergadura.

Dicho todo esto y sin desmerecer a los premiados por tan prestigiosa academia, que en años recientes hizo méritos para dilapidar tal prestigio, el libro de hoy sirve para traer a la palestra a Imre Kertész, autor que desconocía hasta que una visita veraniega a Budapest me llevó a buscar autores locales premiados.  La obra, encaja bien con la visita que a la Gran Sinagoga y su cementerio hacen los turistas, visita y libro que permiten conocer de primera mano los avatares y sufrimientos del pueblo judío en la Segunda Guerra Mundial.

El libro, en cierto modo autobiográfico, permite echar una mirada a la situación de los campos de exterminio desde dentro, narrado en primera persona, a la naturaleza humana y al sufrimiento de las víctimas.  Nunca están de más libros y autores como el de hoy, que no sólo destilan literatura de calidad, sino que muestran retazos de la historia que no debemos olvidar.


Inversión de futuro.

agosto 18, 2019

Título:  Hombres en la Luna.

Autor:  Takashi Yorimitsu.

Editorial:  Sigmar-Buenos Aires.

dav

Dos recientes aniversarios traen a la memoria este librito destinado a los más jóvenes, que con copyright de 1970, hacía del alunizaje del año previo el argumento para motivar mentes inquietas.

Quizá fuera este mi primer libro de ciencias, recibido como regalo hace ya muchos años. Desempolvado para recordar el 50 aniversario del Apolo XI, recientemente celebrado en los medios, sirve hoy como reflexión sobre el futuro, no tanto por las posibilidades que el libro plantea sobre la conquista lunar en décadas venideras, sino por la posible influencia en el camino que los jóvenes lectores pudieran tomar.

Recordamos así que recientemente celebrábamos el 90 aniversario del nacimiento de Ana Frank, y por tanto de su imprescindible diario y su triste desenlace.  Un reciente documental de National Geographic nos habla de la niña que soñó con ser escritora;  y de tantos otros niños que como ella vieron truncados sus anhelos.  Si ya es un drama la pérdida de vidas que cualquier guerra produce, el sufrimiento de los más jóvenes y a la postre su desaparición es el más triste desenlace para la esperanza de la humanidad.  Cuántos potenciales escritores, músicos y compositores, humanistas, historiadores, científicos, premios Nobel, descubridores de nuevas vacunas para enfermedades incurables… habremos perdido en las guerras.

Y aunque las guerras son la punta del iceberg, la falta de oportunidades, de recursos económicos, de materiales motivadores -como el libro de hoy- de profesores con vocación, el subdesarrollo y el hambre en el tercer mundo, y en definitiva todo aquello que roba oportunidades a los más jóvenes, son el mayor pecado de nuestro mundo moderno.

Sirva este documental sobre los últimos días de Ana Frank para recordar que cualquier esfuerzo que brinde oportunidades a los más jóvenes es una inversión para su futuro y el nuestro.


Love for whale

febrero 23, 2019

Titulo:  Mobby Dick.

Autor:  Herman Melville.

Editorial:

440px-herman_melville

Hace unos años tuve oportunidad de ver en cine, por azar, la película “En el corazón del mar”.  Nada más de la cartelera atrajo mi atención, y ni siquiera el título auguraba cosa alguna.  Pero debo decir que quedé gratamente sorprendido por la historia que narraba, historia que tomó Melville prestada para construir su fastuoso Mobby Dick.

El desastre del Essex, argumento de la película, fue la espoleta que desencadenó lo que sería la primera gran novela americana, y una de las mayores creaciones de la literatura universal.  Melville, como refleja la película, tuvo la oportunidad de entrevistar a uno de los supervivientes del Essex.  Pero antes que eso, y buscando aventuras a la par que un mejor futuro, recorrió el mundo a bordo de un ballenero.  Tuvo así la oportunidad de conocer y bregar con el oficio, y la desgracia de caer en manos de la más afamada tribu caníval de Islas Marquesas: Los typee.

Su biografía no tiene desperdicio, y nos muestra que tras vicisitudes múltiples consiguió retornar a la patria.  El éxito de la obra en que describió sus avatares, Typee, le consagró y permitió dedicarse a la literatura.

Mobby Dick podría pasar por tesis doctoral sobre la ballena.  Además de novela, que lo es, la obra incluye cualquier aspecto inesperado sobre la vida y milagros de las ballenas del mundo:  desde el arte de su caza-pesca, estudio de anatomía, disección, aprovechamiento,…  Pero no sólo esto, también el autor se adentra en la psicología de la ballena, sus sentidos y órganos sensoriales, comportamiento social;  en fin, cualquier cosa imaginable que nos permita conocer al detalle la naturaleza del cetáceo.  Causa especial asombro la descripción que hace, y la hipótesis que plantea, sobre la “visión” de la ballena, en la que tiene en cuenta el tamaño y forma de su cabeza, la especial disposición de los ojos, y el necesario procesamiento simultáneo de dos imágenes que no interceptan en ningún punto.

En definitiva, esta tesis sobre la ballena, con el telón de fondo de la venganza de Ahab que lidera lo que aventura un desastroso encuentro con Mobby Dick muestra el amor del autor por la ballena y el mar, pero que impidió a la novela, por su formato y contenido, alcanzar el éxito en vida, y sólo con los años fue entendida y alzada a los altares de la literatura universal.

