Hermoso

febrero 18, 2018

Título:  Pero Hermoso.

Autor:  Geoff Dyer.

Editorial:  Random House.

erh28733

Dicen que es uno de los escritores de no-ficción más importantes en la actualidad.  Ganador de múltiples galardones literarios, diría yo que el lector se encuentra en esta sucesión de relatos, que más parecen bolos de sus protagonistas que historias con desenlace, con un amante del jazz, pues no habría podido de otro modo componer este libro que novela episodios, conocidos unos más que otros, de la vida de los artistas que retrata.

Imagina Dyer qué pudo suceder a Young, Monk, Ellington, Pepper … en su peregrinaje musical y existencial, poniendo en manos del lector historias plausibles, experiencias vitales de los grandes del jazz, tamizadas por una prosa exquisita y veraz que permite al lector sumergirse en la vida de estos músicos y su época, décadas de los 40, 50 y 60, y que recuerdan al modo en que Scott Fitzgerald con sus historias nos zambulle en los locos años 20.

Siendo escasa la literatura de ficción en torno al Jazz, “Pero Hermoso” será un clásico en las décadas venideras, y figurará en la biblioteca de cualquier interesado por el género.

 


Canal de Jazz

octubre 2, 2009

Título:  The Building of The Panama Canal in Historic Photographs

Autor:  Ulrich Keller

Editorial:  Dover

Los comienzos del siglo XX fueron asombrosos.  Y el final del XIX.  Algunos se maravillan de los prodigios actuales de las nuevas tecnologías.  Echen un ojo a lo que hicieron los visionarios de entonces.

Mientras el hombre se debatía entre la vida y la muerte para abrirse camino en Panamá, nacieron los que a la postre abrirían una brecha profunda en la historia de la Música.

Hace 100 años llegaron de visita tres genios que colaborarían en la revolución del Jazz:   Ben Webster, Lester Young y Benny Goodman. Sin ellos, la música del siglo XX hubiera sido otra.

Mientras tanto, un buen grupo de osados ingenieros luchaban por abrirse camino en la vida, y en la naturaleza.  Lo que para el equipo Francés dirigido por Lesseps fue un rotundo fracaso, fundamentalmente económico, el empeño Americano permitiría a la postre convertir en éxito empresarial.  Y Lesseps venía precedido por el Canal de Suez.

También en aquella época, algunos como Goodman luchaban por salir de la pobreza.  Nacido en los barros bajos de Chicago, logro que la fuerza del viento madera soplara en su niñez para salir a flote del profundo estrato social en que vivía.  Aún no tocaba su clarinete cuando el Canal de Panamá era inaugurado.

Canal de Panamá

Canal de Panamá

Pero el Canal de Panamá se llevó por delante más de 22.000 vidas humanas.  Fue la estrategia americana la que finalmente produjos sus frutos:  Una lucha sin cuartel contra el portador de la fiebre amarilla, el mosquito que tuvo en jaque a la expedición francesa en sus años de pesadilla;  un excelente sistema de transporte ferroviario construido ad hoc para la evacuación de escombros y finalmente, una idea acertada de cómo construir el canal, mediante  exclusas escalonadas a lo largo del recorrido.

Podemos imaginar la opulenta travesía de algún crucero de lujo cruzando el Canal a principios del siglo XX, repleto de turistas curiosos.  Probablemente alguna Big Band inspirada en la música de los maestros del Jazz amenizaría las noches de mar.

Es una suerte que compañías como Iberia, que cubren con regularidad el camino a Panamá, se hayan acordado en este año de Centenario de los maestros Webster, Young y Goodman.

No pierdan ocasión de viajar a Panamá, contemplar el prodigio de la obra, y escuchar a los grandes del Jazz en el Canal musical de Iberia.