A propósito de África

octubre 19, 2015

Título:  Los perros de la guerra.

Autor:  Frederick Forsyth.

Editorial: Círculo de lectores.

Este pasado domingo se celebró a nivel mundial lo que en ambientes eclesiales se conoce como el “Domund” o domingo misionero.  Asuntos religiosos aparte, esta y otras colectas similares llevadas a cabo por ONGs de diversa condición, tiene como uno de sus objetivos primordiales ayudar a comunidades indígenas que no levantan cabeza.  Pero hoy como ayer la crítica sigue planteando una cuestión básica:   ¿Cuantos años llevamos enviando dinero a este pozo sin fondo que es el continente africano?  ¿Cual es el problema que impide que a pesar de los esfuerzos bienintencionados pocos hayan sido los países que hayan enderezado su rumbo?

Quizá libros como este permitan recordar que el problema de África, y de algunos otros países en disputa en latitudes diversas, no tienen solución inmediata:  este continente subdesarrollado es rico en materias primas que los avariciosos vecinos del norte envidiamos, y que nos llevará a cualquier tropelía para conseguir los mejores contratos, incluyendo guerras, regímenes derrocados y presidentes títeres.  Por mucho que el pueblo se solidarice con la necesidad de los congéneres más desfavorecidos, mientras no haya un cambio de actitud real entre la clase gobernante, tanto del norte como del sur, seguiremos contemplando el desastre de nuestros hermanos.  La historia que nos cuenta Forsyth no es ciencia ficción:  Forsyth fue parte del M16, cuerpo de espías británicos que manejó información del más alto nivel de cualquier lugar del mundo.

Novela imprescindible para entender la desigual relación norte-sur.

Anuncios

Le collage terrifiant

mayo 22, 2009

Título:  Ébano.

Autor: R. Kapuściński

Editorial:  Anagrama

¿Ha oído usted hablar alguna vez de guerras, pobreza, paludismo, hambre, miseria, ratas, desierto, sida, sequía, apartheid, malaria,  holocausto, exterminio, devastación, dictadura, corrupción, exclavitud, dengue, genocidio, campo de refugiados, discriminación, ébola, plagas, niños soldados, analfabetismo, …?  Terrible collage de términos que nos traen un continente a la cabeza:  África.

Collage Terrible

Sin embargo África da también cabida a un cuadro muy diferente:  naturaleza, praderas, sabana, diamantes, Nilo, leones, baobab, Alejandría, Trópico, Serengeti, Kilimanjaro, selva, minas, faraones, Victoria, jirafas, pirámides, arena, …  bonitos elementos para un buen tapiz.

Kapuściński dedicó parte de su vida a vivir África recorriendo África, y a tejer en este libro, Ébano, un collage a base de estampas cosidas con sangre, sudor, lágrimas, y enfermedades -experimentadas en primera persona-, hablando de la naturaleza humana, y su capacidad destructora sobre una tierra maravillosa.  El autor recorre los caminos africanos mostrando instantáneas de belleza natural, dilapidada casi siempre por la nefasta gestión del h0mbre.  Aunque pudiera parecer que achaca el autor este desastre continental a los administradores previos de los recursos coloniales, nada más lejos de la realidad.  El intrínseco factor humano es la clave para entender la ruina:  si creaciones occidentales como el apartheid, o  el tráfico de esclavos y expoliación de recursos pueden indicar el origen europeo del problema, la nueva etapa autónoma, llena de corrupción y recreación de modelos de explotación humana y genocidio hablan de la continuidad de un régimen arraigado en el corazón del hombre:  mismos hombres, diferente tez.  Miren sino el capítulo en que nos cuenta el autor como los esclavos afroamericanos liberados en norteamérica tras la guerra de secesión, vienen a Liberia para establecerse como amos y explotar el modelo que tan bien conocían, esclavizando a sus paisanos autóctonos.

Pero no todo debe ser pesimismo, el hombre es capaz de la maldad absoluta, y del bien superior.  Si otros modelos han sido posible en otros lugares del planeta -ningún regalo por cierto, sino premio a un esfuerzo titánico-, quizá con más tiempo y ayuda pueda normalizarse una situación tan lamentable.

Collage Africano

Collage Africano

Pero volvamos a los caminos de África, que el autor recorrió como corresponsal Polaco, y a los modos de conducirse del género humano.  Una prueba palpable de que el hombre con determinación puede cambiar su entorno, de manera sencilla pero efectiva es el proyecto Africa@home.  Se trata de un proyecto ausipiciado por el CERN y la Universidad de Ginebra, que pretende dar respuesta -o al menos intentarlo- a algunos de los problemas más acuciantes del continente africano (vean por ejemplo el esfuerzo para encontrar la vacuna contra la malaria).  Pero el proyecto no es una mera imposición europea, por el contrario involucra a profesionales del contiente, profesores y estudiantes.  Precisamente un estudiante de la universidad de Banghi, Eloi Appora, nos contó hace muy poquito en un curso de verano sobre Computación Inteligente Distribuida, como está desarrollando un proyecto que pretende aplicar la tecnología de computación voluntaria para realizar un mapa colaborativo del continente.  Se trata de que cualquier Africano con conexión a internet -no muy frecuente aún- pueda colaborar trazando los caminos que conoce de su entorno, de modo tal que la red completa sirva para cualquier futuro viajero.  Nadie mejor que los nativos para poner su conocimiento al servicio de sus congéneres.

Esperemos que proyectos como estos permitan la colaboración exitosa entre países en diverso grado de desarrollo, y permitan resolver el mal endémico que arraigó hace mucho tiempo en tierras no tan lejanas.