Una de piratas.

diciembre 28, 2016

Título:  Bolsa de viaje.

Autor:  Julio Verne.

Editorial:  RBA.

Con la excusa de un premio a los mejores estudiantes, cosa cada vez menos habitual en nuestro moderno sistema educativo, aprovecha Julio Verne para presentarnos un viaje a las Antillas interceptado por una banda de piratas.

El término pirata, según los diccionarios más extendidos, se asocia con el robo, aunque en época de bucaneros y filibusteros, incluía entre los delitos practicados el asesinato y otras lindezas.  Conocemos piratas de esta índole en la actualidad, pero son más los que actualmente asocian el término a la industria tecnológica, y el pirata es así habitualmente descrito como el que practica el robo de datos, ya sea por cuestiones monetarias o de disfrute personal.  Pero no siempre fue así. De hecho convendría distinguir el término hacker, acuñado a finales de los 70 por el de pirata.

El hacker se inició como el paria que lucha por sus derechos en un mundo dominado por las grandes corporaciones;  cuando éstas negaban información importante a los programadores, estos se veían abocados a la ingeniería inversa para extraer de los dispositivos lo que sus fabricantes les negaban.  Además, un sentimiento de hermandad permitía luego compartir esos datos, y ahí surgían los conflictos con el establishment:  unos outsiders podían construir lo que hasta el momento solamente el fabricante suministraba.

Estas luchas de poder, que se iniciaron quizá por razones moralmente aceptables, devinieron en lo que hoy conocemos:  aunque siguen existiendo estos hackers de guante blanco sin fines lucrativos cuyo objetivo es aprender y compartir conocimientos, son muchos más los que buscan con su conocimiento sacar tajada caiga quien caiga.  Aquí como en tantos otros ámbitos, es el uso que se hace del conocimiento el que determina su bondad.

Así que no tenga miedo de ser un hacker;  Tema más bien caer en el “lado oscuro”.


La máquina vital.

diciembre 11, 2016

Título:  The machinery of life.

Autor: David S. Goodsell.

Editorial:  Springer.

Libros como éste hacen comprender al lector cuán complicado es el universo en que vivimos.

Por mucho que algunos lo intenten, la falsa ilusión de estar cada vez más cerca de la teoría del todo, del conocimiento último de las leyes fundamentales que rigen la material, la vida, el universo… no es más que eso, una falsa ilusión.  Si algo nos enseña la historia de la ciencia es que cuando parece que alcanzamos la fórmula que nos falta, de la partícula final, el elemento vital, más distancia y profundidad descubrimos en nuestro desconocimiento.

La ciencia resulta así un mundo fractal encerrado en sí mismo.  Cuanto más nos acercamos a sus maravillas, y más claras nos parecen sus fórmulas;  cuanto más ampliamos el objetivo y vemos más lejos en el universo, o más cerca en el fondo de los átomos, nuevas formas de complejidad surgen en los márgenes y recovecos aún no explorados, como curvas de mandelbrot aumentadas repetidamente.

Este libro, con su intento de ilustrar la compleja maquinaria celular, nos devuelve a la realidad de nuestro pretendido conocimiento, que nos más que la quimera que envuelve nuestra ignorancia.

La maqunaria vital irá poco a poco, con esfuerzo de la ciencia, mostrando sus piezas.  Pero quién sabe lo que nos queda aún por descubrir escondido entre las moléculas de ADN.  Quizá  el pretendido simple código genético, con sus 4 letras, que algunos creen resuelto, transporte un enigma tan complejo que ni el propio Turing pudiera descifrar.  Quizá Godel nos enseñó con su teorema la profundidad de la paradoja científica:  que su objetivo es inalcanzable, no sólo en las matemáticas.


Benny Goodman

noviembre 30, 2016

Título:  Benny Goodman and the Swing Era.

Editorial:  Oxford University Press.

Autor:  James Lincoln Collier.

uewb_05_img0307

No hay mejor portada para esta biografía que una buena tipografía de los años 30.  Para los amantes del Art Decó, el título será un buen preámbulo al contenido.

Escuché por primera vez al autor, J.L. Collier en la reconocida historia del jazz de Ken Burns.  Debo reconocer que gran parte de la bibliografía sobre el jazz que ha pasado por este blog procede de historiadores que colaboraron con Burns.  Y nunca he quedado defraudado.

Las buenas biografías siempre suministran al lector, que en general llega a la misma como buen conocedor previo del personaje al que se refiere, datos nuevos no sólo de la persona sino del contexto histórico y social en que vivió.  Esta obra cumple sobradamente su cometido;  y no sólo eso.  El autor, como músico profesional, se permite indagar en cada una de las principales grabaciones de goodman, analizando continente y contenido, sidemen que lo acompañaron, fechas y lugares, y cómo no, contenido musical de cada obra.

Lo dicho, un magnífico ejemplar que permitirá al lector entender que la obra de Goodman contribuyó no sólo al desarrollo del Jazz, sino a la libertad e integración en un país en el que aún hoy queda camino que recorrer.

Disfrutemos de este genial cuarteto “integrado” por Goodman, Gene Krupa, Lionel Hampton y Teddy Wilson.

 


No tan desechos.

noviembre 6, 2016

Título:  Junk Dna.

Autor:  Nessa Carey.

Editorial:  Columbia.

9781848318267

Siempre nos han contado lo importante que son los genes en la definición de los caracteres. Desde que Mendel hiciera artes malabares con sus guisantes, los términos dominante y recesivo han pasado a formar parte del léxico popular, y el color de los ojos ya no es tan misterioso.