Un “Love for whale” que una vez más reinterpretamos para finalizar con el tema “Love for sale”, y que de modo parecido, por su letra y temática fue desechada sistemáticamente en sus comienzos, y sólo con el tiempo se ha convertido en un standard imprescindible.  Aquí dejamos una versión de Ella Fitzgerald para el disfrute de todos.


Pura poesía

septiembre 30, 2018

Título:  Poesía española del siglo de oro

Autor:  Varios. Selección de Luis Rosales.

Editorial:  Salvat.

Cuenta Luis Rosales en su prólogo, hablando de las antologías, que no siempre éstas son seleccionadas atendiendo puramente a su valor artístico.  Y pone como ejemplo y justificación, lo que viene muy al caso en los tiempos que corren, que igualmente los parlamentos no están formados por los mejores hombres y mujeres de la nación, sino tan sólo, por algunos representativos.

Dicho esto, y teniendo en cuenta el currículo de quién hizo la selección, miembro de la generación del 36, de la hispanic society, académico de la lengua y premio Cervantes, todo comentario adicional huelga, y me limito aquí a incluir un soneto anónimo y un ejemplo de la poesía cantable de Calderón de la Barca.  Sirvan ambos como preámbulo e invitación a esta analogía imprescindible, compuesta según Rosales por lo más revelador y representativo de la poesía española del siglo de oro.

Pedro Calderón de la Barca. 1600-1681

Cantarico que vas a la fuente,

¡no te me quiebres!

A estas horas al pozo

mi amor me saca,

¿quién ha visto del fuego

tercera al agua?

Si me llevan mis celos

por agua al pozo,

¿de qué sirve que sean

fuentes mis ojos?

Si a la fuente camino,

no voy por agua,

porque sólo son viento

mis esperanzas.

Con el sol y el aire

perdí mi color;

hácenlo de envidia

el aire y el sol.

Cantarico que vas a la fuente,

¡no te me quiebres!

 

Anónimo – A Cristo crucificado

No me mueve, mi Dios, para quererte

el cielo que me tienes prometido,

ni me mueve el infierno tan temido

para dejar por eso de ofenderte;

tu me mueves, Señor, muéveme el verte

clavado en una cruz y escarnecido,

muéveme ver tu cuerpo tan herido,

muévanme tus afrentas y tu muerte.

muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera

que aunque no hubiera cielo yo te amara,

y aunque no hubiera infierno te temiera;

no me tienes que dar porque te quiera,

pues aunque lo que espero no esperara,

lo mismo que te quiero te quisiera.


Artesanía de las palabras.

septiembre 9, 2018

Título:  H.P. Lovecraft, edición anotada por Leslie S. Klinger.

Editorial:  Akai.

Autor:  H.P. Lovecraft.

9788446043867

El “hecho a mano” referido a los artesanos que fabrican productos únicos, va adquiriendo importancia creciente.  Como cada vez más las máquinas y la inteligencia artificial (IA), ayudan y resuelven, el “handmade” será pronto aplicable no sólo a productos físicos, sino intelectuales:  obras musicales, libros, teatro, arte… Cualquier producto de la creatividad humana será reconocido y valorado como se merece, cuando la competencia con con la IA sea inevitable, y los amantes de la artesanía formen legiones.

Viene esto a cuento por  nuestro autor de hoy, H.P Lovecraft, que permite una interesante disección de su apellido (Love – craft) y que nos habla de ese amor por lo que hasta ahora, sólo el hombre ha sido capaz de producir.  Por que la historia de la literatura,  en la que finalmente Lovecraft ha encontrado acomodo, es hasta la fecha solamente producto del ingenio humano.  ¿Cuánto tiempo permanecerá así?

Más allá de toda consideración por el valor de su narrativa de horror cósmica, indiscutible en la actualidad, creo que Lovecraft, junto a otros como Gershwin, del que hablábamos hace poco, F. Scott Fitzgerald y el paisaje urbano de alguna de las ciudades que les vieron crecer, incluyendo New York y su magnífico Art Decó, son imprescindibles para tener una visión completa de los años 20, paradigma de la edad dorada del siglo pasado.

No duden pues en zambullirse en esta voluminoso ejemplar de más de 1000 páginas, que incluye clásicos como “En las montañas de la locura”.  Su terror primigenio, entrelazado con ciencia ficción y experiencias exploradoras de la época, no dejará indiferente al lector que siga buscando la artesanía de las palabras.

 


Lamentable

abril 20, 2018

Título:  Patria.

Autor:  Fernando Aramburu.

Editorial: Tusquets.

Lamentable el comunicado de ETA de hoy, y lamentable que víctimas y verdugos protagonicen en igualdad de condiciones una novela como ésta.  Porque aunque alguno de los personajes acaba pidiendo perdón, no todos lo hacen, y el tejido social, político y religioso parece que vienen a justificar sus comportamientos.  Lamentable.

Y pedir perdón no es suficiente.  El que inflige daño debe trabajar para reparar el daño causado.  No es suficiente pedir perdón por una estafa,  hay que devolver el dinero.  Esta novela parece que olvida esto, igual que los muchos de los que hoy se conformarían con una rectificación de ETA reconociendo su completo error.  No es suficiente, y seguirá siendo lamentable que todos los que lo apoyaron de un modo u otro ETA, no trabajen de ahora en adelante en revertir el dolor causado.