Terror cósmico

octubre 18, 2013

Título:  En las montañas de la locura.

Autor:  H. P. Lovecraft.

Editorial:  Alianza Editorial.

 

Desde el pasado 4 de Octubre, y hasta el próximo día 26 de Enero, los afortunados turistas de viaje en Nueva York, tendrán la oportunidad de visitar, junto al resto de emblemáticos lugares de la gran manzana, y siempre que Republicános y Demócratas al fin lleguen a un acuerdo, una interesante exposición asociada al mundo literario con título significativo:  “Edgar Allan Poe:  Terror del Alma”.  La muestra pretende ofrecer un variado catálogo de objetos pertenecientes a uno de los autores más conocidos de la literatura norteamericana.  Una serie de vitrinas en la Morgan Library permite al curioso indgar en la correspondencia íntima del autor.

Edgar Allan Poe

Hasta nuestros más descastados jóvenes lectores, sienten una misteriosa atracción por los relatos siniestros de un escritor, que por otra parte tocó la poesía, la novela -inolvidable su Arthur Gordon Pym-, y el cuento, en el que volcó su maestría.

Muchos han buscado en las fuentes de Poe para buscar temáticas, tono y estilo narrativo.  Poe marcó una ruta que muchos después han transitado y expandido.  Como reconocen en la muestra, la influencia de Poe puede encontrarse, por ejemplo, en El Sabueso de los Baskerville, de Conan Doyle,  El retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde, o el extraño caso de Dr. Jekill y Mr. Hyde, por nombrar sólo algunos imprescindibles.  Yo añadiría Lovecratf, y el relato que hoy nos ocupa.

Calificado como barroco por algunos, aunque podríamos encontrar tintes góticos en sus siniestras historias, la influencia de Poe es patente en su narrativa, como el propio autor parece querer manifestar al citarle en sus relatos.  El libro de hoy incluye en mi opinión una obra maestra:  En Las Montañas de la Locura.

Lo que comienza como una historia de exploración y aventuras, muy en línea con la Esfinge de los Hielo de Verne, y La narración de Arthur Gordon Pym de Poe, se convierte en una macabra aventura de ciencia ficción, cuyo secreto evitaos desvelar por respeto al lector futuro.  Absorvente, impredecible, cruel:  muchos son los calificativos que podríamos asociar a esta historia corta, que me han permitido tomar contacto con el terror cósmico que Lovecraft nos propone.

Sirva esta terrorífica historia de Lovecraft como pretexto para pasar un buen rato.

 


Magos

mayo 28, 2013

Título:  El tren especial desaparecido.

Autor:  Arthur Conan Doyle.

Editorial:  Aguilar.

Conan Doyle fue maestro del suspense;  y aunque su personaje estrella no hace acto de presencia en este relato corto, su capacidad para atrapar al lector en intrigas variadas se manifiesta a lo grande en esta pequeña historia.

Arthur Conan Doyle

La sociedad actual está llena de escamoteadores: magos capaces de birlar lo ajeno y quedarse tan frescos;  Chantajistas que aprovechan posiciones privilegiadas para sacar partido; prestidigitadores que hacen desaparecer sin dejar rastro cantidades en metálico gigantecas.  Tal como en la historia de hoy:  un tren especialmente fletado para un cliente se volatiliza, incluida locomotora, tender, vagón de pasajeros…  Todo.  Nada.  Partió de una estación origen hacia su destino.  Una sola vía por la que transitar, y se esfumó.

El tren especial desapareció por un motivo.  Hubo una época en que los malechores acababan en una caja de pino o entre rejas de acero.  Hoy es todo mucho más incierto, y los ladrones de guante blanco se pasean, de momento, por los noticieros.  No sabemos cuánto tiempo les durará la magia.


Desapariciones

abril 2, 2011

Título:  El tren especial desaparecido

Autor:  Sir Arturh Conan Doyle

Editorial: Aguilar

Hace unos cuantos días nos recordaba google el aniversario de Houdini.  Houdini alcanzó fama como mago por su capacidad para liberarse de ataduras inverosímiles, y aunque la leyenda dice que murió en uno de sus intentos, la realidad fue más prosaica:  una apendicitis descuidada lo llevó a su amarre definitivo:  la tumba.

Este pasado jueves reuníamos a padres y madres de los chavales que han comenzado a trabajar en el school of computing, y comparábamos la magia y la ciencia, y la capacidad de los infantes para aplicar el método científico -prueba y error- para descubrir la magia del mundo en el que viven.  Nada más natural para un bebe que aplicar sus sentidos a todo lo que les rodea, y probar las leyes de la física aventando sin compasión cualquier objeto a su alcance.

También la gravedad y su voluntad para atraer objetos tiene su razón en esta obra que hoy traemos al blog.

El Tren Especial desaparecido

Hace ya varias décadas, Aguilar decidió ofrecer a sus lectores, a precio de saldo, algunos de los mejores relatos cortos de los escritores más señalados.  Los libros, de buena factura técnica y cuidada portada, ofrecían a los lectores, además de las narraciones, una introducción sobre el autor.  Para Conan Doyle, no podía ser de otro modo, discuite su relación de amor/odio con el personaje que le eclipsó:  Sherlock Holmes.

Los relatos contenidos en este ejemplar, no obstante, son ajenos a las andanzas del detective violinista.  Pero mantienen la intriga absorvente habitual en las historias del detective.

La contraportada del libro nos dice:  “El 3 de Junio de 1890 dos caballeros con evidente impaciencia acuden a la estanción de ferrocarril de Liverpool para que se les acondicione un expreso especial a aLondres.  El tren partió a ls 4 y 31 exactamente.  Nunca llegó a su destino.”

Ni Houdini, ni el moderno Coperfield lograrían algo tan notorio.  O quizá sí.  Ahí les dejo el relato, para que lo disfruten.