Pero este libro cuenta algo que bien puede ser motivo de reflexión:  que la mayor parte de nuestro código genético no sirve para expresar genes;  y que todo ese material “sobrante”, al contrario de lo que se ha pensado durante un tiempo, es muy valioso.  Lo que hace décadas paracía material de deshecho, resulta fundamental para que la otrora élite cromosómica, los genes, puedan hacer su papel.

En esta magnífica obra de divulgación,  nos ofrece la autora un buen puñado de ejemplo sobre la funcionalidad recién descubierta para los intrones, telómeros y, en general, gran parte de lo que en otra época se consideraba material sobrante, restos que por otra parte están también sirviendo para realizar una exploración arquelógica de nuestro pasado genético y parentela diversa en el árbol de las especies vivientes.

Libro imprescindible para quienes quieran conocer un poco más lo que hay en nuestro interior, y buena metáfora para llegar a valorar a quienes nuestra sociedad de consumo rechaza como deshecho.

 

 


Sobre zánganos y obreros

octubre 31, 2016

Título:  La colmena.

Autor:  Camilo J. Cela.

Editorial:  Espasa.

9887_1

Nos explicaban en la escuela que una colmena es una comunidad,  dominada por una reina,  en la que todos los componentes trabajan por el bien común de la misma.   Cada ejemplo de insecto social sigue,  más o menos,  el patrón,  sean abejas,  avispas,  termitas,  hormigas…

Pero la colmena de Cela,  si bien  integrada por una numerosa colectividad,  describe un panorama algo menos regular,  más holgazán,  tirando a sórdido.   Comenzando por el que huye del café ahorrando el pago,  el “sinpa” que diría hoy la juventud,  Cela nos ofrece un tejido social deshilachado,  en el que el bien común es el concepto olvidado,  y el beneficio propio,  salvo excepciones poco honrosas,  todo sea dicho cuando el fin no justifica los medios,  es el principio vertebrador del laboratorio humano.

Los rotos y descosidos sociales se manifiestan de forma múltiple:  rufianes, golfos,  usureros,  chicas dadas a la vida,  infieles empedernidos…  de todo hay en esta lamentable colectividad humana. Una pena que un retrato más bondadoso, de aquellos que como las hormigas obreras lucha cada día por el bien de sus familias,  no venda.

También hoy tenemos chulos,  golfos,  prostitutas,  ladrones,  asesinos,  y rufianes,  pero afortunadamente parecen minoría,  y nuestras calles y barrios discurren habitualmente con diligencia, y el trabajo honrado de sus gentes permite superar las crisis que nos afectan.

Sirva esta colmena para constatar que ayer como hoy,  el esfuerzo personal de cada uno ayudará a mitigar el descalabro que ocasionan los zánganos infiltrados en cada estrato social.


Convergencia

octubre 23, 2016

Titulo:  Jazz covers.

Autor:  Joaquín Paulo.

Editorial:  Taschen.

<a href="http://www.libri.it/jazz-covers-ko">Jazz Covers</a>

Este libro presenta un repaso visual a la historia del jazz a través del diseño de las cubiertas de los LP´s.

Como indican en algunas de las entrevistas que acompañan los diseños,  el arte gráfico asociado a este negocio fue posible cuando el vinilo era el producto estrella,  y entre otras razones porque el tamaño de los mismos permitía al artista gráfico expresarse adecuadamente.

Ciertamente se echan de menos algunas portadas;  en particular las anteriores a 1950.  Aparte de una portada de Mary Lou Williams del 45, poco mas podemos encontrar de las dos o tres primeras décadas del jazz.   No me queda claro cual es la razón,  pero puestos a revisar la historia,  poco hubiera costado incluir un par de décadas previas,  que es el tiempo transcurrido desde que la Original Dixiland Jazz Band grabara el primer disco.

En cualquier caso un interesante paseo gráfico que los amantes del jazz disfrutarán, en esta especie de convergencia artística en que música y artes visuales se reúnen en un libro.


Cuestión de tiempo

octubre 19, 2016

Título:  Anatomía de un instante.

Autor:  Javier Cercas.

Editorial:  Penguin.

Tengo que agradecer a mi amigo Iñaki la recomendación de este libro.  Siempre he preferido la literatura asentada, con el poso de los años, y referida por tanto a una época con distancia suficiente para que la historia haya huido de los partidismos.  Por eso nunca me interesaron los hechos de la política española del siglo XX.

Pero es verdad, como indica el autor en esta especie de ensayo o análisis de un acontecimiento, que todos los de los que pertenecemos al a generación del baby boom, tenemos grabado a fuego las imágenes y los sonidos del 23F.  En mi caso fue la radio quién transmitía la noticia,  y mantenía a los adultos de la familia pegados a las noticias que iban surgiendo del transistor.

Creo que el libro está escrito con una perspectiva múltiple bastante correcta, que por un lado tacha de arribista a Suárez, y por otro reconoce su valor;  presenta a un rey que quizá toleraba al ejército más de lo debido, pero luego se interpone al golpe;   describe a Carrillo como elemento imprescindible de la transición que se convierte en un don nadie durante la democracia, y así va repasando cada personaje y estamento que tuvieron un papel este día que pudiera haber sido fatídico, si las circunstancias, la suerte, y porqué no, la defensa de algunos de esa democracia incipiente, no hubieran convergido.  Fue un muy corto periodo de tiempo, un instante, el que decidió el futuro del golpe, su fracaso.

Recomiendo desde aquí esta obra del escritor cacereño, para todos los que quieran conocer más de Cercas lo que sucedió en la tarde-noche del 23 F.