Patrón del Jazz.

febrero 22, 2020

Título:  Coltrane on Coltrane.

Autor:  Chris de Vito (Editor).

Editorial:  Chicago Review Press.

Captura de pantalla 2020-02-22 a las 19.29.31

Debo confesar que no soy fan de los kilométricos solos de Coltrane, esos infatigables ejercicios de improvisación de 45 minutos que en sus últimos años acostumbraba, aunque reconozco su honestidad.  Y también creo que Coltrane debería ser el “Patrón del Jazz”.

Coltrane es admirado hoy como líder indiscutible, revolucionario del jazz de humanidad desbordante.  Y también debería ser reconocido como uno de los pocos que afirmó fuera de toda duda su objetivo último, un objetivo trascendental:  Ser un santo;  Y en ese camino hacia la santidad hacer feliz a los demás.  Creo que consiguió sin duda esto último, y quién sabe si lo primero, que habrá que mantener en cuarentena hasta que se le reconozca el primer milagro.

El libro de hoy recopila lo que Coltrane contó a todo aquel que quiso escucharle, sobre su música, su visión del jazz, de la vida, del mundo… Y es por tanto una ocasión magnífica para conocer a este peculiar músico, y su visión del papel de la música en su vida.

En una de tales entrevistas, que realizó para Michel Delorme el 27 de Julio de 1965, durante el Antibes Jazz Festival, recogida entra las muchas que incluye esta obra, reconocía:  “Mi música es el modo de dar gracias a Dios”.  ¿Puede haber mayor compromiso por el Jazz, que el expresado por un creyente como Coltrane?

Quién sabe si algún día alcance los altares y tengamos así nuestro particular patrón del jazz.

Mientras tanto sigamos disfrutando de su música.  Dejamos aquí enlazado Blue Train, en el que le acompañaron Lee Morgan, Philly Joe Jones, Kenny Drew, Paul Chambers y Curtis Fuller, del disco con el mismo nombre grabado para Blue Note y que afortunadamente se incluye en la colección de grandes del jazz que Blue Note acaba de reeditar en vinilo fiel al original.

 

 


Genios Creativos.

abril 21, 2019

Título:  Origins of Genius.

Autor:  Dean Keith Simonton.

Editorial:  Oxford University Press.

Los buenos libros conducen a otras mil lecturas nuevas.  El camino hacia Origins of Genius lo iniciamos en “Evolución“, tres posts atrás, en el que a su vez nos referimos en 2010 con “La naturaleza del verano“.  Nueve años encadenando lecturas hasta el libro de hoy.

Baste decir que el autor plantea su hipótesis de trabajo desde el comienzo, y posteriormente trata de llenar de argumentos a lo largo de cerca de 300 páginas:  La creatividad tiene un componente “evolutivo” primordial;  pero no en el sentido clásico de cómo los humanos somos lo que somos gracias a la evolución, sino que el propio intelecto humano, su fuerza creativa, y la generación de ideas, tiene un modo de operar similar al evolutivo, con recombinación, mutación prueba y selección.

En palabras del autor:  “Cuando un organismo se enfrenta a un problema nuevo, trata de usar soluciones del pasado, combinándolas o cambiándolas para el nuevo problema.  Pero si el problema es más difícil, entonces hay que descender en una jerarquía de ideas para trabajar con los componentes principales y probar cada vez posibilidad más improbables.  Y así, la nueva solución encontrada será una permutación de componentes pertenecientes a soluciones previas de otros problemas.

Algunas de las conclusiones que presenta sobre el carácter auténtico de un genio creativo son reveladoras:  “Están abiertos a nuevas experiencias; poseen alto nivel de tolerancia a la ambigüedad; buscan la complejidad y la novedad; y son capaces de una atención desenfadada (entiendo que capaces de mirar no sólo el foco, sino adoptar una perspectiva más amplia);  manifiestan un amplio rango de intereses, incluyendo aquellos más alejados de su dominio principal; tienen más a la introversión que la extroversión; y a veces pueden parecer más aislados o antisociales que el promedio;  muestran un alto grado de independencia y autonomía, y suelen rechazar las normas;  aman lo que hacen y muestran entusiasmo, compromiso y energía persiguiendo sus objetivos”.

¿Conocen a alguien que encaje en esta lista?  Quizá hay algún genio creativo más cerca de lo que pensábamos.

Y me permito terminar recordando al que para muchos ha sido un Genio Creativo en el mundo del Jazz -disciplina muy adepta a la evolución, por cierto-, con su Giant Steps, John Contrane, interpretado por el que parece es un nuevo genio en la actualidad:  Joey Alexander.  Imposible no disfrutar viéndole tocar.


Brooklyn

abril 21, 2013

Título:  Llámame Brooklyn.

Autor: Eduardo Lago.

Editorial:  Círculo de Lectores.

Brooklyn me condujo a Eduardo Lago.  El premio Planeta y el título de la obra despertó mi curiosidad.

Aunque las torres gemelas fueron un día identidad de la ciudad de los rascacielos, el edificio Crysler y el Empire State, portada de esta edición, representaron entonces y ahora el símbolo del progreso y la modernidad.  Los grandes edificios y el Art Decó Neoyorkino no pueden dejar indiferente a cualquier persona con una mínima sensibilidad hacia el arte.  Nueva York ha sido escenario y caldo de cultivo de nuevas tendencias artísticas y musicales, y la obra de Lago utiliza en ocasiones algunos grandes nombres como telón de fondo:  desde Coltrane hasta Rothko.

El rocambolesco fluir temporal de la novela, con continuos saltos a medida que se desarrolla la trama, sirve para perder a cualquier lector que no preste la aención debida.  El ejemplar que leí llevaba anotaciones precisas de fechas a lápiz en cada capítulo, que permitieron probablemente al lector previo seguir el hilo de una saltimbanqui trama.

Seguiremos hablando de Brooklyn y de Nueva York.  El influjo de la gran urbe ha seducido a muchos, incluyendo a nuestro celebrado Delibes, y seguirá haciéndolo en las nuevas generaciones.  Y la música fraguada en la gran manzana bien merece un homenaje.  Disfruten de My Favorite Things, en la versión de Coltrane.